Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Granja experimental de la UNAL Sede Orinoquia le apuesta a la sostenibilidad
Medioambiente

Granja experimental de la UNAL Sede Orinoquia le apuesta a la sostenibilidad

    Por medio del manejo de sus residuos orgánicos, la Granja Experimental El Cairo, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Orinoquia –certificada por el ICA–, busca alcanzar la sostenibilidad agropecuaria, de producción y económica, generando mejoras en la seguridad alimentaria de la región.

    La Granja, un referente para Arauca y la Orinoquia por sus procesos basados en los principios de la economía circular, es un proyecto de investigación y extensión que promueve el desarrollo de estrategias en el uso de residuos, que puedan ser transferidas a las comunidades a través de las experiencias de investigación o pasantías de los estudiantes.

    Desde 2018 la UNAL Sede Orinoquia tiene un convenio internacional vigente con el Programa Mundial de Alimentos (WFP), a lo largo del cual ha ejecutado más de 20 proyectos en seguridad alimentaria y nutricional implementando procesos similares que se trabajan en la Granja, lo cual ha permitido que se ejecuten 3.300 millones de pesos para el departamento, impactando a más de 12.000 personas y vinculando a 28 egresados del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama) de la Sede.

    Los productores asociados o vecinos de la región visitan la Granja para conocer las últimas innovaciones en el manejo agroecológico de la región, como el control de enfermedades en el maracuyá con el uso de aceites esenciales, entre otras sustancias, pensando en que un día no muy lejano sus fincas, parcelas o haciendas se conviertan en granjas productivas y sostenibles.

    La ingeniera agrónoma de la UNAL Ana María Romero Hernández, coordinadora del proceso de Extensión de la UNAL Sede Orinoquia, afirma que “en la labor de cooperación internacional se ha logrado hacer transferencia de tecnología a las comunidades vulnerables generando mejoras en la seguridad alimentaria con producción sostenible”.

    Destaca además que “dos de los sistemas productivos (moscas soldado y biogestor) son propuestas realizadas por estudiantes durante sus prácticas. Nosotros apoyamos la innovación y la practicidad de las propuestas”.

    En la Granja, los residuos orgánicos se reciben, pesan y separan para –después de pasarlos por un proceso– trasladarlos al sistema correspondiente: lombricompost, mosca soldado o biodigestor.

    El biocompost es realizado por lombrices rojas californianas: 1,5 kg de ellas pueden descomponer 15.000 kg de residuos orgánicos. Estas lombrices desarrollan metabolitos secundarios, los cuales se utilizan como bioestimulante en las plantas y la producción de abonos sólidos y líquidos.

    La mosca soldado sirve como fuente de suplementación animal para los sistemas pecuarios. La larva tiene un alto contenido nutricional, con un 43 % de proteína, 34,2 % de grasa y otros nutrientes, lo que hace que los animales alimentados con esta especie reduzcan el consumo de concentrado, y con ello los costos de producción.

    El biodigestor es un sistema con el que se puede obtener gas en regiones donde sus pobladores deben utilizar el gas domiciliario, de alto costo y riesgo por su manipulación. En este caso, 1 k de residuos orgánicos produce 500 litros/día de gas. La iniciativa se podría implementar en la comunidad y la región como posible solución al abastecimiento de gas.

    Modelo sostenible

    La Granja cuenta con sistemas de riego y suministro de energía autónomos diseñados electrónicamente, los cuales funcionan con energía solar.

    De otro lado, la producción piscícola se comercializa al igual que los huevos de las gallinas Isa Brown y rojas, los más reconocidos y consolidados en el mercado local.

    Además, la Granja cuenta con un vivero agroforestal en el cual se han implementado especies nativas para contribuir a conservar el medioambiente.

    En la Granja Experimental El Cairo también se ofrecen recorridos turísticos gratuitos para estudiantes y visitantes en general, en las que los estos pueden observar el hermoso paisaje, admirar la diversidad de la fauna y la flora y disfrutar de diversas actividades como siembra de árboles, ciclopaseo y yoga, entre otros.