Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Zonas comunes reducirían brechas entre barrios formales e informales

Con la generación de estos nuevos espacios de interacción, más la eliminación de barreras físicas, como las interminables rejas de vegetación que trazan un límite entre los barrios formales y los informales del occidente de Bogotá, se podría mejorar la interacción social de una ciudad dual.

Bogotá D. C., 01 de septiembre de 2020Agencia de Noticias UN-

Fragmentación urbana: a la izquierda el barrio Unir II (informal) y a la derecha el Gran Granada (formal). Fotos: archivo Unimedios.

La mayoría de las calles del barrio informal están sin pavimentar.

El barrio Unir II le apuesta al comercio local.

En el barrio Gran Granada, la tipología edificatoria y los cerramientos evitan relaciones con el barrio vecino.

Actualmente, desde el barrio Gran Granada acceden al comercio local del barrio Unir II solo a través de domicilios.

Adriana Delgado, magíster en Diseño Urbano de la Facultad de Artes y Arquitectura de la UNAL.

Así lo propone la investigación de Adriana Delgado, magíster en Diseño Urbano de la Facultad de Artes y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en la cual se identifica una clara fragmentación urbana entre lo formal y lo informal de algunos barrios de la capital del país.

Un ejemplo de ello son las calles sin pavimentar y la informalidad de las viviendas y edificaciones de 3 y 4 pisos centradas en el comercio local del barrio Unir II, que contrastan radicalmente con la formalidad de los conjuntos cerrados –protegidos por una reja de vegetación– del barrio Gran Granada.

Basada en criterios teóricos, con su propuesta de mejoramiento integral de los barrios la investigadora pretende lograr esta interacción contemplando tanto la actividad social como las actividades comerciales que potencien lo comercial del sector informal y los beneficios que puede ofrecer el formal.

Tanto el barrio informal (Unir II) como el formal (Gran Granada) fueron creciendo con el tiempo, a la par con la muralla de reja que los divide y que pareciera hacer aún mayor la brecha entre ellos.

Sin embargo, las barreras físicas no son lo único que pareciera marcar una diferencia entre las dos realidades de ciudad, sino la percepción de los mismos habitantes.

“Con la comunidad se hicieron pequeños acercamientos entendiendo un poco la percepción de los habitantes de cada barrio: por ejemplo, qué les gustaría ver en el humedal Jaboque –un recurso natural cercano–, y qué les interesaba del barrio vecino, con el fin de ver esas potencialidades a ofrecer y mejorar su integración”, señala la investigadora.

En los habitantes de Gran Granada se evidencia miedo a causa de la inseguridad del sector, apoyado por la diferencia de imagen y la sensación de “seguridad” que ofrece lo formal, mientras que los del barrio Unir II no tienen problema con tener cerca un barrio formal.

Reconexión entre vecinos

Tras realizar la investigación de esta condición de ciudad dual –entendiendo que refleja una fragmentación– se empezaron a analizar conceptos a solucionar en cuanto a la humanización y reconexión de estas dos sociedades.

“Con esto se quería conectar potenciando los elementos naturales actuales y que son importantes en la estructura ambiental en cada barrio. Por ejemplo, en el barrio informal está el humedal Jaboque y en el formal la ronda del río Bogotá; la idea era hacer una reconexión de esos dos extremos y dar los primeros pasos para generar aproximación e integración”.

A partir del diseño se revisaron algunos referentes que intentan articular lo formal con lo informal, como el Programa Mejoramiento de Barrios (Promeba) de Argentina y el reconocido Programas Favela-Barrio de Brasil, para generar un diseño que garantizara la articulación de la ciudad dual.

Se hizo un diagnóstico socioespacial, ambiental y de movilidad, seguido de un plan de mejoramiento integral de barrio que no basa en lo superficial sino entendiendo todos los factores sociales y las necesidades reales para poder generar una conexión entre los dos barrios, con el apoyo de un borde de transición que suaviza esa brecha por medio de zonas de interacción entre los dos barrios.

La investigación buscaba dar una respuesta espacial que involucra las dos partes y que a su vez contribuye a una integración, no solo desde lo crítico sino también desde lo social, para eliminar esas barreras invisibles que se generan en la ciudad.

(Por: fin/SMC/MLA/LOF
)
N.° 880

Otras noticias

Andrea Niño es la primera colombiana en formar parte como cantante solista de la prestigiosa Academia del Teatro alla Scala. Foto: Revista Opera Actual

Artes & Culturas

junio 11 de 2021

Egresada de la UNAL gana concurso internacional de canto lírico

La mezzosoprano colombiana Andrea Niño, egresada del Conservatorio de Música de...

La Supersolidaria establece las directrices para la prevención del lavado de activos del sector solidario o cooperativo. Fotos: Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 11 de 2021

Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del...

La alta contaminación sería aportada especialmente por las comunidades ubicadas en los márgenes y laderas de los dos ríos. Fotos: Soendra Cardona.

Medioambiente

junio 11 de 2021

Sangoyaco y Taruca, dos ríos que agonizan por contaminación

La alta contaminación se debería especialmente a que las comunidades ubicadas...

Participantes de la quinta sesión Diálogos Convergentes “Derechos fundamentales a la salud y sistema de salud”. Foto: Captura del evento

Política & Sociedad

junio 11 de 2021

Construir un nuevo sistema de salud implica un cambio profundo

“Colombia tiene que revisar el modelo de desarrollo, de lo contrario nunca...

Las becas “Lucía Galvis” de la UNAL Sede Manizales apoyan económicamente a jóvenes de primeros y último semestre. Fotos: Unimedios

Educación

junio 11 de 2021

UNAL Sede Manizales crea becas “Lucía Galvis”

El promotor de la iniciativa es el diseñador industrial Andrés Fernando Serrano...

El pollo es la proteína más consumida en el mundo. En Colombia se calculan 35 kilos y 300 huevos por persona al año. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 11 de 2021

Bacilos y orégano, mejores que los antibióticos para pollos de engorde

Reemplazar ciertos antibióticos que se usan en la industria avícola –para...

El dispositivo automatiza la pronación, una maniobra que se usa en pacientes en cuidados intensivos. Foto: Mario Giraldo

Ciencia & Tecnología

junio 10 de 2021

Co-creador de robot para pacientes UCI, Inventor 2020

Un robot que ayuda a la pronación de pacientes –ubicarlos en posición boca...

Educación

junio 10 de 2021

Comunicado No. 07 de 2021 de la Rectoría

La Universidad Nacional de Colombia, consciente de su responsabilidad como...

El frijol es la leguminosa de consumo directo más importante para el ser humano, ya que es fuente de proteínas y micronutrientes. Fotos: Sergio Cruz.

Desarrollo Rural

junio 10 de 2021

Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los...

Los robledales, sistemas muy importantes para la biodiversidad colombiana, fueron altamente afectados en el pasado. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Medioambiente

junio 10 de 2021

Del Amazonas a los Andes, insumos para el mapa de vegetación de Colombia

La información sobre las formaciones vegetales en la historia del territorio...