Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Vivienda social del neoliberalismo sacrifica calidad por cantidad

El neoliberalismo que llegó con Augusto Pinochet a Chile, y que ha influido en la mayoría de los países suramericanos, apuntó a construir viviendas para solucionar un déficit cuantitativo, pero luego de cuatro décadas estas infraestructuras se están demoliendo porque se han convertido en sitios de descomposición social.

Bogotá D. C., 25 de junio de 2020Agencia de Noticias UN-

En Chile fue tal el fracaso de la vivienda social bajo el modelo neoliberal, que las personas desvalijaron sus casas para venderlas por partes.

Colombia es el país que más características comparte con Chile en cuanto al manejo de vivienda social.

La empresa privada no está interesada en construir vivienda social priorizando la calidad, sino el número de lugares de habitación.

En Colombia no se ha tenido en cuenta el diseño urbanístico y las viviendas sociales están apartadas del resto de la comunidad.

Colombia no es la excepción al seguir este modelo, y de hecho parece ser el país que tiene más riesgos de caer en estos errores, tal como lo evidenciarían los programas de vivienda gratis del gobierno de Juan Manuel Santos, que se expresan en cifras de déficit cuantitativo del 26,8 % y cualitativo del 73,2 %, según cifras del DANE de 2018.

Así lo estableció el profesor e investigador Julio Salamanca, de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, quien viajó por Sudamérica en busca de ejemplos que evidencian nuevos enfoques de vivienda social, a pesar de que la mayoría está en un contexto económico que impide la calidad de vida.

Una observación general de la investigación es que, en la medida en que todos los países del continente están bajo la influencia de las inspiraciones neoliberales, se evidencia que siguen los pasos de Chile.

Para 2009, este país observaba un déficit de vivienda rural del 53 %, al tiempo que en Ecuador y Colombia se tenían cifras entre el 50 y 37 % en el escenario nacional respectivamente, datos de déficit bastante altos, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

“La idea de la investigación –producto de un año sabático– era conocer qué pasa en todos los países de Sudamérica con la vivienda social, y en particular con las políticas de vivienda, con el propósito de ver qué cosas buenas se pueden extrapolar para aplicarlas en Colombia”, apunta el investigador.

La atención al déficit cuantitativo cuenta con la participación de la empresa privada, a la que, en la mayoría de los casos, no le interesa la calidad y termina haciendo casas solo para venderlas, sin considerar la realidad de sus pobladores. En tales condiciones, la gente no se apropia de las soluciones ni se genera sentido de identidad a través de la vivienda.

Por otra parte, tampoco se soluciona el problema de pobreza porque la gente sigue afrontando necesidades económicas muy grandes: no pueden pagar impuesto predial, cuota de administración ni servicios que antes no pagaban, a lo cual se suman los altos niveles de desempleo que se perciben en toda Sudamérica.

Cuando la comunidad participa

Sin embargo, el investigador Salamanca encontró casos de buenas prácticas que están mediados por la participación activa de la comunidad a la cual se va a beneficiar.

En Brasil y Argentina, por ejemplo, existen dos programas llamados Bolsao Audi Union y Rosario Hábitat que le apuestan al mejoramiento barrial, un diseño urbanístico que permite el encuentro afuera de las casas, con vías de acceso y regularización. 

En Uruguay hay un modelo de gestión cuyo enfoque es la vivienda cooperativa. La comunidad arma una cooperativa, sus socios ahorran y en determinado momento se hace el proyecto de vivienda que se le adjudica a los miembros.

Pero, a diferencia de otros modelos similares, cuando las casas ya están terminadas, la cooperativa sigue funcionando para recibir usufructo de la vivienda; así siguen trabajando por construir entre todos jardines, bibliotecas y tiendas. No se dan subsidios sino préstamos, y estos proyectos salen 40 % más económicos que en los modelos en los que la base es el neoliberalismo.

De esta investigación se sacan varias conclusiones: primero, que en todos los países el déficit cualitativo es de alrededor de dos veces más que el cuantitativo, por lo que, más que hacer vivienda nueva, es más conveniente y eficiente invertir en programas estatales.

En segundo lugar, se necesita menos dinero para hacer un mejoramiento que para hacer una vivienda entera. Y tercero, cuando se hace vivienda nueva existe desarraigo de redes sociales, y estas son una condición de sobrevivencia para la gente.

(Por: fin/SRB/MLA/LOF
)
N.° 614

Otras noticias

La única forma en que la justicia ordinaria puede intervenir en la indígena es por medio de la acción de tutela. Foto: Luis Robayo / AFP.

Política & Sociedad

abril 16 de 2021

Derechos indígenas, de la Constitución a la realidad, este domingo en UN Periódico Digital

Al cumplirse 30 años de la Asamblea Nacional Constituyente, UN Periódico...

Algunas de las afectaciones reportadas son dolores de cabeza, fatiga, convulsiones, trombosis y afectaciones a nivel cerebrovascular. Foto: Nathalia Angarita - Unimedios.

Salud

abril 16 de 2021

Niños no están exentos de sufrir complicaciones neurológicas por COVID-19

Dolores de cabeza, fatiga, convulsiones, trombosis y afectaciones a nivel...

El HUN cuenta con 72 camas UCI, 12 de las cuales se sumaron esta semana. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

abril 16 de 2021

HUN amplía capacidad instalada de UCI para atender tercer pico de pandemia

Con la apertura de 12 camas más en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el...

Desde hace 70 años, Acta Agronómica ofrece artículos originales e inéditos con enfoque en ciencias agropecuarias, ciencias del suelo, medioambiente y agroindustria. Foto: Unimedios Palmira.

Educación

abril 16 de 2021

Acta Agronómica alcanzó categoría B en Publindex

Esta revista, una de las más antiguas de la Universidad Nacional de Colombia...

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Residuos de plátano y banano con alto potencial para producir biogás

Los tallos de estas plantas producen 15 m3 de metano por tonelada de biomasa...

Mochuelo Alto es un territorio rural que conserva una vocación agrícola. Foto: cortesía Juan Diego Escobar Mejía.

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Con sensores, acueductos comunitarios medirían nivel del agua en tiempo real

Con el diseño y la implementación de un instrumento tecnológico que cuesta...

Investigadoras de Colombia, México y Argentina debatieron sobre los impactos de la pandemia en la educación superior. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Habilidades, y no solo conectividad, retos de la educación superior en pandemia

Ya no se trata solo de estimar el acceso a internet o a un computador, sino...

Miguel Cote Menéndez, psiquiatra y docente de la UNAL. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Sociedad Americana de Psiquiatría Hispánica reconoce a docente de la UNAL

El psiquiatra Miguel Cote Menéndez, magíster en Psicología Clínica y de la...

El programa de Zootecnia de la UNAL Sede Medellín fue el primero de su tipo en el país. Foto: archivo Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Zootecnia, programa de la UNAL Sede Medellín acreditado en Alta Calidad

La certificación fue entregada por 8 años, tiempo máximo que permite la ley. El...

El prototipo robótico UVCBOT trabaja con lámparas UVC a una longitud de onda de 254 nm. Fotos: Luisa Giraldo.

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Robot desinfecta espacios sin químicos

Con una efectividad del 90 %, este dispositivo desinfecta superficies de salas...