Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido

Construcciones como la sede de la Policía Nacional, el desaparecido Hotel Granada, el Edificio Cubillos –considerado el primer rascacielos de Bogotá gracias a sus ocho pisos–, el Teatro San Jorge o el remate final del Capitolio Nacional, recobran su protagonismo.

Bogotá D. C., 23 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

El edificio que hoy acoge al Museo de la Policía Nacional es obra del arquitecto Alberto Manrique Martín.

Los arquitectos de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX solían combinar actividades como constructores y servidores públicos.

El Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. es coeditor de la obra.

El papel de Alberto Manrique Martín resultó fundamental en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

La portada del libro es una acuarela de Alberto Manrique Martín.

La consulta del archivo de Alberto Manrique Martín fue fundamental para la edición del libro.

Estas son algunas de las edificaciones más representativas del destacado ingeniero bogotano Alberto Manrique Martín (1891-1968), cuyo legado se fue perdiendo por cuenta del impulso modernizante y de renovación absoluta que tuvo Bogotá a partir de 1950. 

Con la publicación del libro que lleva su nombre comienza una tarea que procura rescatar el legado de arquitectos emblemáticos que había quedado en el olvido. 

El coautor Leopoldo Prieto, estudiante del Doctorado en Arte y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), destaca que “construir tres edificios durante un mismo periodo (1930-1940) sobre la Avenida Jiménez –que para entonces era la vía más importante de la capital y con el metro cuadrado más caro– da buena cuenta de la relevancia de la obra de Manrique”. 

A pesar de estos hechos tan significativos, durante el periodo siguiente se consideró –de manera equivocada– que este estilo era un paso previo, o de simple transición, a lo que se consideraba como “una buena arquitectura”, lo que dejó de lado a arquitectos que hoy se conocen justamente como “de transición”. 

“La presencia de la arquitecta y crítica Silvia Arango en este libro resulta muy importante, en la medida en que existe una postura autocrítica que implica una revisión, en la que se reconoce que esta arquitectura va más allá de una simple transición”, destaca el profesor Luis Carlos Colón, otro de los autores de esta edición. 

De hecho, aunque todavía se discuten los aportes de la obra de Manrique Martín a la arquitectura, no cabe duda de que su valor histórico es trascendental y muy representativo de diversos estilos y periodos, desde el clásico y neoclásico, hasta un tipo de arquitectura moderna y geometrizante que guarda algunas similitudes con el Art Déco. 

Arquitecto, empresario y profesor 

Alrededor de los años treinta los arquitectos estudiaban primero cuatro años de ingeniería civil para luego cursar otros dos, como especialización, de tal manera que podían ser considerados miembros de una élite de intelectuales con poder de decisión. 

Aunque Manrique Martín es más ingeniero que arquitecto, jugó un papel destacado en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos. La profesión ya había sido reconocida como tal hacía más de un lustro en otros países de Latinoamérica. 

También llama la atención que, al igual que muchos otros colegas de su tiempo, supiera combinar su papel de arquitecto, empresario y profesor, de tal manera que a pesar de ser una persona muy conservadora trabajaba para millonarios judíos como Leo Kopp y participaba en proyectos de vivienda para la clase media, por eso hay vestigios de su obra por toda la ciudad. 

Aunque a partir de la década de los años cuarenta Bogotá comienza a crecer de forma muy azarosa haciendo evidentes las dificultades típicas respecto a las desigualdades en el acceso a los servicios y el transporte, Manrique Martín busca contribuir a mejorar este principio de caos en su calidad de ingeniero topógrafo, además de socio de algunos urbanizadores, cuyo papel será determinante en el trazado de barrios obreros. 

El profesor Colón también reconoce la importancia que jugó el ingeniero en el embellecimiento del espacio público, a partir de la siembra sistemática de árboles y la disposición de nuevos monumentos. 

De autoría de Leopoldo Prieto, Silvia Arango, Jorge Ramírez, Luis Carlos Colón, Lena imperio, Hugo Delgadillo y Fernando Carraco, el libro Alberto Manrique Martín es producto de una coedición entre la Sociedad Colombiana de Arquitectos, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y el Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. (Gistal). 

La obra puede ser adquirida en el estand de la Editorial de la U.N. ubicado en el Pabellón 3, nivel 2 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, Filbo 2018.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 470

Otras noticias

En Colombia es posible importar productos como el plasma, pero no se puede exportar. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Salud

mayo 10 de 2021

Uso del plasma afronta retos jurídicos en Colombia

Desafíos como determinar si al donante se le da alguna retribución, la...

Intercambio de alimentos o pago en especies fueron las estrategias para ayudar a mitigar el impacto alimentario y nutricional. Foto: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

mayo 10 de 2021

Solidaridad y tejido social, la principal arma contra el conflicto

Intercambio de alimentos entre familias, pagos en especies, apoyo emocional y...

Política & Sociedad

mayo 10 de 2021

Cómo dar malas noticias en tiempos de pandemia

La manera de transmitir noticias inesperadas influye en cómo estas se procesan....

Wilder Agudelo, coordinador funcional Reto 5. Fotos: equipos de trabajo de la Sede Palmira.

Educación

mayo 10 de 2021

Laboratorios de cocreación, una experiencia para replicar

Articulados con la División Nacional Universidad Laboratorio (UNALab) que forma...

A la izquierda un fragmento de concreto reciclado y a la derecha un fragmento de mortero fabricado con ese residuo. Fotos: José Romero.

Medioambiente

mayo 10 de 2021

Del concreto reciclado se obtendría un mortero más durable

Los residuos de construcción y demolición ahora se podrán usar como base para...

El cultivo de caña de azúcar se aprovecha para la agroindustria de azúcar y la de panela. Foto:SAID KHATIB / AFP.

Desarrollo Rural

mayo 07 de 2021

Cultivadores de caña deben conservar los controladores biológicos

El exceso de prácticas de manejo agronómico –como aplicaciones de fertilizantes...

La materia prima de las bebidas alcohólicas suelen ser cereales como cebada, maíz, centeno o tubérculos como la papa, y frutas. Foto: Brandon Pinto - Unimedios

Salud

mayo 07 de 2021

Bebidas alcohólicas, fuente de calorías vacías

Aunque es común oír que una copa de vino o una cerveza son buenas para la...

Sabaleta capturada en Guabas, con las mediciones necesarias para la investigación. Fotos: archivo Edilma Vélez.

Medioambiente

mayo 07 de 2021

Sabaleta de Buenaventura, una especie sin identificar

La especie que habita en la zona del río Sabaletas de este puerto del Pacífico,...

Las pruebas demostraron que ante una racionalización, la gente no deja de ir al Centro sino que busca otros sistemas más rapidos para transportarse. Foto: Unimedios

Ciudad & Territorio

mayo 07 de 2021

Racionalizar el tráfico, más efectivo que cobrar por congestión en Medellín

Aunque desde hace varios años en Medellín se discute la posibilidad de cobrar...

Las personas con discapacidad auditiva se pueden ver afectadas por el uso de esta herramienta vital en la pandemia. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

mayo 07 de 2021

Tapabocas limitarían comunicaciones interpersonales

Las partes media e inferior de la cara, que según distintos estudios permiten...