Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciencia & Tecnología

Sistemas silvopastoriles mejoran calidad de carne

Para que la carne colombiana sea más tierna, jugosa y cumpla con los estándares internacionales de calidad, investigadores agropecuarios ensayan sistemas productivos que podrían cambiarle la cara al sector.

Medellín, 24 de marzo de 2010Agencia de Noticias UN–

Mejor calidad de la carne a través de la disminución en el tiempo de engorde de los bovinos, es la principal ventaja de los sistemas silvopastoriles. - Fotos cortesía: César Puerta del CIPAV

En el Centro Agropecuario Cotové en el municipio de Santa Fe de Antioquia se establecieron 10 hectáreas de sistemas silvopastoriles.

Hasta 20 años pueden ser productivos los sistemas silvopastoriles.

Mientras mejoran las praderas involucrando un arbusto rico en proteína con pasto tradicional, ceban el ganado con una dieta aventajada en valor nutricional. Los resultados son promisorios.

Desde el 2006, el gremio de ganaderos de Colombia reconoció la necesidad de intensificar la producción bovina en el país y propuso aumentar el hato de 24 millones de cabezas de ganado que pastorean en 38 millones de hectáreas, a por lo menos 40 millones de cabezas para un suelo de solo 20 millones de hectáreas.

Para lograr esta meta, resulta clave identificar maneras de aumentar la productividad de las praderas para que soporten un mayor número de animales. Según Rolando Barahona Rosales, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UN en Medellín, la solución ya está lista: si se implementan 10 millones de hectáreas de Sistemas Silvopastotriles intensivos (SSpi) de similar productividad a los de la Leucaena, arbusto ampliamente utilizado en sistemas agroforestales en el mundo, Colombia podría alimentar los 40 millones de cabezas que aspira tener.

El profesor Barahona es uno de los investigadores del proyecto Análisis comparativo de la producción de carne bovina en sistemas silvopastoriles y confinamiento, que se realiza en el Centro Agropecuario de Cotové, con una inversión de 1.200 millones de pesos, financiados en su mayoría por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Es liderado por investigadores de la UN en Medellín, con el apoyo del Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav), la Universidad de Antioquia y la Cooperativa Lechera Colanta.

En este estudio, los expertos comparan la efectividad de los dos sistemas intensivos de producción de carne (silvopastoriles y cebas en confinamiento), para demostrar sus ventajas e identificar características por mejorar. Hasta el momento los resultados son promisorios.

En busca del mejor modelo

En los sistemas silvopastoriles, las gramíneas –o pastos tradicionales– se combinan con leguminosas como la Leucaena leucocephala, cuyo contenido de proteína en las hojas es cercano al 30%, superior al de un concentrado comercial que oscila entre 14% y 18%. El uso de leguminosas es de gran importancia puesto que, entre otros beneficios, estas plantas fijan nitrógeno, disminuyendo así el uso de fertilizantes de síntesis química.

La ceba en confinamiento es un sistema de producción que ha ganado “bastante” popularidad, ya que le permite al ganado permanecer en condiciones de comodidad y sombra, así como acceder fácilmente al alimento, constituido por especies forrajeras de alta productividad que además potencian la capacidad productiva del suelo. De hecho, se estima que su manejo adecuado permitiría sostener hasta 10 animales por hectárea.

La meta de los investigadores es establecer cuál de estos modelos se adapta mejor a las condiciones colombianas y combina de manera favorable el uso de los recursos naturales con la mitigación del impacto ambiental y la obtención de un producto con características nutricionales óptimas para el consumidor.

La evaluación de los sistemas contempla una mayor producción de carne por unidad de área. En condiciones tradicionales, el promedio de ganancia de peso de un animal oscila entre 200 y 300 gramos día, y se alimenta menos de una cabeza por hectárea. Mediante el establecimiento de SSpi se han observado ganancias de peso de por lo menos 750 gramos por día, logrando con ello alimentar al menos cuatro animales por hectárea/año. En otras palabras, mientras en un sistema tradicional se producen entre 60 y 80 kilogramos de peso vivo por ha/año, con los SSpi se logran al menos 1.095 kilos.

Con este estudio no solo se potencian los recursos naturales, sino que, mediante el ofrecimiento de una dieta mejor balanceada, se busca producir mejor carne en menor tiempo, aumentar el número de cabezas de ganado por hectárea y reducir las emisiones de metano y el uso de fertilizantes, lo que contribuye a la disminución de los efectos del calentamiento global.

Según el investigador Barahona, “en Cotové se han establecido 10 hectáreas de SSPi, pero también se evalúa la efectividad de los sistemas en dos fincas de la región Caribe colombiana. Entretanto, con la Cooperativa Colanta se valora una ceba intensiva en el municipio de Santa Rosa de Osos”.

Mejor uso de los recursos naturales

“Mientras hoy se necesitan 42 meses para que un bovino alcance su peso de sacrificio (unos 420 kilos), con la aplicación de los SSPi este tiempo se reduciría a 21 meses. Una disminución del 50% en el periodo que favorece la calidad de la carne y mejora la productividad de las praderas”, dijo el profesor de la UN en Medellín.

