Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Plan Retorno de la UNAL Sede Amazonia contribuye al desarrollo regional
Educación

Plan Retorno de la UNAL Sede Amazonia contribuye al desarrollo regional

    Facilitar opciones de práctica a los estudiantes en sus regiones de origen y permitir que los de otros territorios conozcan y aporten a la Amazonia desde su pasantía con grupos de investigación, dependencias y organizaciones de la región, son posibilidades que ofrece el Plan Retorno.

     

    Se trata de un complemento para el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama), al permitir que se cumpla con la tercera etapa, para que los estudiantes que ingresaron por esta modalidad retornen a sus regiones y desarrollen prácticas en temas acordes con las necesidades y características locales, aportando al desarrollo de la región.

    Este Plan, implementado en la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Amazonia desde 2015, ha vinculado 84 estudiantes de diferentes sedes, 58 de Bogotá, 8 de Medellín, 7 de Manizales, 10 de Palmira y 1 de la Orinoquia.

    “El Peama permite integrarse con toda Colombia en una sola Sede, un fascinante intercambio cultural”, señala Norberto Andrés Vega Suárez, beneficiario del Peama y graduado como ingeniero ambiental el 30 de abril de 2021 en la UNAL Sede Palmira.

    “El retorno es vital, al regreso uno ve todo lo que está bien en su región para mejorarlo e impulsarlo, y todo lo que está mal para corregirlo”, agrega el ingeniero de la UNAL, quien ingresó a la Sede Amazonia en el periodo 2015-I a estudiar Ingeniería Ambiental. En el primer semestre de 2016 se trasladó a la Sede Palmira para completar su formación profesional, siempre con la convicción de realizar la práctica en su ciudad natal, Leticia.

    La movilidad a una de las sedes andinas para completar el ciclo de estudios según el programa elegido es una de las bondades que Norberto destaca del Peama, porque le permite al estudiante salir de su entorno y tener puntos de comparación con la situación de su región. Una vez su forma de ver la realidad se ha ampliado, regresa con la intención de ayudar a resolver problemas propios de Leticia y de la Amazonia en general.

    Recuerda además que “tuve la oportunidad de conocer en Caluce, corregimiento de Palmira, un acueducto rural gestionado por la comunidad, que se apropió de su territorio y hacía educación ambiental y para el acueducto. A los jóvenes los llevaban hasta la bocatoma y les explicaban el proceso de captación de agua, los filtros por donde pasaba, el recorrido que hacía desde el afluente hasta llegar a sus casas. Esto les permite visualizar todo el trabajo que hay detrás y apropiarse más del proyecto”.

    Fue así como empezó a pensar en las posibilidades de implementar ideas y soluciones en Leticia a su regreso. “Ese trabajo comunitario, esa sensibilización comunitaria, es lo que necesita Leticia; puede que retornemos cada vez más profesionales, pero igual somos pocos comparados con toda la población, y si esta no está sensibilizada con ese cambio de pensamiento no pasará nada”, añade.

    Aunque es consciente de que Leticia es más extensa que Caluce, sabe que la raíz de los problemas es la misma y que las organizaciones comunitarias pueden sumar hasta tejer una red que logre un impacto general en la región. “Si se hacen las cosas a pequeña escala y se replican se tendrían grandes impactos sobre la comunidad en cuanto a mejoras. Organicémonos por barrios y que cada uno haga su propio trabajo comunitario, que sean muy solidarios entre ellos, esto es lo que falta en Leticia, más unidad”, subraya.

    Por último, resume su experiencia Peama y Plan Retorno así: “uno no puede ver la burbuja desde adentro, tiene que salir para verla bien, tener un punto de comparación, hay que verla desde afuera en una forma holística”. 

    Su regreso de Palmira a Leticia se dio en 2020, cuando realizó su práctica profesional en el proyecto “Estructura poblacional y carácter invasor de la palma africana (Elaeis guineensis) dentro del campus de la UNAL Sede Amazonia” con la tutoría de las docentes Eliana María Jiménez Rojas, magíster en Estudios Amazónicos, y Ángela Inés Guzmán Alvis, magíster en Ciencias con énfasis Biología Marina.

    Además tiene convenio con diferentes organizaciones como Corpoamazonia Leticia y Mocoa, Parque Nacional Natural Amacayacu, Parque Ecológico Mundo Amazónico, Cabildo de Pueblos Indígenas Urbanos del Amazonas y Asociación de Cabildos Indígenas del Trapecio Amazónico, entre otras.