Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Microorganismos aumentarían producción de requesón

La fermentación de lactosuero dulce –subproducto de la fabricación de quesos como el campesino– con bacterias ácido lácticas como el Lactobacillus delbrueckii, mejoró el rendimiento en la obtención de un requesón al que se le añadieron probióticos para mejorar sus cualidades nutricionales.

Bogotá D. C., 01 de noviembre de 2019Agencia de Noticias UN-

El requesón, o queso tipo Ricotta, es ampliamente consumido por las familias mexicanas. Fotos: archivo Unimedios.

Recolección de sólidos para obtener el requesón.

En el estudio se encontró que a partir de lactosuero dulce se producían más exopolisacáridos.

El lactosuero se calentó durante una hora a 90 °C.

Una vez obtenido el requesón se sometió a un análisis con consumidores.

Con la dirección del profesor Carlos Alberto Fuenmayor Bobadilla, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA), Sara Viviana Carrero Puentes, magíster en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), desarrolló este proyecto con la Universidad Autónoma Metropolitana de México, para mejorar la fabricación de uno de los productos más consumidos por familias de bajos recursos de ese país, en particular aquellas que habitan zonas rurales y con difícil acceso a alimentos probióticos.

“Queríamos inocular el microorganismo Lactobacillus casei ssp. paracasei, que tiene beneficios para la salud como mejorar el sistema inmune y disminuir la incidencia de resfriados y de enfermedades estomacales, para llevar el producto a esa población y replicarlo aquí en el Colombia”, explica la magíster, quien trabajó con el grupo de la investigadora mexicana Alma Elizabeth Cruz Guerrero.

La idea era incluir estas características positivas en un requesón cuya elaboración además fuera más eficiente. Se trata de un tipo de queso que, a diferencia de otras variedades a las que estamos más acostumbrados –como el campesino o el pera–, no se obtiene directamente de la leche sino del lactosuero, que es el subproducto que queda de la industria quesera y que se puede constituir en un problema ambiental si no se dispone adecuadamente.

“Cuando se hace el queso pera o el campesino se aprovecha la parte de la proteína que es insoluble, entonces en lo que queda del residuo todavía hay proteína, la cual se puede aprovechar por una industria que produce requesón (Ricotta) u otros tipos de queso, lo que ayuda a que este no se vierta al ambiente. Uno de los problemas que enfrentan los productores en este proceso son los bajos rendimientos, debido a que el suero presenta niveles más bajos de proteína” comenta el profesor Fuenmayor.

La investigadora Carrero abordó esta problemática mediante la fermentación del lactosuero con la bacteria Lactobacillus delbrueckii, con la que se consigue producir unas moléculas conocidas como exopolisacáridos, las cuales retienen agua y permiten aumentar el rendimiento que se obtiene del requesón. En este proceso se encontró que el suero dulce, como el que resulta de la elaboración del queso campesino, funciona mejor que el ácido, como el del queso pera.

“A partir de esos resultados empezamos a elaborar el requesón, inoculando el suero con el microorganismo (Lactobacillus delbrueckii) dejándolo fermentar alrededor de 48 horas a una temperatura entre 37 y 42 °C; luego se calentó a 90 °C por una hora”, tiempo en el que se observó cómo se precipitaban las proteínas, detalla la magíster.

Después se coló el remanente, al cual se le añadió sal y el probiótico Lactobacillus casei ssp. paracasei –muy usado en productos como fórmulas infantiles–, se empacó y refrigeró.

Sabor aceptado

Después de obtener el producto se sometió a un estudio de vida útil para determinar cuánto tiempo puede estar disponible en los anaqueles de un supermercado o en la nevera de los compradores, y además a un análisis sensorial para identificar si les gustaba o no a los consumidores.

Los resultados arrojaron que los requesones analizados tienen una vida útil de 21 días; sin embargo, en el análisis sensorial se determinó que los cambios físicos que sufre el requesón al añadir exopolisacáridos no son los de mejor agrado, ya que los consumidores no están habituados a esta textura y a los cambios de color que se presentan durante la fermentación.

