Escudo de la República de Colombia

Artes & Culturas

Teatro, escenario para entender la crisis social

No solo por su función artística, sino por el poder que tiene el mensaje del cuerpo como acto político, el teatro se visualiza como una opción para entender el momento social que vive el país y hacer reflexiones que lleven al cambio.

Bogotá D. C., 11 de mayo de 2021Agencia de Noticias UN-

El teatro sirve no solo para entretener, sino como una mirada crítica a lo que pasa en la sociedad y retratarlo. Fotos: archivo Unimedios.

La presencia del arte en las protestas ha sido clave para sacar los reclamos de las meras exigencias políticas.

El arte debe ser complemento de cambios en lo económico, político y social para tener un impacto real.

La actriz y dramaturga Patricia Ariza es cofundadora del Teatro de La Candelaria y de la Corporación Colombiana de Teatro.

El performance en las plazas públicas acerca la experiencia teatral a las personas y saca la necesidad de una sala para conectar.

Según la actriz y dramaturga Patricia Ariza, directora con más de 54 años de experiencia en el campo teatral y cofundadora del hoy Teatro de La Candelaria y de la Corporación Colombiana de Teatro, este arte, como ningún otro, ha dado testimonio de los tiempos actuales y de los se van viviendo.

“Yo hago un teatro de manera sistemática, que hace obras propias de dramaturgia nacional a través de una metodología que se basa en la creación colectiva, y que nace de la profunda convicción de creer que se debe crear con el otro”, comentó la directora Ariza durante el “Ciclo de Conferencias de las Artes: Teatro en tiempos de crisis”, de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

Esta metodología, que se ha extendido más allá del grupo de La Candelaria, surgió en simultáneo en el Teatro Experimental de Cali, además de otros grupos del país y del mundo. La dramaturga dice que no es un invento del teatro sino de la humanidad que no hubiera podido sobrevivir si no crea en lo colectivo.

El cuerpo para el arte

La directora Ariza comenta que ha estado presente en más de 100 performance masivos en las plazas públicas, que son lugares tradicionales del poder masculino, haciendo arte con una mezcla de víctimas, artistas, bailarinas y cantantes. “El cuerpo, la música y la danza son lenguajes de resistencia y sinergia colectiva”, asegura.

“Ser artista es de alguna manera un privilegio porque es un ejercicio de la libertad, pero también de responsabilidad con el tiempo actual en el contexto social”, explica la artista, para quien “el acompañamiento de los artistas, músicos y titiriteros en esta coyuntura ha sido asombroso. Es difícil imaginarse las movilizaciones sin presencia de artistas; los momentos trascendentales de cambio van más allá de lo político y tocan lo cultural, y las mutaciones de la violencia llevan a creer que es necesario el llamado a los civiles a armarse para proteger los bienes ante una amenaza abstracta”.

Señala además que la importancia y el papel del arte es clave porque este llega a terrenos diferentes que la racionalidad política; llega a los sentimientos, a los afectos, como la paz, un bien superior que por esas mutaciones culturales va saliendo del “corazón” de una parte de la población colombiana.

“En el país se necesita una transformación cultural radical para volver a ponerla idea de la paz en las personas, por ejemplo. En algunos colectivos de artistas estamos convencidos de que podemos ayudar a transformar el imaginario para combinar la emoción con la razón”, subraya.

Teatro y pandemia

Durante la pandemia, quizás la más afectada de las artes ha sido el teatro: las salas independientes llevan más de un año cerradas, y aunque se han hecho experiencias virtuales, el teatro necesita del público para ser teatro y no un simple ensayo.

Además, en medio de la pandemia el arte también se ha mostrado como clave para mantenerse bien anímicamente, y para la artista Ariza se han juntado las pandemias del coronavirus y la de la violencia, que ahora se expresan juntas en un pico de pandemia y crisis social.

Y aunque considera que se ha avanzado en experiencias como los acuerdos de paz, advierte que solo acuerdos con los actores armados no son suficientes.

“La desigualdad social, económica, política y cultural que hay en Colombia es un combustible para la guerra y la violencia; el arte ayuda, pero por sí solo no puede hacerlo todo, necesita de una mirada más amplia desde el Estado que vaya más allá del emprendimiento o las acciones puntuales hacia algo más holístico”, destaca.

Por último, indica que se necesitan acciones conjuntas, desde la sociedad civil, la academia, los decisores y desde el arte, para hacer mudanzas que no dan espera.

(Por: fin/AMV/MLA/LOF
)
N.° 937

Otras noticias

Andrea Niño es la primera colombiana en formar parte como cantante solista de la prestigiosa Academia del Teatro alla Scala. Foto: Revista Opera Actual

Artes & Culturas

junio 11 de 2021

Egresada de la UNAL gana concurso internacional de canto lírico

La mezzosoprano colombiana Andrea Niño, egresada del Conservatorio de Música de...

La Supersolidaria establece las directrices para la prevención del lavado de activos del sector solidario o cooperativo. Fotos: Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 11 de 2021

Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del...

La alta contaminación sería aportada especialmente por las comunidades ubicadas en los márgenes y laderas de los dos ríos. Fotos: Soendra Cardona.

Medioambiente

junio 11 de 2021

Sangoyaco y Taruca, dos ríos que agonizan por contaminación

La alta contaminación se debería especialmente a que las comunidades ubicadas...

Participantes de la quinta sesión Diálogos Convergentes “Derechos fundamentales a la salud y sistema de salud”. Foto: Captura del evento

Política & Sociedad

junio 11 de 2021

Construir un nuevo sistema de salud implica un cambio profundo

“Colombia tiene que revisar el modelo de desarrollo, de lo contrario nunca...

Las becas “Lucía Galvis” de la UNAL Sede Manizales apoyan económicamente a jóvenes de primeros y último semestre. Fotos: Unimedios

Educación

junio 11 de 2021

UNAL Sede Manizales crea becas “Lucía Galvis”

El promotor de la iniciativa es el diseñador industrial Andrés Fernando Serrano...

El pollo es la proteína más consumida en el mundo. En Colombia se calculan 35 kilos y 300 huevos por persona al año. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 11 de 2021

Bacilos y orégano, mejores que los antibióticos para pollos de engorde

Reemplazar ciertos antibióticos que se usan en la industria avícola –para...

El dispositivo automatiza la pronación, una maniobra que se usa en pacientes en cuidados intensivos. Foto: Mario Giraldo

Ciencia & Tecnología

junio 10 de 2021

Co-creador de robot para pacientes UCI, Inventor 2020

Un robot que ayuda a la pronación de pacientes –ubicarlos en posición boca...

Educación

junio 10 de 2021

Comunicado No. 07 de 2021 de la Rectoría

La Universidad Nacional de Colombia, consciente de su responsabilidad como...

El frijol es la leguminosa de consumo directo más importante para el ser humano, ya que es fuente de proteínas y micronutrientes. Fotos: Sergio Cruz.

Desarrollo Rural

junio 10 de 2021

Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los...

Los robledales, sistemas muy importantes para la biodiversidad colombiana, fueron altamente afectados en el pasado. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Medioambiente

junio 10 de 2021

Del Amazonas a los Andes, insumos para el mapa de vegetación de Colombia

La información sobre las formaciones vegetales en la historia del territorio...