Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Grasas trans: enemigo silencioso de la salud
Salud

Grasas trans: enemigo silencioso de la salud

    Estas son utilizadas por la industria para darles mayor durabilidad y sabor a los productos, pero son grasas de mala calidad nutricional, no solo porque no aportan ningún beneficio para la salud, sino porque además son precursoras de las enfermedades que cada vez impactan más a los sistemas de salud en el mundo.

    Además de aumentar el colesterol malo, las grasas o ácidos trans reducen el bueno, dando como resultado la acumulación de colesterol en las arterias, causante de obesidad, diabetes tipo 2, accidentes cerebrovasculares y afecciones cardiacas, principal motivo de muertes en el mundo.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha demostrado los efectos nocivos que produce en el cuerpo humano el consumo de grasas trans y saturadas, causando la muerte de más de 500.000 personas al año por enfermedades cardiovasculares, a la vez que pueden generar otras enfermedades como el cáncer y aumentar la cifra de personas que sufren de sobrepeso.

    El nutricionista Jhon Jairo Bejarano Roncancio, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, explica que “las grasas son importantes para la dieta de cualquier ser humano y se clasifican en líquidas y aceites. Las grasas trans son aquellas que se elaboran de forma industrial al convertir aceite líquido en grasa sólida, mediante un proceso conocido como hidrogenación”.

    “Este mismo proceso se evidencia cuando se recalienta el aceite para fritar algún alimento (papas, patacones, chicharrones, entre otros), en las ventas ambulantes y en la industria alimentaria.

    ¿Cómo actúan las grasas trans?

    El profesor Bejarano menciona que las grasas trans son nocivas porque con su ingesta el organismo se vuelve más lento para absolverlas, estas se convierten en placas que se anidan en las arterias que están más cerca al corazón (encargadas de llevar sangre y oxígeno).

    Para evitar las enfermedades cardiovasculares es importante “prevenir el sedentarismo, la mala alimentación, el estrés, el tabaquismo y el alcohol”, afirma el especialista.

    “Además se debe tener una dieta alta en consumo frutas, verduras y alimentos ricos en fibra (linaza, salvado de trigo, entre otros), lo cual hace que el colesterol bueno y el malo se mantengan en su nivel y se prevengan posibles taponamientos de las arterias”, resalta.

    Normatividad

    Desde 2012 el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia tiene a su cargo la regulación a las diferentes empresas o industrias que generan este tipo de productos.

    La Resolución 2508 de 2012 y la Ley 2021 del 2021, o “ley de comida chatarra”, determinan que todo alimento envasado que contenga grasa trans mayor a 0,5 g por porción deberá presentarlo en la tabla nutricional, para informarle al consumidor sobre lo que está comiendo.

    “Al ser visible esta etiqueta y obligatorio el uso de sellos de advertencia, el consumidor podrá identificar si el producto es alto en calorías, sodio, grasas y azúcares, y elegir si lo come o no, es decir que cada uno tendrá autoridad y autonomía para decidir sobre su dieta, si es saludable o no”, resalta.

    Los alimentos ultraprocesados, como los paquetes de las máquinas expendedoras, productos de panadería, repostería, alimentos congelados, galletas, comidas rápidas y papas fritas, entre otros, están elaboradas a partir de grasas trans.

    “Aunque podemos consumir grasas trans de vez en cuando, no se pueden volver parte de nuestra dieta diaria”, concluye.