Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Salud

Prótesis biocompatibles para amputados

Sustitutos ortopédicos hechos con biomateriales que se adaptan a la fisiología de cada persona supondrán, a mediano plazo, un alivio para miles de colombianos.

Medellín, 08 de marzo de 2012Agencia de Noticias UN-

Los militares heridos en combate se beneficiarían notoriamente con la propuesta biomédica. Fotos: Medellín/Unimedios

El docente de la Facultad de Minas, Hugo Estupiñán, viene trabajando en el tema de los biomateriales desde 2005.

Los biomateriales médicos se consolidan como una estrategia que se adapta de manera natural y benéfica a las condiciones humanas.

Uno de ellos es Giovanni Quejada. Él alcanzó a dar cinco pasos antes de que un estallido le quitara el pie derecho y la posibilidad de caminar normalmente de por vida. Las prótesis ortopédicas que ha usado desde hace catorce años no han cumplido con devolverle la movilidad de la que gozaba antes de toparse con una mina antipersona, mientras defendía el uniforme del Ejército Nacional de Colombia.

Según datos del Programa Presidencial para la Acción Integral contra las Minas Antipersonal (Paicma), entre 1990 y 2011, se registraron 9.584 víctimas, de las cuales 10% son niños. Debido a la agudeza del problema, la investigación médica en este campo es prioritaria, pues de sus resultados se beneficiarían todas las personas amputadas.

Gracias a una propuesta tecnológica desarrollada por la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, muchos podrán recobrar su normal movilidad física.

Desde el 2005, Hugo Estupiñán, docente e investigador de la Facultad de Minas, explora las ventajas de los biomateriales, un recurso utilizado para remplazar tejidos de los organismos vivos, como piel y hueso. Según argumenta, en el país se carece de propuestas para las necesidades y características fisiológicas de cada paciente.

“Las bondades de un biomaterial tienen que ver con su adaptación a ambientes fisiológicos, como la sangre y los tejidos. Desde el punto de vista metalmecánico, es necesario añadir ciertos componentes para los estudios de superficies y los desarrollos de cubrimientos, que involucren no solo los metales, sino también los polímeros y el ambiente biológico al que estará sometido el material”, explica el experto.

Este avance científico es un logro del trabajo interdisciplinario de médicos, biólogos, bacteriólogos, veterinarios, químicos e ingenieros químicos, para lograr un producto que cumpla con las expectativas de los pacientes.

Este desarrollo “puede solucionar el reemplazo de una extremidad perdida. Por ejemplo, cuando hay amputación de un miembro inferior, se debe tener una parte que se adhiera al hueso que sobrevive y una parte externa que reemplace las funciones de movilidad y de apoyo. Para ello se necesita que el peso del material sea el menor posible”, asegura Estupiñán.

Reto médico

En el Batallón de Sanidad, a Giovanni le asignaron una prótesis que sentía tan pesada como la ametralladora que cargaba cuando perdió su pie en las selvas del Urabá. “El dolor era sobre todo en el hueso, lo más difícil era que todavía sentía el pie ahí, incluso me rascaban los dedos, pero enseguida me daba cuenta de que no los tenía, era desesperante”, recuerda.

Los afectados son atendidos con prótesis o implantes importados estándar, sin tener en cuenta las especificidades físicas de cada paciente. Colombia carece de la infraestructura necesaria para atender la gran escala de casos como el de Giovanni, y menos para devolverles una calidad de vida digna.

Méiser López, médico ortopedista del Hospital San Vicente de Paúl en Medellín, dice que “las prótesis que se usan en hombro, cadera y otras extremidades tienen como problema la biocompatibilidad y el aflojamiento; lo ideal sería que tuvieran una mejor fijación y menos desgaste de las superficies articulares expuestas a la fricción continua por los movimientos”.

Aquí es cuando el avance de la UN entra en juego. Son implantes que estarán en contacto directo con la piel, el sudor y algunas variables como el vello, el peso de la persona y la frecuencia del uso del implante, para obtener la flexibilidad, adaptación y calidad que se requiere para la comodidad humana.

El investigador Estupiñán y el ortopedista López coinciden en que el país tiene una dificultad médica en este campo, debido a que hace falta avanzar en estrategias para la fabricación de implantes más acordes a las condiciones físicas, biológicas y hasta climáticas del entorno local. Con la propuesta, que tiene el aval de la UN, la Universidad de Santander y varias empresas privadas, se pretende activar este avance para generar tecnología propia.

Alta factibilidad

El trabajo está acorde con las políticas que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre facilitar el desarrollo y el acceso a dispositivos apropiados que favorezcan la inclusión y la participación de las personas con discapacidad en la sociedad, con aparatos ortopédicos y prótesis, entre otros.

