Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/¡Cuidado! Sacar los ahorros para comprar dólares no es recomendable ahora
Economía y Organizaciones

¡Cuidado! Sacar los ahorros para comprar dólares no es recomendable ahora

    “Si usted ahora compra dólares, lo más probable es que la divisa no vaya a subir más, y, por el contrario, vuelva a estar en los niveles de antes de este ciclo coyuntural, por lo que estaría perdiendo dinero”, afirma el profesor Camilo Díaz, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

    Según el experto, el dólar ya ha recogido parte de la supuesta incertidumbre que se tenía, y en la medida en que la economía colombiana muestre buenos resultados –como un crecimiento acelerado para 2022 y una inflación más controlada–, su precio tiende a la baja.

    Ejemplo de su afirmación ya sucedió la última semana: el pasado 12 de julio la divisa superó los 4.600 pesos, y hoy, lunes 18 de julio, se encuentra en 4.300 pesos.

    Aunque se trata de un importante descenso sigue estando alto, y por lo tanto representa un importante reto para la economía del país, ya que existen dudas frente a los precios y a la manera como fluctuará esta moneda según lo que ocurra con la situación actual.

    Dentro de los aspectos negativos en Colombia se encuentran: las deudas externas en el país en dólares americanos se elevan, pues no es lo mismo deber dinero con una tasa de 3.800 que de 4.627; además, la inflación en bienes transables –aquellos importados o que se negocian en cotizaciones internacionales, como por ejemplo la gasolina o los fertilizantes– aumenta, lo que significa que las importaciones se vuelven más costosas.

    Los aspectos positivos son: las remesas, que son el dinero que envían las personas que viven y trabajan en el exterior, ahora valen más; y la retribución que obtienen los exportadores nacionales por los productos que venden en el exterior es mayor.

    Además, las exportaciones no mineras pueden ser más competitivas en el ambiente internacional, porque se pueden vender a un costo menor y seguir obteniendo buenas divisas.

    No es un caso excepcional

    Con respecto al peso frente al dólar, el experto manifestó que “hay que tener claro que su deterioro no solo le ocurre a la moneda nacional, sino que también está sucediendo con algunas de las monedas más fuertes como el euro”.

    La subida del dólar muestra que la economía en Estados Unidos tiene variables favorables, como que el desempleo está por debajo del 4 %, aunque llegó a una inflación cercana al 9,7 %, lo cual genera que el Banco de la Reserva Federal (FED) eleve las tasas de interés.

    Las tasas se elevan para contener dos partes que hacen que los precios vayan al alza: por un lado, el consumo de las familias y hogares, y por el otro, la inversión privada.

    “En la coyuntura actual, después de la pandemia se ve que hay poca oferta de bienes y servicios por parte de los sectores que se dedican a la explotación de materias primas, incluido el sector petrolero, frente a una demanda que se rehabilitó y tiene una fuerza importante”, afirma el profesor Díaz.

    Señala además que en Colombia existe un factor muy importante a tener en cuenta, y es el hecho de que recientemente hubo elecciones presidenciales, y el presidente electo tiene ideas diferentes a las tradicionales de mercado, lo cual genera incertidumbre al hablar de reformas.

    Esto influye en la “prima por riesgo”, lo que quiere decir que es probable que algunos inversionistas que tienen posiciones y adquisiciones en pesos colombianos prefieran retirarse de este mercado y adquirir dólares americanos.

    “Esto se da por dos razones: el aumento de las tasas de interés mencionado y el factor de riesgo existente en la incertidumbre latente hoy –la posibilidad de pérdida frente a las inversiones–, cuya dinámica dependerá de los anuncios y las políticas que se manejen en el nuevo gobierno.

    El académico considera importante seguir haciendo seguimiento a la dinámica del dólar, lo cual permitirá entender de manera más clara la problemática y tomar mejores decisiones para la economía colombiana.