Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/¿Cómo se conectan el metaverso y la fisioterapia?
Política y Sociedad

¿Cómo se conectan el metaverso y la fisioterapia?

    La realidad virtual aumentada les permitiría a los pacientes interactuar de manera sencilla en tratamientos terapéuticos y rehabilitación no farmacológica.

    Gracias a dicha realidad se pueden simular tareas diarias y mejorar la recuperación funcional. “El software de experiencia virtual proporciona retroalimentación visual al paciente y al terapeuta durante actividades específicas, lo que permite personalizar los planes de tratamiento según las necesidades de rehabilitación que se tengan”, señala Jhon García, líder del Laboratorio de Innovación, Creatividad y Nuevas Tecnologías de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

    En el programa #SaludUnalContigo, de la Facultad de Medicina de la UNAL, el magíster en Ingeniería Industrial explicó que el metaverso es un universo digital que amalgama la realidad virtual y la realidad aumentada; es un concepto de un universo 3D y en línea que combina múltiples posibilidades virtuales y que sus desarrolladores alrededor del mundo han considerado como una versión futura del internet para trabajar y socializar.

    Dijo que al metaverso se accede a través de visores de realidad virtual o aumentada, “que conectan todo tipo de entornos digitales. Sería pasar de la experiencia en línea que se tiene ahora con pantallas de dos dimensiones, a una experiencia en tres dimensiones”.

    Con respecto a la rehabilitación, dijo que en la actualidad existen barreras como la falta de tiempo de los pacientes para tomar las terapias, además de inconvenientes para desplazarse hasta el centro médico o la saturación en la capacidad de atención, por lo que se dificultan los procesos.

    Aseguró que, en lo relacionado con la terapia ocupacional, no se necesita necesariamente el desplazamiento de un profesional o de un paciente hasta un centro clínico para poder analizar ámbitos como las posiciones del paciente, por lo cual un constante monitoreo en tiempo real facilitaría el acompañamiento al usuario.

    “En el metaverso 3D podemos crear todo tipo de aplicaciones o zona de consultas online en una plataforma virtual persistente las 24 horas del día. Además, cada profesional o entidad podría disponer de áreas de consulta virtual con la tranquilidad de comunicarse bajo un nivel máximo de seguridad que garantice la confidencialidad”, dijo.

    Así, existiría la posibilidad de tener ese acompañamiento inmersivo en el mundo del metaverso, donde el doctor puede estar en tiempo real viendo y acompañando la recuperación del paciente.

    Un mundo de posibilidades

    El ingeniero García señaló que el metaverso ofrece el soporte de nube y las comunicaciones imagen-audio, la capacidad para hacer una consulta 3D y virtual, tecnología de comunicación, transferencia de datos y facturación segura con el paciente, y permitiría mejorar la calidad formativa y educativa en los estudiantes de medicina.

    “Si comparamos estos sistemas con técnicas tradicionales, como los libros de texto, atlas con imágenes, videos o incluso recreaciones tridimensionales, nos encontramos con que ninguna de estas técnicas le permiten al alumno obtener una percepción de profundidad. La realidad aumentada permite visualizar cualquier objeto virtual como si formara parte de nuestra realidad”, anotó.

    Así, se puede por ejemplo “visualizar un cráneo humano sobre una mesa y manipularlo como si fuera real, pudiendo incluso seccionarlo para estudiar su interior y todas sus partes”.

    Adicionalmente, un hospital virtual en el metaverso que reproduzca un hospital real le puede permitir a los usuarios conocer exactamente dónde se ubican y el aspecto de los diferentes servicios, consultas y unidades, antes de una visita real. “Además, se puede entrar en una sala y obtener información de un procedimiento o ver cómo se realiza y qué requisitos previos hay que considerar”.

    El experto indica que con el metaverso sepotenciaría la colaboración científica. “Por ejemplo, permitiría reunir en un salón de operaciones a especialistas que estén en distintos países”.

    “Gracias a la combinación de sistemas informático-holográficos, los cirujanos pueden ver imágenes con información sobre el paciente y su estado en el momento de la intervención. Todo esto facilita un mayor control del procedimiento quirúrgico, realizarlo de forma más rápida y eficiente, y optimizar al máximo el uso de los quirófanos”.