Los estudios realizados en animales arrojaron resultados positivos. Estupiñán destaca que para esta innovación médica se llevaron a cabo varios ciclos de prueba: en primer lugar, se practicaron ensayos con una composición sintética del plasma sanguíneo, el cual permite medir la reacción del material, el deterioro, ciertas condiciones de estabilidad y su degradación.

Luego, se hicieron pruebas con moléculas de proteínas como colágeno, amilasa y albúmina para simular una fase denominada osteointegración, que es la formación de la matriz extracelular, la cual secreta proteínas y calcio, y además genera un intercambio con los materiales para lograr la biocompatibilidad.

Posteriormente, se realizaron pruebas con células especializadas, bioéticamente aceptadas, que son los osteoblastos fetales humanos, cuya función es la formación de hueso; sus cultivos se mantienen en condiciones especiales de temperatura para evaluar el grado de adhesión, proliferación y crecimiento.

Lo anterior se ha probado con animales criados especialmente para los ensayos, como ratones, conejos y otros roedores, previa aprobación del Comité de Bioética Animal. Se practican implantes en cabeza y fémur, principalmente, para conocer el comportamiento de los biomateriales.

El trabajo, desarrollado desde hace seis años, ya cuenta con convenios médicos para realizar las primeras pruebas en humanos al finalizar el 2012. De esta forma, Giovanni, quien añora doblar el pie y caminar con más seguridad, podrá contar con una solución que le permita recuperar su calidad de vida.

(Por: Fin/hr/sup
)
N.° 604

Otras noticias

Salud

enero 15 de 2021

Tiempo para el ocio y el esparcimiento propicia bienestar

Actividades de ocio que ayuden a potenciar habilidades inmersas como la...

La intervención terapéutica realizada por el SAP-UN muestra efectividad en los índices de bienestar psicológico. Foto: Creative Commons.

Salud

enero 15 de 2021

Terapia psicológica fortalece autoaceptación de pacientes

La intervención terapéutica realizada por el Servicio de Atención Psicológica...

Dentro de los ejes de trabajo está la capacitación al personal encargado, vigilancia epidemiológica y trabajo con las comunidades. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

enero 15 de 2021

UNAL ofrece su campus para apoyar etapa de vacunación en Colombia

El uso del campus y algunas de sus instalaciones para apoyar el proceso de...

El análisis preliminar arrojó deficiencias en la prestación del servicio de saneamiento básico en los tres municipios. Foto: Unimedios.

Medioambiente

enero 15 de 2021

Cáscaras de yuca y plátano también generarían bioetanol

A partir del diseño y la fabricación de tres biorreactores a escala se encontró...

Aunque el plebiscito no parecía la mejor opción, el investigador explica que la refrendación popular era necesaria.

Política & Sociedad

enero 15 de 2021

En el plebiscito por la paz faltó pedagogía e incentivos para votar

Algunas luces sobre las posibles causas que llevaron a los colombianos a...

Biomasa de tallos de rosas recién cortadas. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Medioambiente

enero 15 de 2021

Tallos de rosa muestran alto potencial para producir biocombustibles

Este residuo cuenta con compuestos de alto valor agregado que pueden ser de...

La microscopía se utiliza especialmente para el diagnóstico de enfermedades. Fotos: Heberley Tobón Maya.

Ciencia & Tecnología

enero 14 de 2021

Microscopio holográfico ampliaría acceso a salud en zonas remotas

A partir de lectores Blu-ray de Xbox se trabaja en el desarrollo de un...

La esterilización sería una alternativa para prevenir la sobrepoblación de la especie. Foto: Felipe Villegas -  Prensa Instituto Humboldt.

Medioambiente

enero 14 de 2021

“Hipopótamos en Colombia deberán ser castrados para evitar sobrepoblación”

La especie exótica proveniente de África no tiene en Colombia depredadores...

Algunas empresas han empezado a contemplar contratos efectivamente de teletrabajo, y otras han facilitado sillas, mouse o teclados y pantallas para que se haga un mejor trabajo en casa. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

enero 14 de 2021

Ergonomía, necesaria para teletrabajar durante la nueva cuarentena

El cambio de espacios de trabajo de las oficinas presenciales a millones de...

El cocultivo con la menor concentración inhibitoria 50 fue el 99-37 en fermentación estática equivalente a Fusarium equiseti y Diaporthe phaseolorum. Fotos Cortesía: Katheryn Michell.

Ciencia & Tecnología

enero 14 de 2021

Una solución potencial natural a la “tristeza del aguacatero”

En la búsqueda de soluciones para esta enfermedad que ataca a las plantas de...