Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Aumentó la acidificación en el Atlántico Norte
Medioambiente

Aumentó la acidificación en el Atlántico Norte

  • La acidificación de las aguas del Atlántico Norte traerá consecuencias para la pesca de los países nórdicos. - Fotos: A. Felipe Castaño / Unimedios

El Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, realizó una investigación sobre la presencia de dióxido de carbono en el Atlántico Norte.

El doctor Marcos Vázquez, oceanógrafo e investigador de la entidad, explicó en el programa UN Análisis de la emisora de la Universidad Nacional de Colombia, UN Radio, que mediante el estudio se comprobó que este océano tiene unas tasas de acidificación que van en aumento y son elevadas, debido a la absorción y concentración de este compuesto, lo cual traerá graves consecuencias para los ecosistemas marinos.

El método de investigación fue el seguimiento de las medidas de PH durante las últimas tres décadas en el Atlántico Norte, en unas latitudes que van desde los 42 grados Norte hasta los 30 grados, aproximadamente, y se observó que la capacidad de captación de dióxido carbónico ha disminuido, así como el descenso del PH de esta región, ocasionando el aumento de la acidificación.

Para tener muestras del océano, por su gran extensión, los investigadores realizaron expediciones con barcos oceanográficos, dos veces al año, cubriendo así varias zonas; y gracias a la cooperación internacional, los hallazgos se pusieron en una base de datos para cubrir una mayor parte de espacio, y luego hacer una evaluación de los parámetros medidos.

Los patrones de medición de acidificación que realizaron en toda la columna de agua con los barcos fueron: PH, alcalinidad total, carbono inorgánico disuelto y versión parcial de CO2 en el agua, estableciendo unos parámetros estándares de medida entre varias instituciones, y ampliando la cobertura espacial y temporal.

Vásquez aseguró que este fenómeno tiene efectos nocivos para el ecosistema marino, porque "los organismos marinos que incorporan caparazones de carbonato de calcio como los fitoplancton, conchas u organismos responsables de la formación de arrecifes coralinos, son susceptibles de reducir sus tasas de crecimiento, incorporación de la estructura calcárea y su capacidad de supervivencia".

Los cambios fisiológicos en la vida marina se ven en los grupos taxonómicos afectados, como el caso de los cocolitofóridos, que son animales que construyen estructuras de carbonato cálcico a partir de este ión disuelto que está en el mar y afecta la acidificación, reduciendo su consolidación. De modo que si ese ión está menos biodisponible para el animal, este tendrá dificultades para la formación a la hora de construir sus conchas, afectará su calidad estructural, su respiración y la manera de reproducirse.

El oceanógrafo concluyó que los efectos medioambientales tienen una evolución histórica desde la revolución industrial, con el aumento de contaminación por dióxido de carbono en la atmosfera, producido por el hombre a través de la quema de combustibles fósiles, la producción cementera y la deforestación; efectos que serán cada vez más nocivos, pues se calcula que si las tasas de contaminación siguen aumentando, hacia mediados de este siglo, parte de las especies coralinas de agua fría que se encuentran a 1.000 ó 1.500 metros de profundidad serán afectadas de forma severa y esto traerá consecuencias a la pesca de los países nórdicos.