Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Protocolo optimizaría producción de morera en el Cauca

De 100 plantas sembradas en cultivares “alternativos”, alrededor de 97 mueren porque no logran generar raíces, lo que reduce drásticamente este alimento básico para que el gusano de seda produzca esta fibra natural.

Palmira, 16 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

El único cultivar de morera utilizado en el país para producir seda tiene un rendimiento un 43 % menor al de otros cultivares. Fotos: Angélica Víquez.

Las yemas de morera son los únicos órganos utilizados para el cultivo en laboratorio, pues reduce las posibilidades de contaminación.

A los brotes de morera se les aplican reguladores de crecimiento para optimizar su generación y multiplicación de raíces.

Antes de ser llevadas a campo, las plantas se mantienen en invernadero para que se adapten a condiciones de luz, temperatura y humedad.

La morera es la planta de la que se alimentan los gusanos de la seda para producir esta fibra natural.

Por esta razón, la estudiante Rosa Angélica Víquez, de la Maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, formuló un protocolo que, en primer lugar, permitiría obtener plantas de morera Kanva 2 con sanidad controlada, reduciendo los índices de mortalidad, y en segundo lugar posibilitaría la producción de estos otros cultivares. 

El procedimiento de laboratorio permitiría propagar cultivares más productivos de morera, que actualmente presentan dificultades para generar raíces en las condiciones ambientales de Cauca. 

Algunos de estos cultivares superan en un 43 % la producción de hojas alcanzada por las plantas de morera Kanva 2, únicas utilizadas para la producción de seda en el país, advierte la estudiante. 

Contra infecciones y enfermedades 

Las plantas de morera se reproducen a través de estacas –fracciones de tallo con yemas de donde surgen las ramas– y no de semillas. El primer paso del protocolo consiste en realizar el aislamiento y la desinfección de las yemas, únicos órganos que se recomienda utilizar para el cultivo en laboratorio, para reducir las posibilidades de contaminación. 

“Por medio de un estereoscopio se pueden obtener las yemas, las cuales se establecen durante 30 días en un medio de cultivo que contiene macro y micronutrientes, hasta que se presente el brote”, describe la investigadora. 

Estos brotes se disponen en otro medio de cultivo durante otros 30 días, en los que se aplican compuestos reguladores de crecimiento para su multiplicación. En la fase siguiente, en otro medio de cultivo, se aplican reguladores que estimulan la generación de raíces. 

Trece días más tarde las plantas se llevan a un invernadero en donde desarrollan la capacidad de adaptarse a condiciones de luz, temperatura y humedad menos controladas que las del laboratorio. Por último, la planta, libre de contaminación, infecciones y plagas, se cultiva en campo. 

“El protocolo especifica, entre otros elementos, cuáles son los compuestos reguladores de crecimiento que se deben aplicar al medio de cultivo en cada fase, cuál es el tipo de desinfección que se les debe realizar a las yemas, y cuánto tiempo se deben someter estas a los desinfectantes”, asegura la estudiante. 

Para llegar al paso a paso se consultó bibliografía científica de países como India, Argentina, España, China, Taiwán y Colombia, entre otros, y se realizaron múltiples pruebas en torno al éxito y la reformulación de las medidas que cada documento estipulaba para el cultivo en laboratorio. 

Banco de germoplasma 

“El protocolo nos permitirá crear un banco de germoplasma –centro de conservación de la diversidad genética– con plantas que hayan sido cultivadas en las mejores condiciones de sanidad para ser entregadas a los agricultores, quienes se encargarán de establecerlas en sus cultivos”, asegura la científica. 

Una vez superado el proceso de generación de raíces, y salvo una gran incidencia de plagas o enfermedades, las plantas de morera pueden llegar a vivir hasta 100 años. Debido a que en otros países se ha logrado adaptar los cultivares “alternativos” de morera a sus condiciones, avanzar en este campo resulta muy importante para la competitividad de los productores en Colombia, destaca la investigadora. 