Los sistemas silvopastoriles con Leucaena empiezan a ser productivos a los 4 meses y tienen una vida útil de hasta 20 años, si su manejo es adecuado. Los estudios revelan que el clima cálido y seco (como el de la región Caribe, que posee el 40% del ganado que hay en el país, siendo la mayor productora de carne) es el más apto para su establecimiento, aunque se está identificando su comportamiento en regiones de clima frío y bosque húmedo tropical.

Nuevas técnicas

Los investigadores de la UN apoyan su investigación en el uso de herramientas modernas como la técnica de ultrasonido, un método no invasivo que permite observar las modificaciones de la masa muscular del animal y obtener una radiografía precisa sobre cómo los cambios en la alimentación afectan su desarrollo. También permite saber en qué etapa de la vida productiva de los animales se origina la deposición de grasa intramuscular o marmóreo, una característica que determina en gran medida propiedades organolépticas de la carne como sabor, jugosidad y terneza.

A la vez, se utiliza un método denominado Alcanos, para determinar el consumo de forrajes, y se establecerá uno de cromatografía que permitirá medir el contenido y composición de la grasa bovina, incluyendo la presencia de ácido linoleico conjugado, una molécula a la que se le atribuyen impactos muy positivos en la salud de los seres humanos, como el control del colesterol.

Este proyecto, que busca mejorar la producción de carne bovina en el país, se complementa con cultivos de alfalfa, una leguminosa forrajera de alta calidad nutricional que se puede cortar cada 30 días, y con un buen manejo de sus lotes permanece productiva entre 5 y 8 años. “Su uso, aún verde o seca y convertida en heno, sirve para alimentar el ganado en épocas de sequía, cuando se disminuye la producción de pastos”, concluye el investigador de la UN.

(Por: Fin/grp/csm
)
N.° 972

Otras noticias

Con esta investigación se busca mejorar los procesos empresariales en el sector gráfico. Fotos: Jhon Jairo Cardona.

Economía & Organizaciones

octubre 28 de 2020

Lean manufacturing aumentaría hasta en 100 % productividad empresarial

Con un conjunto de técnicas de fabricación que propone mejorar los procesos...

La impresora en 3D FDM-UN es una máquina desarrollada y creada por el grupo DIMA UN de la UNAL. Foto: DIMA UN.

Ciencia & Tecnología

octubre 28 de 2020

Impresión 3D, un trabajo interdisciplinar para mostrar

Prótesis para niños fabricadas a la medida y personalizadas, piezas con formas...

A partir del análisis morfométrico (forma y tamaño) de sus huellas se identificaron ejemplares del jaguar Panthera onca. Fotos: José Fernando Navarro.

Medioambiente

octubre 28 de 2020

Tras las huellas del jaguar Panthera onca en Los Katíos

De la misma manera como cada ser humano es identificado según sus huellas...

Proyectos que incorporan biotecnología le han aportado a la calidad de vida de los productores colombianos. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

octubre 27 de 2020

“Biotecnología, base de la bioeconomía en los territorios”

Contribución al mejoramiento de la calidad de vida de productores de ñame de la...

La hipertensión puede tener causas genéticas o ambientales, y también la pueden desencadenar el tabaquismo y los anticonceptivos orales. Fotos: Archivo Unimedios.

Salud

octubre 27 de 2020

Hipertensión: 10 minutos de ejercicio ayudarían a controlarla

En época de confinamiento es ideal que las personas con alta presión arterial...

El producto prolonga la vida útil de las membranas y telas utilizadas para diferentes estructuras. Fotos: cortesía Leandro Hoyos.

Ciencia & Tecnología

octubre 27 de 2020

Sistema para unir textiles y membranas recibe patente de la SIC

El diseño y la creación de un nodo que permite la unión de textiles y membranas...

La profesora Akli señaló que la hipoacusia implica limitación de la actividad y restringe la participación. Fotos: Conferencia “Audición y vejez”.

Salud

octubre 27 de 2020

Hipoacusia aumentaría la depresión

La pérdida auditiva (hipoacusia), que puede ser genética, por factores...

Las organizaciones de Sumapaz le apuestan a la promoción de la agroecología y la protección de los recursos ecosistémicos del páramo. Fotos: Catalina Camacho.

Medioambiente

octubre 27 de 2020

Conservación del páramo de Sumapaz, tarea en red

En reemplazo de los cultivos tradicionales como papa, arveja y cebolla, ahora...

La población más afectada por VIH está entre los 15 y 24 años. Fotos: Jhon Estrada.

Salud

octubre 27 de 2020

Visión heterosexual de género aumentaría riesgo de VIH en jóvenes

La permanencia de ideas patriarcales sobre la definición de lo masculino y...

La primera cohorte del programa certificó a 3.379 jóvenes y adolescentes. Fotos: Archivo Unimedios.

Educación

octubre 26 de 2020

UNAL gradúa primera cohorte del programa Sacúdete

Un total de 3.379 jóvenes entre 14 y 28 años, de 29 departamentos y 380...