Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Mujeres de Bogotá lideran procesos de agricultura urbana

En huertas caseras o sembradas en zonas recuperadas del abandono en las localidades de San Cristóbal, Rafael Uribe, Bosa, Ciudad Bolívar y Suba, seis mujeres de la capital siembran habas, lechugas, plantas aromáticas, tomate de árbol, acelgas, especias, calabaza, frijol, quinua, y papa criolla, entre otras variedades.

Bogotá D. C., 04 de junio de 2021Agencia de Noticias UN-

Entre los cultivos figuran plantas aromáticas, tomate de árbol, acelgas, especias, calabaza y frijol. Fotos: cortesia Cristhian Javier Cely Segura

La mayoría de las huertas se encuentran en zonas de sus comunidades recuperadas.

La resistencia desde sus hogares les ha significado un mayor esfuerzo.

La mayoría de ellas llegó a la agricultura urbana porque debían cambiar sus hábitos alimenticios.

Las seis mujeres son lideresas no solo en sus huertas, sino también en sus hogares, sus familias y sus comunidades.

Desde sus comunidades, en diferentes barrios de Bogotá, Carmen, Yolanda, María, María Luz Dary, María del Mar y Gina lideran y promueven procesos de agricultura urbana como contribución a la seguridad alimentaria y nutricional (SAN), pese a obstáculos como el tiempo, el apoyo de sus familiares y el espacio físico.

Ellas obtienen sus semillas por medio de redes de intercambio o como vestigio de plantas que se siembran para la recolección posterior de semillas, que a su vez les sirve como su propio banco para salvaguardarlas.

Sin embargo, muchas de estas mujeres no han tenido el apoyo de sus familias, por lo que la resistencia desde sus hogares les ha significado un mayor esfuerzo, sumado a la doble o triple carga que tienen con las tareas del cuidado del hogar y responsabilidades laborales.

“Ellas son lideresas en todos los aspectos de sus vidas: en sus huertas, sus hogares, sus familias, sus comunidades, y como tales contribuyen al componente de la seguridad humana inmersa en la seguridad ambiental y en la SAN, que habla de mejorar las condiciones de dignidad de las personas que contribuyen a este tipo de prácticas”.

Así lo afirma el nutricionista y dietista Cristhian Javier Cely Segura, magíster en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien en su investigación se acerca a las nuevas formas de relación que se pueden dar entre las mujeres que habitan zonas urbanas y el concepto de SAN construido por el Observatorio de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional de la UNAL (OBSSAN-UN).

En su estudio se realizan 6 charlas informales y 4 entrevistas semiestructuradas, para un total de 10 encuentros del investigador con las mujeres; todas tienen hijos e hijas, 5 de las 6 entrevistadas viven con su pareja y todas son mayores de 40 años.

“El objetivo con las charlas era establecer un vínculo con ellas para luego, con las entrevistas, conocer aquellas cosas poco evidentes y que uno no creería que están detrás de una huerta urbana”, señala el investigador.

Agrega que “estas huertas no empezaron por una necesidad económica, sino con el fin de promover el cuidado del medioambiente y cambiar el entorno de sus comunidades: muchas de ellas llegaron a estas prácticas de agricultura urbana por la necesidad, por ejemplo, de tener que modificar sus hábitos alimenticios o la de sus hijos por algunas enfermedades; otras, por trabajos relacionados con algunas entidades ambientales, como el Jardín Botánico de Bogotá, y otras por la transformación de espacios comunitarios en estado de deterioro”.

Trabajo de tiempo completo

Un factor que les ha significado uno de los mayores retos a todas estas mujeres es la falta de tiempo, y aunque es más sencillo para las que tienen el apoyo de sus parejas –que participan de forma activa en las tareas agroecológicas que demanden fuerza y desgaste físico–, para aquellas que no lo tienen les significa una dualidad y preocupación de no tener tiempo para sus familias o tareas de cuidado.

“Muchas de ellas madrugan mucho y deben dejar el almuerzo listo, alistar a sus hijos y ocuparse de algunos asuntos de la casa antes de salir a las huertas. Se ven obligadas a dormir menos para poder cumplir con todas las funciones y hacer lo que ellas quieren, que es trabajar la cultura urbana, algo que aunque ellas consideran una actividad de tiempo libre, en últimas les genera un arduo trabajo y sacrificio diario”.

(Por: fin/SMC/MLA/LOF
)
N.° 53

Otras noticias

Andrea Niño es la primera colombiana en formar parte como cantante solista de la prestigiosa Academia del Teatro alla Scala. Foto: Revista Opera Actual

Artes & Culturas

junio 11 de 2021

Egresada de la UNAL gana concurso internacional de canto lírico

La mezzosoprano colombiana Andrea Niño, egresada del Conservatorio de Música de...

La Supersolidaria establece las directrices para la prevención del lavado de activos del sector solidario o cooperativo. Fotos: Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 11 de 2021

Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del...

La alta contaminación sería aportada especialmente por las comunidades ubicadas en los márgenes y laderas de los dos ríos. Fotos: Soendra Cardona.

Medioambiente

junio 11 de 2021

Sangoyaco y Taruca, dos ríos que agonizan por contaminación

La alta contaminación se debería especialmente a que las comunidades ubicadas...

Participantes de la quinta sesión Diálogos Convergentes “Derechos fundamentales a la salud y sistema de salud”. Foto: Captura del evento

Política & Sociedad

junio 11 de 2021

Construir un nuevo sistema de salud implica un cambio profundo

“Colombia tiene que revisar el modelo de desarrollo, de lo contrario nunca...

Las becas “Lucía Galvis” de la UNAL Sede Manizales apoyan económicamente a jóvenes de primeros y último semestre. Fotos: Unimedios

Educación

junio 11 de 2021

UNAL Sede Manizales crea becas “Lucía Galvis”

El promotor de la iniciativa es el diseñador industrial Andrés Fernando Serrano...

El pollo es la proteína más consumida en el mundo. En Colombia se calculan 35 kilos y 300 huevos por persona al año. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 11 de 2021

Bacilos y orégano, mejores que los antibióticos para pollos de engorde

Reemplazar ciertos antibióticos que se usan en la industria avícola –para...

El dispositivo automatiza la pronación, una maniobra que se usa en pacientes en cuidados intensivos. Foto: Mario Giraldo

Ciencia & Tecnología

junio 10 de 2021

Co-creador de robot para pacientes UCI, Inventor 2020

Un robot que ayuda a la pronación de pacientes –ubicarlos en posición boca...

Educación

junio 10 de 2021

Comunicado No. 07 de 2021 de la Rectoría

La Universidad Nacional de Colombia, consciente de su responsabilidad como...

El frijol es la leguminosa de consumo directo más importante para el ser humano, ya que es fuente de proteínas y micronutrientes. Fotos: Sergio Cruz.

Desarrollo Rural

junio 10 de 2021

Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los...

Los robledales, sistemas muy importantes para la biodiversidad colombiana, fueron altamente afectados en el pasado. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Medioambiente

junio 10 de 2021

Del Amazonas a los Andes, insumos para el mapa de vegetación de Colombia

La información sobre las formaciones vegetales en la historia del territorio...