Escudo de la República de Colombia

Educación

Yu Takeuchi empezó a enseñar desde el garaje de su casa

Ecuaciones diferenciales, el primero de los tantos libros que han educado a generaciones de matemáticos y físicos del mundo, fue escrito por el profesor Yu Takeuchi con su estudiante Carlos Ruiz y con el profesor Arturo Ramírez Montúfar –entonces rector de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL)– e impreso en Japón, desde donde fue enviado por barco a Colombia y por tierra hasta Bogotá.

Bogotá D. C., 16 de diciembre de 2020Agencia de Noticias UN-

El edificio de la antigua Facultad de Matemáticas pasó a llamarse Edificio Yu Takeuchi como homenaje a su trabajo.

Ecuaciones diferenciales, el primer libro del profesor Takeuchi, fue impreso en Japón y enviado a Colombia por barco.

Por las limitaciones técnicas de la época, los autores hacían a mano las gráficas de los libros.

La impresión de algunas portadas de las revistas iniciales y libros se contrataba a terceros porque el profesor no manejaba tinta a color.

El legado del profesor Takeuchi no fue solo para la UNAL, sino para el país e incluso en el exterior.

Así lo recuerda el docente Iván Castro, a pocos días de conmemorarse el sexto año de la muerte de Yu Takeuchi, matemático japonés nacionalizado colombiano y docente de la UNAL, quien murió el 26 de diciembre de 2014.

En el conversatorio “Yu Takeuchi y su legado editorial”, la profesora Clara Helena Sánchez destacó que sus textos educaron a generaciones completas de matemáticos e ingenieros, y que aunque las primeras ediciones fueron hechas a mano, facilitaron la enseñanza y el aprendizaje de cálculo, ecuaciones diferenciales y otros temas de análisis matemático.

“Crecimos con libros y papeles por todas partes, en el garaje de la casa no teníamos un carro sino una máquina de imprenta y una guillotina para cortar papel”, cuenta la hoy profesora Caori Takeuchi, hija del reconocido maestro.

“Mi padre se encerraba en el estudio y ninguno podía entrar, pero veíamos una máquina de escribir con un rodillo enorme en la que él escribía el texto de sus libros, que primero hacía a mano y revisaba antes de trascribirlo; siempre tecleó con dos dedos, pero lo hacía muy rápido”, comenta.

En palabras de la doctora Takeuchi, las hojas impresas se llevaban a la guillotina y se separaban en paquetes que sus tres hijos y su esposa compaginaban. “Le dábamos vueltas a una mesa mientras organizábamos las hojas, uníamos las páginas con una cosedora de ganchos y los empastábamos con pegante blanco y una brocha”, recuerda.

Luego debían revisar las páginas de cada libro para evitar defectos como páginas pegadas, manchadas, en blanco o repetidas. Todo esto lo hizo con su dinero, porque en ese momento no había una política editorial. Los libros eran empacados y repartidos por el doctor Takeuchi o su esposa en conferencias, clases o reuniones, como una estrategia para difundir y socializar la matemática.

Trabajo editorial

La doctora Sánchez recalca que el trabajo en equipo fue clave para las publicaciones. Después de Ecuaciones diferenciales vinieron los libros Cálculo diferencial, orientado a los cursos de ingeniería; Cálculo elemental, para estudiantes de último año de bachillerato y uno de los primeros de matemática moderna en el país.

Luego aparecieron Cálculo I, II, y III para cursos universitarios; Variable compleja en tres semanas, uno de los temas más avanzados en matemática, y después obras más avanzadas como Sucesiones y series –que reunían sus conferencias sobre la enseñanza–, revistas dedicadas a la enseñanza matemática, observa la docente.

Según el profesor Castro, “los libros usualmente estaban compuestos por 60 parágrafos, cada uno de los cuales correspondía a una lección de una hora de clase; eso para que fueran libros prácticos, de buen nivel académico y pensando en ayudar a los estudiantes de la UNAL y del país. Gracias a sus publicaciones y revistas muchos otros profesionales en esa rama perdieron el miedo a escribir sobre sus investigaciones para divulgarlas mejor, tanto, que se creó una comunidad matemática en la ciudad”.

