Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Improvisación musical facilita integración social de jóvenes infractores
Política y Sociedad

Improvisación musical facilita integración social de jóvenes infractores

    Gracias a actividades como tomar una canción y cambiarle la melodía o la letra, 36 jóvenes entre los 14 y 26 años, pertenecientes al Sistema de Responsabilidad Penal de Bogotá, aprendieron a interactuar de manera más positiva.

    El propósito del trabajo de Ana María Rodríguez Barreto para la Maestría en Musicoterapia de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), adelantado en la Institución YMCA sede Bogotá, del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), era evaluar si la musicoterapia les servía a los jóvenes a mejorar sus relaciones interpersonales y con ello resignificar su proceso de sanción y reintegración a la sociedad.

    Cuando un joven comete un delito entra a un sistema diferente al de los adultos, en el que, según la gravedad, tendrá sanciones que van desde la amonestación –que consiste en prestar servicios a la comunidad– hasta la libertad asistida, y por último la privación de la libertad, todos sancionados por un juez.

    “En la investigación trabajamos con muchachos que se encontraban en la modalidad de prestación de servicios a la comunidad. La mayoría habían cometido delitos sexuales o habían sido amonestados por hurto y daño a servidor público, y para muchos era la primera vez que cometían un delito”, anota.

    La prestación de servicios consiste en que los jóvenes reparen el daño que hicieron, por lo que deben cumplir unas horas de servicio comunitario y también con la asistencia al abordaje psicosocial.

    Con las herramientas de la investigación acción participativa, ellos tuvieron una voz activa en el proceso. “Querían conocerse mejor con sus compañeros, perder la timidez al hablar, expresarse sin miedo a la burla, divertirse y encontraron en la música la forma de hacerlo”.

    Después, mediante los cuatro métodos que ofrece la musicoterapia: composición, improvisación, método receptivo y recreativo, hicieron nuevas versiones de canciones, lo que les exigió ser más receptivos y creativos al momento de imaginar situaciones o buscar sonidos.

    En este proceso se logró potenciar la capacidad de agenciamiento de los jóvenes, “que consiste en que la persona se haga responsable y cargo de su vida; en la medida en que ellos logran asumir sus responsabilidades y tomar decisiones en estas terapias, es algo que se extrapola en el resto de su vida”.

    Luego de 26 sesiones con una duración de dos horas cada una, el resultado fue tres productos musicales, que se grabaron de manera semiprofesional.

    “Una de las canciones se llama Relatos de una juventud, y por medio de ella los participantes expresaron sus frustraciones en una canción de rap. También se evidenció que la canción de Canserbero, ¿Y la felicidad qué? resonó mucho en ellos y al cambiarle la letra tuvieron una oportunidad de acceder a otras formar de pensar sus vidas”, asegura.

    Según la magíster, con las sesiones los jóvenes empezaron a tratarse con más confianza, tranquilidad y a expresar sus ideas y puntos de vista de una manera adecuada.

    “El hecho de que ellos mismos reconozcan en la música un canal que sirve para encontrarse con otros, es un aporte que se debe seguir trabajando y la recomendación es que este tipo de estudios se sigan haciendo”.

    Asimismo, con el uso de instrumentos musicales, los jóvenes expresaron mayor facilidad para conocerse entre ellos y encontraron en la música un puente de comunicación con los demás.

    Para la magíster, con el desarrollo de este tipo de intervenciones se puede prevenir que haya más jóvenes vinculados al Sistema de Responsabilidad Penal y que los que ya están eviten recaer en una conducta delictiva.

    La musicoterapia es una disciplina muy reciente y poco explorada en Colombia, por lo cual, desde la UNAL, los investigadores y profesionales que trabajan con las comunidades se han dado cuenta la importancia y la necesidad de sacar este tipo de intervenciones de las instituciones y llevarlas hasta múltiples espacios fuera de lo clínico.