Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Microcréditos sin control aumentarían la pobreza

Promover el uso de productos microfinancieros entre la población rural sin la correcta asesoría podría profundizar la pobreza en estas zonas, debido al sobreendeudamiento.

Bogotá D. C., 19 de junio de 2018Agencia de Noticias UN-

Las microfinanzas buscan apoyar proyectos productivos y promover que las personas salgan de la pobreza.

La “financiarización” se refiere a la expansión de los servicios financieros con el fin de aumentar la rentabilidad del sector bancario.

Para acceder a un microcrédito se debería pasar por un proceso de acompañamiento.

En las zonas rurales existen personas que sacan un crédito nuevo para pagar otro ya existente.

El sobreendeudamiento puede llevar al aumento de la pobreza en el sector rural.

Ofrecer microcréditos u otros productos microfinancieros con el fin de aumentar la rentabilidad de las instituciones bancarias, sin importar si las personas están en capacidad de endeudarse y obviando los fines para los que fueron creados, –como promover el emprendimiento y los proyectos productivos–, puede convertirse en el caldo de cultivo de una crisis microfinanciera.

Estas son las conclusiones a las que llegó Natalia Ramírez Virviescas, magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), a partir de la investigación que realizó para su tesis.

La investigadora habla sobre un posible proceso de “financiarización”, término en construcción en el mundo que se refiere a la expansión de los servicios financieros con la intención de aumentar la rentabilidad, pero que desencadenan crisis financieras a gran escala, debido a que se corren mayores riesgos.

“Cuando hablamos de financiarización de las microfinanzas estamos hablando de la pérdida de los principios fundamentales que rodeaban este concepto. Se pierde el deber de acompañar proyectos productivos, de brindar un apoyo a emprendimientos y solo se busca ampliar la cobertura de servicios financieros de bajo monto para las personas de escasos recursos”, asegura la investigadora.

Advierte que de esta manera se brindan créditos con un altísimo riesgo a tasas muy altas y después se llevan a cabo prácticas de cobranza que arrastran a las personas hacia una crisis económica.

Para identificar estos malos hábitos en las microfinanzas del sector rural colombiano, la investigadora analizó las estadísticas y los estudios disponibles, revisando variables como los índices de bancarización y las tasas de interés de las instituciones que ofrecen microcréditos al sector rural.

Además aplicó lo que denominó como la “Encuesta sobre uso de productos y servicios microfinancieros en zonas rurales 2018”, realizada a 222 personas mayores de 18 años de veredas y cabeceras municipales de Moniquirá, Motavita, Nuevo Colón, Oicatá, Paipa y Villa de Leyva, en Boyacá, y Simacota, en Santander.

Señales de alarma

Aunque la investigadora es clara al afirmar que en Colombia hoy no existe una crisis microfinanciera, considera que sí existen señales de alarma que indican que el Gobierno debe estar más atento a la expansión generalizada de los servicios microfinancieros, en especial en los sectores rurales.

Entre las señales se cuenta la falta tanto de acompañamiento en la formulación de proyectos productivos para el uso de los microcréditos, como de asesoramiento para el empleo de los recursos.

Estos créditos también se están destinando para consumo, cuando su finalidad debería estar limitada a emprendimientos e iniciativas productivas.

Por otra parte, la investigación detectó que en los municipios rurales estudiados se está recurriendo a prácticas de cobranza inadecuadas, que llevan a que las personas tomen un crédito nuevo para pagar uno previo. En estas prácticas, los deudores de escasos recursos contraen diferentes compromisos financieros, llegando incluso a la insolvencia.

Las consecuencias de una posible crisis microfinanciera no son solo económicas, sino también sociales. Fenómenos como el sobreendeudamiento se pueden convertir en la causa de la profundización de la pobreza de una población que desde un principio no contaba con una sólida estabilidad económica y que pierde sus pocos bienes en el pago de créditos.

Ante las preocupaciones detectadas en el estudio, la investigadora llama la atención a la Superintendencia Financiera de Colombia para que preste vigilancia. Además considera que se debe promover una legislación que defina claramente la figura del microcrédito y sus condiciones, ya que hoy se permite cobrar tasas de interés más elevadas en estos créditos, no solo por su riesgo sino porque se supone que se deben complementar con una metodología de acompañamiento.

“En Colombia el microcrédito se define vagamente como un ‘crédito de bajo monto’, cuando su concepto va mucho más allá. Como no existe una legislación que defina qué es un microcrédito y establezca que este debe contar con una metodología de acompañamiento, se da lugar a que se cobren tasas de interés muy altas sin que el usuario se vea beneficiado por la metodología microcrediticia”, explica la investigadora.

Es así como hoy en día muchas entidades brindan servicios con el nombre de microcréditos, pero lo que realmente hacen es dar créditos de bajo monto a sus usuarios.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 765

Otras noticias

Educación

enero 18 de 2020

Una década de transformaciones: conocimiento y sostenibilidad

Los días en que renovamos nuestros calendarios se convierten en la oportunidad...

El proyecto se desarrolló a través de la plataforma Moodle. Fotos: Gloria Nancy Lamprea López, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales – UNAL Sede Manizales.

Educación

enero 17 de 2020

Aula virtual optimiza procesos de aprendizaje

A través de la plataforma Moodle se diseñó este escenario que promueve el...

La sutura medial palatina se ve afectada en pacientes con labio leporino o paladar endido. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2020

Modelo matemático optimizaría tratamientos expansivos del maxilar

Odontólogos y especialistas pueden utilizar este modelo computacional para...

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado tomó posesión del cargo como nuevo vicerrector de Investigación. Fotos: Brandon Pinto – Agencia UN.

Educación

enero 16 de 2020

Asume nuevo vicerrector de Investigación de la UNAL

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado, ingeniero químico y magíster en...

El patrón Yoshimura está conformado por una serie de líneas horizontales y diagonales que al cruzarse forman un patrón triangular.  Fotos: Darío Marín

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2020

Estructura prefabricada para construcción recibe patente de la SIC

Los usos de la innovación van desde estructuras de campaña militar y un...

El desconocimiento de los efectos de las sustancias psicoactivas hace más vulnerables a los jóvenes. Foto: Diana Carolina Acuña.

Salud

enero 16 de 2020

Divulgación científica previene consumo de sustancias psicoactivas

La enseñanza de la composición química de drogas como la marihuana, el dick...


Corzuela colorada (<em>Mazama americana</em>).

Medioambiente

enero 15 de 2020

FOTOGALERÍA: Urras, los salvavidas de la fauna silvestre

La Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (Urras) se creó en...

Practicar mínimo 30 minutos de actividad física diaria ayudaría a prevenir la aparición de EPOC en la población. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 15 de 2020

Actividad física mejoraría calidad de vida en pacientes con EPOC

La falta de actividad física, la práctica de hábitos poco saludables y el...

Educación

enero 14 de 2020

Comunicado No. 01 de 2020 de la Rectoría

Bienvenida a la comunidad universitaria de la Universidad Nacional de Colombia,...