En Colombia la producción de seda se empezó a realizar hace más de 30 años en el Eje Cafetero y en los departamentos del Valle del Cauca y el Cauca. Sin embargo, debido a la caída mundial de los precios en la década de los noventa, la producción se mantuvo especialmente en seis municipios del Cauca: El Tambo, Timbío, Santander de Quilichao, Piendamó, Morales y Popayán. 

El estudio es codirigido por el investigador Roosevelt Escobar y el vicerrector de la U.N. Sede Palmira, Jaime Eduardo Muñoz. Este sirve como trabajo de grado de la bióloga Víquez, que forma parte de un proyecto que avanza con recursos del Sistema Regional de Regalías y la Universidad del Cauca, en alianza con la Gobernación y la U.N. Sede Palmira. El proyecto es dirigido por la doctora Martha Isabel Almanza Pinzón.

(Por: Fin/FH/MLA/LOF
)
N.° 71

Otras noticias

El levante de cada cuy cuesta cerca de 15.000 pesos.

Economía & Organizaciones

diciembre 16 de 2019

El cuy sería buen negocio en el Valle del Cauca

Una planta procesadora abastecería de carne de Cavia porcellus, conocido...


Médicos y especialistas del HUN se formaron en técnicas de diagnóstico de enfermedades relacionadas con asbesto. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

diciembre 13 de 2019

HUN busca mejorar diagnóstico de enfermedades causadas por asbesto

El Hospital Universitario Nacional (HUN) empezó la formación de sus radiólogos,...

Recopilación de datos georreferenciados. Fotos: Daniel Guillermo García Murillo, estudiante de Maestría en Ingeniería Industrial – UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

diciembre 13 de 2019

Revolución agrícola 4.0 optimiza producción de los cultivos

Una nueva práctica que combina el uso de sistemas de información como el GPS...

Brownies elaborados con harina de bore, un producto innovador presentado en el taller “Train the trainers” (entrenando entrenadores). Foto: Diana Manrique Horta - Unimedios.

Desarrollo Rural

diciembre 13 de 2019

Harina de bore, materia prima para brownies y cupcakes

Esta especie de raíz muy grande, conocida científicamente como Alocasia...

Los recién nacidos, en especial los prematuros, no solo pueden sentir dolor, sino que además son más sensibles que los niños y adultos. Fotos: Secretaría Distrital de Salud

Salud

diciembre 13 de 2019

Dolor en recién nacidos hospitalizados dejaría secuelas

Alrededor del 80 % de los recién nacidos que son sometidos a un promedio de 15...

Especial Bicentenario de la Independencia de <em>UN Periódico Digital.</em> Fotos: Brandon Pinto.

Artes & Culturas

diciembre 12 de 2019

Ministerio de Cultura premia a UN Periódico Digital

El especial “Bicentenario de la Independencia” –un producto convergente de...

AppNAT permite visualizar la oferta turística de naturaleza de distintos emprendimientos del Valle del Cauca. Fotos: David Alejandro Piedrahita y Ana Milena Holguín.

Medioambiente

diciembre 12 de 2019

App conecta con el turismo de naturaleza en el Valle

La aplicación AppNAT permitiría visibilizar e impulsar los emprendimientos de...

En esta segunda versión del TBOG se inscribieron 18 estudiantes. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Ciudad & Territorio

diciembre 12 de 2019

Taller Bogotá ofrece soluciones tecnológicas a los retos urbanos

Con tres presentaciones denominadas BicitApp-proyecto de movilidad,...

La herramienta propuesta por el investigador Barrera trabaja a partir de imágenes H&E como con las que analizan los patólogos. Foto: Cristian Barrera.

Salud

diciembre 12 de 2019

Agrupaciones de linfocitos predecirían recaídas por cáncer

Un modelo computacional permite identificar la formación de subgrupos de...