Escudo de la República de Colombia

Educación

Ventilación, medida esencial para retorno a los colegios

Ya sea natural -abriendo puertas y ventanas-, mecánica -mediante ventiladores o aires acondicionados-, o híbrida, es importante garantizar que el aire no recircule, y por el contrario se renueve totalmente mínimo cada 15 minutos.

Bogotá D. C., 01 de febrero de 2021Agencia de Noticias UN-

La medición del dióxido de carbono en ambientes cerrados debe formar parte de las estrategias de mitigación del COVID-19. Fotos: archivo Unimedios.

En los espacios cerrados el aire debe renovarse, no recircular.

En el mercado nacional se venden medidores de dióxido de carbono.

Cuatro minutos de respiración, de hablar o de cantar, genera el equivalente a 30 segundos de estornudos.

En un ambiente de pandemia, las concentraciones de CO2 en espacios cerrados deben estar por debajo de las 700 ppm.

Profesor Néstor Rojas, líder del Grupo de Investigación en Calidad del Aire de la UNAL.

El profesor Néstor Rojas, líder del Grupo de Investigación en Calidad del Aire de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), explica que para que la ventilación natural sea óptima no basta con abrir una ventana o una puerta, lo que se recomienda es la ventilación cruzada, es decir con ventanas y puertas abiertas en lados opuestos.

Agrega que, “en relación con la ventilación mecánica –utilizada sobre todo en colegios de climas cálidos– los ventiladores se pueden ubicar hacia afuera de la ventana o de la puerta, de manera que el aparato expulse el aire que pueda estar contaminado. Si esta se realiza con aire acondicionado, lo ideal es que la máquina tenga la capacidad para tomar el aire del espacio en el que se encuentre ubicado, filtrarlo o renovarlo y regresarlo limpio. La mayoría de aires acondicionados que se venden en el país son tipo split, los cuales enfrían y recirculan el aire”.

Aunque el pasado lunes 25 de enero inició oficialmente el calendario escolar en varias ciudades del país –incluida Bogotá– mediante la modalidad no presencial, la recomendación del Ministerio de Educación para los colegios públicos es continuar priorizando las acciones encaminadas a habilitar espacios que permitan regresar a las aulas cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan.

El profesor Rojas menciona que “el CO2 o dióxido de carbono es un indicador de la calidad de la ventilación porque es el gas que exhalamos cada vez que respiramos. Cuando este se acumula, indica que no hay buena renovación del aire, pero si su concentración es baja quiere decir que la ventilación es óptima”.

Por eso considera que la medición del dióxido de carbono en ambientes cerrados –como las aulas de clases– debe formar parte de las estrategias de mitigación del COVID-19, junto con las otras medidas de bioseguridad dispuestas por organismos internacionales como la OMS y acatadas por el Ministerio de Salud: uso de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento de 2 m, entre otras.

Bajando el riesgo de contagio

El experto señala que en el aire ambiente la concentración de dióxido de carbono es de 400 partes por millón (ppm), y es relativamente constante, por lo que sirve como referencia. En espacios cerrados es aceptable que esta medida esté por debajo de las 1.000 ppm, lo que indicaría que la calidad del aire es óptima.

No obstante, en un escenario de pandemia como el actual, en el que además varias ciudades del país realizan importantes esfuerzos para aplanar la curva de la segunda ola o pico de contagios, las concentraciones de CO2 deben estar por debajo de las 700 ppm, lo que indica que la cantidad de aire exhalado sería del 1 %.

Así, la relevancia de ventilar los espacios cerrados tiene que ver con disminuir el riesgo de contagio mediante la inhalación de aerosoles –pequeñas partículas o gotas en suspensión, en este caso del virus– que se van acumulando en el ambiente cuando la renovación del aire no es óptima.

Según el docente, dichas mediciones son esenciales en todos los espacios donde confluyan personas no convivientes, es decir colegios, oficinas y locales comerciales, entre otros.

Además se pueden realizar con equipos existentes en el mercado, fáciles de usar y de bajo costo. Uno de ellos es un medidor de dióxido de carbono, cuyo precio oscila en el país entre 500.000 pesos y 2 millones de pesos; también se encuentran varios tipos de filtro de aire, los cuales retienen las partículas contaminantes, en este caso de COVID-19.

El profesor reconoce que aunque pareciera ser un tema muy técnico, el Grupo de Investigación en Calidad del Aire de la UNAL está listo para prestar asesoría a los colegios del país en esta área y así garantizar un óptimo control de la ventilación que permita un regreso a clases seguro.

(Por: fin/DMH/MLA/LOF
)
N.° 487

Otras noticias

Andrea Niño es la primera colombiana en formar parte como cantante solista de la prestigiosa Academia del Teatro alla Scala. Foto: Revista Opera Actual

Artes & Culturas

junio 11 de 2021

Egresada de la UNAL gana concurso internacional de canto lírico

La mezzosoprano colombiana Andrea Niño, egresada del Conservatorio de Música de...

La Supersolidaria establece las directrices para la prevención del lavado de activos del sector solidario o cooperativo. Fotos: Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 11 de 2021

Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del...

La alta contaminación sería aportada especialmente por las comunidades ubicadas en los márgenes y laderas de los dos ríos. Fotos: Soendra Cardona.

Medioambiente

junio 11 de 2021

Sangoyaco y Taruca, dos ríos que agonizan por contaminación

La alta contaminación se debería especialmente a que las comunidades ubicadas...

Participantes de la quinta sesión Diálogos Convergentes “Derechos fundamentales a la salud y sistema de salud”. Foto: Captura del evento

Política & Sociedad

junio 11 de 2021

Construir un nuevo sistema de salud implica un cambio profundo

“Colombia tiene que revisar el modelo de desarrollo, de lo contrario nunca...

Las becas “Lucía Galvis” de la UNAL Sede Manizales apoyan económicamente a jóvenes de primeros y último semestre. Fotos: Unimedios

Educación

junio 11 de 2021

UNAL Sede Manizales crea becas “Lucía Galvis”

El promotor de la iniciativa es el diseñador industrial Andrés Fernando Serrano...

El pollo es la proteína más consumida en el mundo. En Colombia se calculan 35 kilos y 300 huevos por persona al año. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 11 de 2021

Bacilos y orégano, mejores que los antibióticos para pollos de engorde

Reemplazar ciertos antibióticos que se usan en la industria avícola –para...

El dispositivo automatiza la pronación, una maniobra que se usa en pacientes en cuidados intensivos. Foto: Mario Giraldo

Ciencia & Tecnología

junio 10 de 2021

Co-creador de robot para pacientes UCI, Inventor 2020

Un robot que ayuda a la pronación de pacientes –ubicarlos en posición boca...

Educación

junio 10 de 2021

Comunicado No. 07 de 2021 de la Rectoría

La Universidad Nacional de Colombia, consciente de su responsabilidad como...

El frijol es la leguminosa de consumo directo más importante para el ser humano, ya que es fuente de proteínas y micronutrientes. Fotos: Sergio Cruz.

Desarrollo Rural

junio 10 de 2021

Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los...

Los robledales, sistemas muy importantes para la biodiversidad colombiana, fueron altamente afectados en el pasado. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Medioambiente

junio 10 de 2021

Del Amazonas a los Andes, insumos para el mapa de vegetación de Colombia

La información sobre las formaciones vegetales en la historia del territorio...