Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Nuevas líneas de cables aéreos mejorarían bienestar de los manizaleños
Ciudad y Territorio

Nuevas líneas de cables aéreos mejorarían bienestar de los manizaleños

    Cuando entren en funcionamiento las tres nuevas líneas de teleféricos aéreos, que conformarían el “Diamante del Teleférico Aéreo”, un viaje que hoy tarda alrededor de 40 minutos, se reduciría a casi la mitad.

    En la actualidad, el sistema de teleféricos aéreos de Manizales cuenta con dos líneas: la primera conecta el Distrito Central de Negocios con la Terminal de Transportes, y la segunda, al Terminal con el municipio de Villamaría (a 2 km de Manizales).

    Con el nuevo sistema también se reducirían hasta en un 21 % las emisiones de dióxido de carbono en ciertas zonas de la ciudad, lo cual mejorará la calidad de vida de la población, en especial de los estratos 1, 2 y 3.

    Estas estimaciones son el resultado de la aplicación de un modelo de accesibilidad geográfica que mide el potencial de acceso a oportunidades en un medio de transporte desde un origen hasta un destino, y por medio del cual se evaluó la relación entre el transporte en cable aéreo y el privado.

    El estudio fue adelantado por los ingenieros civiles Erick Jiménez Riaño y Diego Alexander Escobar García, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, y el ingeniero industrial William Ariel Sarache Castro, profesor de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura.

    Los investigadores señalan que “las dos líneas del cable aéreo transportan hasta 8.500 pasajeros diarios, lo que representa el 1,2 % de los viajes de la ciudad (713.774 viajes), y el 88 % de la emisión en términos de transporte es generado por vehículos privados, por lo que esta es una gran oportunidad para seguir apoyando proyectos orientados al uso de energías limpias y a la movilidad activa”.

    Explican además que “para el estudio del total de viajes (713.774) se analizaron 200.000 con influencia del cable aéreo, y se encontró que el 23,4 % de estos utilizan dicho sistema de transporte. Al implementarse el Diamante del Teleférico Aéreo, estos aumentarían a 17.162 viajes diarios, que representa el 2,4 %”.

    Así mismo, con la implementación del sistema se reducirían las emisiones de dióxido de carbono, que pasarían de 976.472 (hoy) a 88.711 toneladas de dióxido de carbono al año (9,08 % menos).

    “Este avance es posible gracias a que los sistemas de cable aéreo utilizan electricidad para su funcionamiento y no emiten gases efecto invernadero a la atmósfera”, destaca el especialista Jiménez.

    Viajes en el Cable

    La tercera línea del cable aéreo comprenderá Cámbulos – Fátima – Palogrande, con estaciones intermedias en el Parque de la Gotera.

    La cuarta línea conectaría el sector del Cable con barrios como Solferino y Bosques del Norte, y la quinta llegará al centro de la ciudad con la Ciudadela del Norte y barrios como San Sebastián, Bosques del Norte y Solferino.

    El ingeniero Jiménez menciona que “en este momento, una persona que se desplace del Distrito Central de Negocios a la Ciudadela Norte tarda 40 minutos en llegar, pero con la entrada en funcionamiento del Diamante del Teleférico Aéreo se movilizará en apenas 14 minutos, con un costo de 2.300 pesos el pasaje, que no es alto”.

    Con respecto a la accesibilidad, la aplicación del modelo mostró que el mayor impacto se vería en los lugares aledaños a las nuevas estaciones, y se beneficiarían 344.729 personas de estratos 1, 2 y 3”.

    El investigador afirma que su trabajo surgió por la ausencia de estudios relacionados con cables aéreos y la falta de medición de estas nuevas líneas para la ciudad.

    “Los resultados permitirían planificar de manera estratégica proyectos tan importantes como los del Diamante de Cables Aéreos evaluados y serviría como una herramienta que se puede aplicar en proyectos similares en otras ciudades”, concluye.