Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Reaprovechamiento de llantas usadas podría generar combustible ecológico

Además de ser considerado como un ecocombustible, el limoneno –que se podría obtener en el proceso de descomponer las llantas– se usa como saborizante o aromático en lociones y otros artículos de cuidado diario, o como insumo para la fabricación de productos farmacéuticos. La técnica utilizada es la pirólisis, mediante la cual se descompone un compuesto por acción del calor y sin oxígeno.

Bogotá D. C., 31 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

El limoneno es un tipo de ecocombustible líquido que resulta de técnicas de pirólisis aplicadas a las llantas. Fotos: archivo Unimedios.

La pirólisis es un procedimiento mediante el cual se exponen las llantas a altas temperaturas, en ausencia de oxígeno y en presencia de nitrógeno, para descomponerlas en moléculas.

En Colombia cada año se desechan cerca de 72.000 toneladas de llantas en el mercado de automóviles particulares y de transporte pesado.

Las llantas abandonadas pueden generar plagas de ratones o mosquitos, de ahí la importancia de realizar procesos como la pirólisis para reutilizarlas.

El limoneno tiene usos en la industria como saborizante o fragancia en lociones y otros productos de cuidado diario.

En la fase sólida de descomposición de las llantas se crean carbonizados que se pueden emplear en la industria del cemento.

Paul Angarita Bonilla, magíster en Ciencias - Químicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), compendió las técnicas y los reactores con los que se lleva a cabo el proceso de la pirólisis, para demostrar cómo se pueden aprovechar las llantas desechadas, sobre todo en la fase líquida de su descomposición.

En Colombia cada año se desechan cerca de 72.000 toneladas de llantas en el mercado de automóviles particulares y de transporte pesado, que se suman a las miles de toneladas que se encuentran en los botaderos y que, entre otras cosas, aumentan la proliferación de plagas como ratones y mosquitos. Estos desechos acumulados también pueden generar incendios, y por su baja velocidad de descomposición y por el CO2 que liberan, contaminan el suelo y las aguas subterráneas.

Descomponer las llantas implica tres fases: en la gaseosa se crea un material combustible que se puede usar como fuente de energía; en la fase líquida, con el proceso pirolítico se pueden obtener productos químicos de alto valor como el limoneno –usado como ecocombustible, solvente e insecticida– o productos aromáticos como el tolueno, el estireno y la anilina, que se utilizan para hacer pinturas, telas y pegantes, entre otros; y en la fase sólida se crean carbonizados, que se pueden emplear como catalizadores o descontaminantes de ríos.

En el país hoy existen procesos para reutilizar de las llantas por medio de las reencauchadoras –que procesan alrededor de 600.000 llantas de transporte pesado al año– y del reciclaje en forma de caucho molido para los parques que se han hecho en Bogotá. Sin embargo, tales opciones tienen un potencial limitado debido a que el mercado es reducido.

Auger, el más apropiado

El investigador señala que aunque algunos procesos resultan más costosos que otros según el tipo de reactor utilizado en el proceso de pirólisis y de variables como el tipo de llanta, la temperatura de reacción, la velocidad de calentamiento y el tiempo de residencia de los volátiles, en promedio el combustible líquido que se produce costaría 360 pesos el galón, en comparación con los 9.000 pesos que cuesta en promedio el galón de gasolina.

Entre los tipos de reactores se encuentran: el de lecho fijo, también llamado “por lotes”; el horno rotatorio; el de Auger; el lecho fluido y otros experimentales como el reactor de zinc fundido o el de microondas.

Según el magíster, el reactor de Auger, en el que se puede hacer pirólisis lenta y rápida, y cuyo diseño compacto facilita su transporte y almacenamiento, es el más apropiado para este tipo de proceso; además requiere una inversión más económica y el galón de combustible líquido que genera estaría alrededor de los 300 pesos colombianos.

