Escudo de la República de Colombia

Salud

Veneno de una misma especie de serpientes varía según su hábitat

El contenido de proteínas en venenos de las serpientes de la familia Viperidae, entre las que figuran las comúnmente llamadas mapaná, cuatro narices o cascabel, presentan variaciones, lo que incidiría en la producción de sueros antiofídicos más eficaces.

Bogotá D. C., 19 de julio de 2018Agencia de Noticias UN-

Mapaná, taya X, cuatro narices Bothrops asper. Foto: cortesía INS.

Cascabel: Crotalus durissus. Fotos: archivo particular

Patoco, patoquilla: Porthidium lansbergii.

Cada año se reportan en el país cerca de 4.000 mordeduras de serpiente.

Alrededor del 95 % de las mordeduras de serpientes reportadas en el país son infringidas por los géneros Bothrops, Porthidium, Bothriechis, Bothriopsis y Bothrocophias.

La investigadora Rosamery Niño Pérez, magíster en Toxicología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), determinó que dentro de muestras de veneno de serpientes del mismo género y especie –incluso ubicadas en regiones distantes y cercanas– se pueden presentar diferencias en cuanto al contenido proteico. 

Esta información, obtenida por medio de métodos de cromatografía líquida y electroforesis, se debe tener en cuenta al momento de desarrollar el suero antiofídico, considerado como el único tratamiento eficaz contra la ofidiotoxicosis. 

La magíster Niño analizó muestras de venenos de 15 especies de serpientes de seis géneros de la familia Viperidae, responsable de la mayor parte de los cerca de 4.000 casos de mordeduras reportados anualmente por el Sistema de Vigilancia en Salud Pública en el país. 

Además se estableció una relación entre la presencia de determinadas familias de proteínas de estos venenos con las encontradas en los de serpientes reportados en la literatura consultada, especialmente de Costa Rica, un país líder en estos estudios, junto con Brasil, según la investigadora. 

Así mismo, en el veneno de aquellas del género Bothriechis –conocidas comúnmente como víbora de tierra fría, cabeza de candado, víbora de pestaña, colgadora y oropel– se determinó la posible presencia de fosfolipasa A2 y metaloproteinasa, proteínas que provocan un efecto mionecrótico, fribrinolítico y hemorrágico. 

En el género bothriopsis –cuyas especies se han encontrado en tierras bajas de bosques lluviosos asociados con cursos de agua en la Amazonia colombiana, peruana, boliviana y ecuatoriana– se estableció la posible presencia de serin proteasa, metaloproteinasa y fosfolipasa A2, las cuales provocan daño en la piel, reacción inflamatoria y hemorragia. 

En el género Bothrops –en el cual se encuentran especies como la B. asper, conocida como barba amarilla, cuatronarices, equis, rabo de chucha y mapaná– se encontró una elevada presencia de posible metaloproteinasa, lo que coincide con su acción hemorrágica reportada, mientras que en el caso del género Crotalus –llamadas popularmente cascabel– la investigadora advierte la presunta presencia de la fosfolipasa A2 crotoxina. 

Para el género Lachesis, en cuyas especies los adultos suelen tomar el color del suelo –rosáceo bronce, naranja bronce, rojizo marrón o amarillento– se propuso la presencia mayoritaria de metaloproteinasa y fosfolipasa A2, proteínas que provocan daño vascular y necrosis. Finalmente, en el género Porthidium –al que pertenece la especie lansbergii, conocida como patoco, patoquilla o veinticuatro– se presentaron desintegrinas (polipéptidos). 

Con esto se demuestra que la presencia o no de determinadas proteínas en los venenos ocasiona efectos tóxicos distintos para cada tipo de accidente ofídico que desencadenan las mordeduras de serpientes venenosas. 

“Por ejemplo en el género Crotalus se han encontrado toxinas conocidas como crotamina y crotoxina. En unas serpientes se encuentra solo una de estas, y en otras las dos. El efecto tóxico cuando están los dos componentes va a ser más grave que uno solo”, explica la investigadora. 

Casos en Colombia 

Cerca del 95 % de las mordeduras de serpientes venenosas reportadas en el país son ocasionadas por los géneros Bothrops, Porthidium, Bothriechis, Bothriopsis y Bothrocophias, especialmente por las especies Bothrops asper, Lachesis spp. y Crotalus durissus cumanensis

Estos casos tienen una tasa de fatalidad por envenenamiento de entre el 1 y el 3 %, y en las regiones de la Orinoquia y la Amazonia; el 6 % de los pacientes atendidos por mordedura sufre algún tipo de secuela. 

La especie Bothrops asper es la responsable del 60-90 % de las muertes secundarias a la mordedura de serpiente. 

El trabajo contó con el apoyo del Instituto Nacional de Salud (INS) y con la asesoría de la doctora Claudia Consuelo Rubiano Castellanos, profesora de la Facultad de Química de la U.N.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 921

Otras noticias

Entrada del Museo Casa de la Memoria de Medellín (MCMM). Fotos: archivo Viviana Rodríguez.

Artes & Culturas

enero 20 de 2020

Un museo es insuficiente para construir la memoria del conflicto

Por tener sus espacios ya delimitados y una función más ligada a la exposición...

Lugares como la caverna El Oro, que antes eran inaccesibles, ahora son amenazados por las actividades humanas. Fotos: Nicolás Valdivieso.

Medioambiente

enero 20 de 2020

Cavernas y cuevas de El Peñón, con potencial turístico mundial

La región cárstica de este municipio de Santander cuenta con un gran potencial...

Educación

enero 18 de 2020

Una década de transformaciones: conocimiento y sostenibilidad

Los días en que renovamos nuestros calendarios se convierten en la oportunidad...

El proyecto se desarrolló a través de la plataforma Moodle. Fotos: Gloria Nancy Lamprea López, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales – UNAL Sede Manizales.

Educación

enero 17 de 2020

Aula virtual optimiza procesos de aprendizaje

A través de la plataforma Moodle se diseñó este escenario que promueve el...

La sutura medial palatina se ve afectada en pacientes con labio leporino o paladar endido. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2020

Modelo matemático optimizaría tratamientos expansivos del maxilar

Odontólogos y especialistas pueden utilizar este modelo computacional para...

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado tomó posesión del cargo como nuevo vicerrector de Investigación. Fotos: Brandon Pinto – Agencia UN.

Educación

enero 16 de 2020

Asume nuevo vicerrector de Investigación de la UNAL

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado, ingeniero químico y magíster en...

El patrón Yoshimura está conformado por una serie de líneas horizontales y diagonales que al cruzarse forman un patrón triangular.  Fotos: Darío Marín

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2020

Estructura prefabricada para construcción recibe patente de la SIC

Los usos de la innovación van desde estructuras de campaña militar y un...

El desconocimiento de los efectos de las sustancias psicoactivas hace más vulnerables a los jóvenes. Foto: Diana Carolina Acuña.

Salud

enero 16 de 2020

Divulgación científica previene consumo de sustancias psicoactivas

La enseñanza de la composición química de drogas como la marihuana, el dick...


Corzuela colorada (<em>Mazama americana</em>).

Medioambiente

enero 15 de 2020

FOTOGALERÍA: Urras, los salvavidas de la fauna silvestre

La Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (Urras) se creó en...