Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Avenida Santander, en Manizales, necesita más pasos de cebra
Ciudad y Territorio

Avenida Santander, en Manizales, necesita más pasos de cebra

    Nueve zonas de esta importante avenida no cuentan con los suficientes pasos de cebra, lo que aumenta la probabilidad de que los peatones decidan no ir hasta el siguiente paso sino cruzar por una zona no permitida, aumentando el riesgo de accidentalidad.

    La Avenida Santander de Manizales es un corredor de movilidad relevante, ya que por allí transita el 35 % de las rutas de transporte público colectivo de la ciudad; también presenta un importante flujo de desplazamientos en modos de transporte activo como caminata y bicicleta, y conecta directamente los sectores del Centro Histórico y El Cable, los cuales son los dos principales polos económicos de la ciudad.

    Las 9 zonas que necesitan un nuevo paso de cebra para mejorar las condiciones de accesibilidad geográfica son: Terrazas de la Autónoma (calle 37), Gimnasio Universidad Autónoma (calle 43), Clínica La Presentación (calle 46), Mercaldas La Calleja (calle 47), Edificio Meridiano (calle 52), Mirador UNE (calle 55), Los Rosales (calle 57), Viaducto Vizcaya (calle 67) y el Edifico Sepphia (calle 69).

    Así lo mostró el “modelo de accesibilidad geográfica que mide el potencial de acceso a oportunidades en un medio de transporte desde un origen hacia un destino”, desarrollado por Juan Esteban Aristizábal, estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, y los profesores Diego Alexander Escobar García y Carlos Alberto Moncada Aristizábal, de las Sedes Manizales y Bogotá, respectivamente.

    “En los 4 km de longitud de este corredor se encuentran: 4 colegios, 3 universidades, un hospital, una clínica, 4 puestos de salud y 5 parques, entre otros servicios, y residen alrededor de 25.000 habitantes”, mencionan los investigadores.

    Explican además que “mediante un trabajo de campo determinamos que la Avenida Santander cuenta con 32 pasos de cebra desde la calle 33 (sector Fundadores) hasta la calle 72 (sector Batallón)”.

    “No obstante, estos no son suficientes, ya que entre el Centro Histórico y El Cable se realizan 24.000 viajes diarios, el 58 % de los cuales son de movilidad activa, por lo que proponemos la inserción de nuevos pasos de cebra para mejorar la infraestructura peatonal y las condiciones de accesibilidad geográfica”.

    Según los datos más recientes de la Encuesta Domiciliaria de Viajes (EDV)de Manizales,el medio de movilidad más usado en la ciudad es la caminata, ya que representa el 29 % de los 700.000 viajes diarios, mientras que la bicicleta representa un 0,6 %.

    “Para estudiar la caminabilidad de una ciudad se debe considerar la infraestructura del transporte peatonal, y un elemento importante de esta infraestructura son los pasos de cebra”, menciona el estudiante Aristizábal.

    A ojo de peatones

    “Después del trabajo de campo realizamos la georreferenciación (ubicar un objeto con sus coordenadas en el espacio), la cual nos permitió desarrollar el modelo de accesibilidad y determinar la distribución espacio-temporal entre los pasos de cebra y evidenciar las zonas de la Avenida Santander en las que un peatón no encontraba una cebra en menos de 30 segundos de recorrido”, mencionan los investigadores.

    “En la zona del Edificio Meridiano observamos que entre las cebras más cercanas hay 350 m, es decir, más o menos 4 minutos de caminata, lo cual aumenta la probabilidad de que los peatones crucen por zonas no permitidas”, explican.

    Otro caso es el sector de Terrazas de la Autónoma, donde no hay muchos edificios ni equipamientos y las cebras más cercanas se encuentran a 180 m.

    También destacan el sector de la Clínica La Presentación, donde la distancia entre cebras es de 130 m y es común ver adultos mayores y niños cruzando por zonas no permitidas, poniendo en riesgo su integridad.

    Este estudio está siendo analizado por la Alcaldía de Manizales en aras de mejorar la accesibilidad peatonal en la ciudad.

    Juan Esteban, quien desde hace tres años utiliza la bicicleta como medio de transporte en la ciudad, decidió convertirse en un ciudadano activo, investigativo y propositivo en los temas de movilidad urbana de Manizales.