Aunque las técnicas de pirólisis son una buena herramienta para el aprovechamiento energético de las llantas usadas, sus procesos son costosos por el uso de maquinarias especializadas, y el combustible que se logra producir también exige una inversión inicial alta que no se equipara con la cantidad producida, razón por la cual son técnicas que se deben mejorar en pro de ir remplazando combustibles fósiles por aquellos líquidos hechos con desechos.

En ese sentido, el profesor Ariel Oswaldo Cadena, director de Investigación de Maestría, de la Facultad de Ciencias, señala que aunque la ventaja de las llantas es que es un material que está disponible en gran volumen, uno de los grandes problemas para desarrollar el proceso de pirólisis es el costo de recolectarlas.

(Por: fin/IAR/dmh/LOF
)
N.° 871

Otras noticias

En el Laboratorio Genómico One Health de UNAL Medellín se procesaron las pruebas de COVID-19 remitidas desde Tumaco.

Salud

junio 01 de 2020

Laboratorio de la UNAL procesa pruebas de COVID-19 de Tumaco

Atendiendo el llamado de la Vicepresidencia de la República y del Instituto...

El astro solar emite vibraciones que han sido traducidas en sonidos. 2. El viento solar es imperceptible en la Tierra y solo ha sido posible traducirlo a partir de la sonda Sun Parker. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

junio 01 de 2020

Sonidos del Sol aportan al estudio de su interior

Con base en la heliosismología –estudio de las oscilaciones que se producen en...

Las poblaciones retornadas tras ser víctimas de desplazamiento forzado han sufrido cambios en sus proyectos de vida, su relación con el lugar abandonado, con sus semejantes y con sus familias. Fotos: Alejandro Mejía.

Política & Sociedad

junio 01 de 2020

Retorno en el Tolima altera vida de comunidades

Los cambios que ha sufrido la población desplazada en proceso de retorno y...

La Certificación de Calidad entregada por Bureau Veritas S. A. muestra el empeño de la comunidad universitaria por mantener los más altos estándares de calidad.

Educación

junio 01 de 2020

Bureau Veritas certifica en calidad a la UNAL

Después de un exhaustivo proceso, en el que participaron de una manera decidida...

La capital colombiana es considerada la Atenas de Latinoamérica. Foto: Brandon Pinto.

Ciudad & Territorio

junio 01 de 2020

Bogotá, todavía lejos de ser una capital moderna

El sueño de una metrópoli que le haga honor a la denominación de “Atenas...

Capítulo “Mioceno medio tardío, cuando sucedió la gran diversidad”, en el que participó la paleontóloga Catalina Suárez. Foto: Libro Hace tiempo: Un viaje paleontológico ilustrado por Colombia.

Artes & Culturas

junio 01 de 2020

Desierto de la Tatacoa fue tan verde como la Amazonia

La fauna de La Venta –en el desierto de la Tatacoa (Huila)– estuvo conformada...

La Alcaldesa Mayor de Bogotá arribó este sábado hacia las 4 p. m. al Hospital Universitario Nacional de la UNAL. Fotos: Jonathan García.

Salud

mayo 31 de 2020

HUN se une a red distrital para descongestionar atención en las UCI

Con la adición de 47 camas de cuidado crítico, el Hospital Universitario...

Para escribir el guion de la película, la directora Libia Stella Gómez se inspiró en una de las clases que cursó en la UNAL. Foto: Brandon Pinto.

Artes & Culturas

mayo 30 de 2020

Un tal Alonso Quijano se estrenará gratis por las redes

“Llevamos varios años trabajando en esta película hecha por la Escuela de Cine...

El libro académico, aunque hace una revisión constante del mundo comercial, todavía se expresa mucho en la rigidez visual.

Educación

mayo 29 de 2020

¿Cómo se abre paso un libro académico entre los comerciales?

Aunque el mercado editorial está marcado por los libros comerciales y es...

Medioambiente

mayo 29 de 2020

Robles resilientes ante el fuego

Estos árboles, que en Sudamérica solo se encuentran en Colombia, mostraron...