“Obtuvimos que a nivel sensorial el requesón fue aceptado, aunque la molécula que utilizamos para mejorar los rendimientos le dio una textura diferente, pero el sabor no se alteró.

El probiótico sí fue bastante aceptado, de hecho ni siquiera percibieron que tenía algo diferente”, señala la magíster, quien obtuvo un producto de mayor rendimiento, vida útil comparable al requesón convencional y con un alto valor agregado, lo que lo hace un producto sin precedentes conocidos por los investigadores, por lo menos en Colombia, donde en el mercado no existen quesos probióticos.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 877

Otras noticias

En el Laboratorio Genómico One Health de UNAL Medellín se procesaron las pruebas de COVID-19 remitidas desde Tumaco.

Salud

junio 01 de 2020

Laboratorio de la UNAL procesa pruebas de COVID-19 de Tumaco

Atendiendo el llamado de la Vicepresidencia de la República y del Instituto...

El astro solar emite vibraciones que han sido traducidas en sonidos. 2. El viento solar es imperceptible en la Tierra y solo ha sido posible traducirlo a partir de la sonda Sun Parker. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

junio 01 de 2020

Sonidos del Sol aportan al estudio de su interior

Con base en la heliosismología –estudio de las oscilaciones que se producen en...

Las poblaciones retornadas tras ser víctimas de desplazamiento forzado han sufrido cambios en sus proyectos de vida, su relación con el lugar abandonado, con sus semejantes y con sus familias. Fotos: Alejandro Mejía.

Política & Sociedad

junio 01 de 2020

Retorno en el Tolima altera vida de comunidades

Los cambios que ha sufrido la población desplazada en proceso de retorno y...

La Certificación de Calidad entregada por Bureau Veritas S. A. muestra el empeño de la comunidad universitaria por mantener los más altos estándares de calidad.

Educación

junio 01 de 2020

Bureau Veritas certifica en calidad a la UNAL

Después de un exhaustivo proceso, en el que participaron de una manera decidida...

La capital colombiana es considerada la Atenas de Latinoamérica. Foto: Brandon Pinto.

Ciudad & Territorio

junio 01 de 2020

Bogotá, todavía lejos de ser una capital moderna

El sueño de una metrópoli que le haga honor a la denominación de “Atenas...

Capítulo “Mioceno medio tardío, cuando sucedió la gran diversidad”, en el que participó la paleontóloga Catalina Suárez. Foto: Libro Hace tiempo: Un viaje paleontológico ilustrado por Colombia.

Artes & Culturas

junio 01 de 2020

Desierto de la Tatacoa fue tan verde como la Amazonia

La fauna de La Venta –en el desierto de la Tatacoa (Huila)– estuvo conformada...

La Alcaldesa Mayor de Bogotá arribó este sábado hacia las 4 p. m. al Hospital Universitario Nacional de la UNAL. Fotos: Jonathan García.

Salud

mayo 31 de 2020

HUN se une a red distrital para descongestionar atención en las UCI

Con la adición de 47 camas de cuidado crítico, el Hospital Universitario...

Para escribir el guion de la película, la directora Libia Stella Gómez se inspiró en una de las clases que cursó en la UNAL. Foto: Brandon Pinto.

Artes & Culturas

mayo 30 de 2020

Un tal Alonso Quijano se estrenará gratis por las redes

“Llevamos varios años trabajando en esta película hecha por la Escuela de Cine...

El libro académico, aunque hace una revisión constante del mundo comercial, todavía se expresa mucho en la rigidez visual.

Educación

mayo 29 de 2020

¿Cómo se abre paso un libro académico entre los comerciales?

Aunque el mercado editorial está marcado por los libros comerciales y es...

Medioambiente

mayo 29 de 2020

Robles resilientes ante el fuego

Estos árboles, que en Sudamérica solo se encuentran en Colombia, mostraron...