Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Personal de la salud sin contrato directo está más desprotegido

Entre el personal de este sector que no tiene contratación directa y que atiende la crisis por COVID-19 en el país, se detectó que el incumplimiento en la entrega de equipos de protección, capacitaciones e incorporación de protocolos de aislamiento, entre otros aspectos, es 10 % mayor frente a quienes cuentan con contratos directos.

Bogotá D. C., 29 de abril de 2020Agencia de Noticias UN-

Se evidenció un mayor incumplimiento en cuanto a medidas de bioseguridad para quienes no cuentan con un contrato directo. Fotos: Nathalia Angarita.

La mayor parte de medidas tomadas frente a la COVI-19 implica una labor más intensa y compleja para los trabajadores de la salud.

El 80 % de este grupo de trabajadores corresponde a mujeres, quienes deben tenerse en cuenta en las políticas públicas.

El sector salud está compuesto no solo por profesionales médicos, sino por un alto porcentaje de trabajadores no profesionales.

En el país no existen estadísticas claras que permitan conocer exactamente quiénes son los trabajadores del sector salud.

Estos datos fueron expuestos por Nancy Jeanet Molina Achury, profesora de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y presidenta de la Asociación Colombiana de Fisioterapia, durante su intervención en el conservatorio “La COVID-19 en Colombia: balance de respuestas y retos a futuro”, organizado por el doctorado interfacultades en Salud Pública.

La docente destacó que el 45 % del personal sanitario no dispone en términos generales de condiciones laborales dignas, entendida como la posibilidad de una vinculación directa y una estabilidad laboral, factores importantes a la hora de discutir las condiciones de seguridad y las garantías para la prevención, el diagnóstico y la atención de enfermedades profesionales.

La información es producto de una iniciativa llamada Monitoreo Crítico Interprofesional, en la que se articulan varias organizaciones que han identificado como elemento fundamental generar información propia, construir evidencia y hacer un seguimiento desde los propios trabajadores sobre sus condiciones de bioseguridad.

En este espacio participan delegados de 11 profesiones y organizaciones sindicales, que representan trabajadores auxiliares, técnicos y tecnólogos y auxiliares administrativos y de soporte logístico del desarrollo misional del sector salud. A nivel de profesiones, se han involucrado representantes de áreas como fisioterapia, terapia respiratoria, enfermería, instrumentación quirúrgica, fonoaudiología y terapia ocupacional, entre otras.

La situación expuesta forma parte de un análisis de 16 días, con corte al 15 de abril, con la participación de miembros del sector salud de casi todo el país, con excepción de los departamentos de Amazonas y Guainía. Según la docente, en el análisis se hizo un énfasis importante en las profesiones no médicas del sector, como una mirada complementaria a otros estudios.

Solo el 33 % de los participantes en el ejercicio reportan un contrato a término indefinido. “El sector se caracteriza por una condición de trabajo que no responde a los lineamientos básicos de lo que podría ser considerado un trabajo digno según la normativa nacional e internacional”, mencionó.

Respecto al cumplimiento de las condiciones de bioseguridad se encontró un alto porcentaje de incumplimiento por parte de las IPS en las medidas relacionadas con aspectos de ingeniería, como las adecuaciones en la ventilación de espacios para el manejo de ropas usadas en la atención de pacientes.

En referencia a las barreras que se pueden proporcionar entre el trabajador y la fuente de exposición para evitar el contagio se encontraron porcentajes de incumplimiento por encima del 50 %. “Aquí estarían todas las labores específicas de incorporación de los protocolos en términos de procedimientos para evaluaciones iniciales, aislamientos de pacientes y demarcaciones de áreas”, explicó la docente.

Al ratificar lo encontrado en otros estudios, el 7 % de los participantes indicaron que no les han sido entregados elementos de protección y que según el tipo de contratación a algunos trabajadores se les plantea que deben comprar su propio equipo de protección.

“En el tema del tapabocas se reporta que el 84 % fueron entregados, junto con otros elementos de protección. En síntesis, se trata de un elemento que a la fecha no se tiene garantizado para todos los trabajadores como está planteado por los protocolos”, afirmó la profesora Molina.

(Por: fin/ALP/MLA
)
N.° 385

Otras noticias

La mora Castilla sin espinas es uno de los cultivares más representativos en el país. Fotos: Julián Andrés Solís.

Desarrollo Rural

julio 13 de 2020

Cultivos de mora en macrotúneles se protegerían de plagas y enfermedades

Esta tecnología, que hasta ahora no se había implementado en el país, busca...

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...