Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Jóvenes indígenas lideran recuperación de la lengua yauna
Artes y Culturas

Jóvenes indígenas lideran recuperación de la lengua yauna

    Mediante prácticas cotidianas y tradicionales, como hacer casabe (torta de yuca brava) o pelar yuca, la comunidad indígena de Puerto Cordillera, en el Resguardo Indígena – Parque Nacional Natural Yaigojé Apaporis, diseña estrategias didácticas para aprender y enseñar su lengua yauna, que dejó de hablarse hace varios años.

    Los jóvenes de la comunidad indígena han tomado liderazgo en este proceso de recuperar la lengua en desuso, por medio de consejos dados a los mayores (padres, tíos, y abuelos) sobre cómo se debe aprender y enseñar el yauna.

    Así lo evidencia el trabajo de grado de Joan Sebastián Gutiérrez Rodríguez, lingüista de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien, junto con investigadores de Puerto Cordillera, analiza diferentes aspectos de la ecología lingüística de aprendizaje de la lengua para crear estrategias que mejoren y faciliten su aprendizaje.

    Su investigación fue merecedora del segundo lugar en los Premios Otto de Greiff, y nace desde el proyecto de extensión solidaria “Hacia la revitalización del yauna en Puerto Cordillera”, liderado por la profesora Ana María Ospina, del Departamento de Lingüística, en el cual han venido participando distintos estudiantes desde hace varios años.

    “Ese análisis se planteó a través de una etnografía colaborativa con otros tres investigadores de la comunidad –Emily Letuama, Óscar Yauna y Lina Tuyuca– con quienes queríamos tener una visión propia y local de cómo aprende y enseña la gente, para que a partir de esta pudiéramos generar principios didácticos basados en la vida cotidiana”, cuenta el lingüista.

    Señala además que “esta exploración se dio en diferentes escenarios típicos, como preparar casabe. Fuimos a la casa de Lina, en donde conversábamos alrededor de lo que se necesitaba para aprender y enseñar a hacer casabe, lo mismo pasó con la experiencia de pelar yuca, y esas conversaciones nos ayudaron a entender cómo aprenden y enseñan las personas en su vida cotidiana, y trasladarlo al aprendizaje de la lengua yauna”.

    Según el investigador, “el proceso de recuperación de la lengua se basa en metodologías de enseñanza y aprendizaje por fuera de las maneras tradicionales y que generalmente ocurren en salones de clases con un docente como protagonista. Aquí se busca que el aprendizaje surja de la inmersión y de una forma más natural e informal”.

    “Aunque no hemos podido volver a la comunidad por la pandemia, después de nuestro trabajo comunitario entre la UNAL y el pueblo indígena, la lengua se está aprendiendo a partir de juegos, dinámicas y actividades que buscan un aprendizaje en contextos informales, con el uso de formas que tratan de alejarse de las metodologías escolares tradicionales”.

    Recuperación de la lengua yauna

    Según relata el lingüista, hace mucho tiempo el pueblo Yauna tuvo enfrentamientos con grupos aliados que llevaron a la pérdida de su lengua yauna. Sin embargo, vieron la necesidad de volver a su territorio ancestral y aprender su lengua en el marco de su reivindicación étnica.

    Con el apoyo de la profesora Ospina empezaron un proceso para volver a aprender su lengua, que tiene tres variedades: yauna, letuama y tanimuka, similar a lo que ocurre con el español, que aunque es la misma lengua tiene variaciones en Colombia, Chile o España.

    “A raíz de un contacto inicial con la profesora Ospina se presenta un proyecto de extensión solidaria en el cual se trabaja todo el proceso de investigación lingüística de base comunitaria, en el que las personas planean cómo van a aprender la lengua, con quiénes y cuáles son las metas de aprendizaje, entre otros, y allí es donde entro a colaborar junto a Óscar, Lina y Emily”, comenta el lingüista de la UNAL.