De Japón viene un barco…

Proveniente de Japón, Yu Takeuchi llegó el 15 de diciembre de 1959 al puerto de Buenaventura –en el Pacífico colombiano– con cinco compañeros; su llegada significaba el primer intercambio de este tipo entre los dos países.

Aunque su título era Científico con Especialidad en Física Teórica, en la UNAL empezó a enseñar matemática a principios de los 60, esencialmente mediante señas porque no dominaba el español. Aunque su contrato era solo por dos años decidió quedarse, en parte por la libertad de hacer matemáticas, ya que su padre lo había obligado a dedicarse a la física.

“Por la forma en la que entendió la cultura colombiana se ha hecho común el comentario de que el mejor sociólogo de Colombia era el profesor Takeuchi”, indica la profesora Sánchez.

(Por: fin/AMV/MLA/LOF
)
N.° 380

Otras noticias

Germán Antonio Gutiérrez, doctor en Neurociencias y docente del Departamento de Psicología. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

julio 23 de 2021

Académico de la UNAL, nuevo presidente de la Unión Internacional de Ciencia Psicológica

El profesor Germán Antonio Gutiérrez, del Departamento de Psicología de la...

El sector industrial suele usar biomasa o carbón para alimentar hornos y calderas que trabajan a más de 300 °C. Foto: Jorge Guerrero / AFP

Economía & Organizaciones

julio 23 de 2021

Eficiencia energética, el reto de la industria colombiana

Colombia tiene un rezago de casi 20 años en la implementación de tecnologías...

Los hombres son los que presentan mayores casos de amputación de extremidades inferiores. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 23 de 2021

Amputaciones por diabetes afectan más a pacientes de las zonas apartadas

Pacientes del régimen contributivo de Putumayo, Caquetá, Guaviare, Guainía,...

La Colección Pacífico de UNAL Sede Palmira se presentará en la Feria Virtual del Libro Universitario. Foto: archivo Unimedios.

Educación

julio 23 de 2021

Publicaciones de la Sede Palmira resaltan aporte científico de la UNAL a la región

Las matemáticas en la vida real: Introducción básica al modelamiento matemático...

Los hongos comestibles son alimentos perecederos que tienen del 19 al 35 % de proteínas aprovechables en peso seco. Foto: FRED TANNEAU / AFP

Desarrollo Rural

julio 23 de 2021

Setas comestibles crecerían más rápido en canecas reutilizables

Una nueva técnica de producción de hongos mediante canecas reutilizables...

La CIDH continuará monitoreando el desarrollo de las protestas sociales en el país. Foto: Brandon Pinto – Unimedios.

Política & Sociedad

julio 22 de 2021

Derechos de los manifestantes se debe regular con ley estatutaria

Es urgente expedir una ley estatutaria que regule los derechos de los...

Existen varios tipos que conforman el complejo de picudo: rayado, enano, amarillo y negro. Foto: Unimedios

Desarrollo Rural

julio 22 de 2021

Trampas reducirían reproducción de picudos en platanales

Como una alternativa de control mecánico de plagas, dos tipos de trampas...

Desde la Facultad de Ingeniería se adelantó un proyecto de conectividad para las zonas alejadas del campus de la UNAL. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 22 de 2021

Modelo alterno garantizaría plena conectividad en campus de la UNAL

Un nuevo modelo de red totalmente autónomo y capaz de prestar un servicio de...

Taller artesanal de Ipiales, en preparación para el Carnaval Multicolor de la Frontera 2019. Fotos: Ángela del Mar Verdugo.

Artes & Culturas

julio 22 de 2021

Talleres artesanales, un espacio de educación informal

Los talleres de artesanos carroceros que se realizan durante el Carnaval...

La uchuva presentaría propiedades gastroprotectoras y de conservación en procesos agudos de falla gástrica en roedores de laboratorio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios

Salud

julio 22 de 2021

Uchuva, potencial protectora en casos de gastritis aguda

La uchuva presentaría propiedades gastroprotectoras y de conservación en...