Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Las “ollas”, territorios de construcción de identidad para los habitantes de calle

Tras abordar a un grupo de 12 personas, habitantes y exhabitantes de calle de Bogotá, se observó que los señalamientos y condenas contra los sujetos excluidos los llevó a refugiarse en lugares como la Calle del Cartucho y la L, o Bronx, las dos grandes ollas del país.

Bogotá D. C., 13 de mayo de 2019Agencia de Noticias UN-

La investigación se realizó con habitantes y exhabitantes de calle que pasaron por el Cartucho y el Bronx.

Aunque para algunos habitantes la calle se convirtió en su cama, cobija y abrigo, para muchos ciudadanos son lugares intransitables.

Para algunos individuos la decisión de radicarse dentro del Cartucho se cimentó en el vínculo entre habitar la calle y el consumo de droga.

La “olla” es considerada como el lugar que genera placer, pero donde también se vive el peligro de morir.

Algunos “retaquean” o piden limosna, otros roban y limpian carros para sobrevivir en la “olla”.

La investigadora Marcela Cifuentes, magíster en Sociología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), afirma que los significados dados por los habitantes del Cartucho y la L muestran la realidad paradójica de la calle afuera y la calle adentro, siendo esta última el lugar donde formaron una identidad y moldearon un hábito que fortaleció una cultura de la calle proclive a continuar tras la desaparición de sus territorios.

Agrega que en los testimonios logrados a partir de entrevistas se observa que muchos de ellos asumieron las calles de Bogotá, y en especial las ollas, como sus hogares, donde en algunos casos construyeron familias, aunque muchas terminaban destruidas por el consumo de bazuco.

“Para algunos habitantes la calle se convirtió en su cama, cobija y abrigo, y adquirió un nuevo atributo con ciertos rasgos paradójicos, pues a pesar de ser ‘espacio público’ se volvió intransitable para muchos ciudadanos y transitable solo para aquellos que parecían con menos derechos sobre el espacio: los excluidos”, relata.

En dos cuadras, las calles del Cartucho y la L adquirieron para un grupo de personas el rasgo de un “espacio social” en el que se establecieron relaciones simbólicas y de poder por parte de una comunidad marginada que en algún momento estuvo dispersa y que con la consolidación de estos territorios pudo concentrarse en un mismo punto.

“Probablemente la decisión de muchos habitantes de calle de radicarse dentro del Cartucho, cerrarlo como olla y decidir no salir de él, o salir solo en ciertas ocasiones, se cimentó en el vínculo entre habitar la calle y el consumo de droga, ya que en el Cartucho era muy fácil conseguir y consumir distintas sustancias, especialmente bazuco”, agrega.

Muchos de ellos recorren la calle para sobrevivir: algunos “retaquean” o piden limosna, otros roban y limpian carros; todo depende de las habilidades que adquieren dentro de la olla.

“A diferencia de la calle, la olla tiene significados un poco ambiguos, porque es allí donde se genera el placer, donde algunos construyen la idea de familia, pero también es donde se vive el peligro de morir”, señala la investigadora.

Algunos testimonios se obtuvieron después de dialogar con exhabitantes de calle que participaron en el proyecto “Renovando el olvido: historias de la L en un modelo a escala”, desarrollado por el Museo Nacional, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y el Instituto Distrital para la Protección de la Infancia y la Juventud (Idipron).

Relaciones sociales alrededor del consumo de bazuco

“En todos los casos de la muestra existe una relación de mucho miedo hacia el bazuco, de mucho dolor, pero al mismo tiempo una atadura muy fuerte a lo que se origina de su consumo, porque es una serie de construcciones sociales que se hacen alrededor de este y de la manera en que se vive en estos lugares”, comenta la investigadora.

Agrega que “el día de algunos comienza buscando una dosis; cuando la consiguen deciden buscar algo de comer, si es que se acuerdan. A cierta hora del día, ninguna en particular, comienzan el rebusque del día a día escarbando en la basura para ver si encuentran un objeto que les pueda dar para varios días de consumo, o algo útil para vender en las bodegas de reciclaje”.

En conclusión, es claro que las dinámicas dentro de la L giraban en torno al consumo, ya que las estructuras de poder, el funcionamiento de cada gancho, las espacialidades, la rumba, el rebusque y la cotidianidad, al menos para el habitante de olla, estaban todas integradas a las posibilidades impuestas por el expendio y consumo de drogas.

“Dichas posibilidades convertían la L en un refugio clandestino y silencioso ante lo que –para ellos– es la otra ciudad, la de afuera de la olla. Poder consumir con cierta aceptación contribuyó al significado de la olla como territorio, como lugar y como tejido de una identidad común”, concluye la magíster.

(Por: Fin/DGH/dmh/LOF
)
N.° 236

Otras noticias

La primera fase del concurso “Tesis en tres minutos” seleccionó a 11 ganadores, estudiantes de doctorado de la UNAL. Fotos: Luis Palacios – Unimedios

Educación

octubre 21 de 2019

A ronda final, 11 concursantes de tesis en tres minutos

Un efecto bacteriano capaz de activar resistencia en cultivos de yuca, un virus...

Las muestras de concreto con las que trabajó la investigadora se pueden usar para aplicaciones como pisos. Fotos: Jenny Coral.

Ciencia & Tecnología

octubre 21 de 2019

Concreto sostenible con cascarilla de café

Esta fibra vegetal, que proviene de la trilla del grano de café, reemplazaría...

Este domingo 20 de octubre espere la edición 222 de <em>UN Periódico</em>, el cual trae un especial sobre la Amazonia.

Educación

octubre 19 de 2019

“Amazonia, los conflictos por la tierra, el agua y la naturaleza”, especial de UN Periódico para leer este domingo

La falta de una legislación más estricta por parte de los Gobiernos de la...

Los egresados fueron destacados por su labor social, profesional, investigativa y sus aportes a la sociedad. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Educación

octubre 18 de 2019

Siete egresados ilustres condecorados por la UNAL

Alex Enrique Bustillo, Ariel Ávila Martínez, Santiago José Mendoza, Jorge...

Niños de la comunidad indigena Uitoto hacen una danza tradicional para inaugurar el 10º Congreso Mundial para el Talento de la Niñez.  Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Educación

octubre 18 de 2019

Cultivar el talento de la niñez para la tolerancia, la verdad y la paz

“Lo importe no es solo enseñarle algo a un niño, sino moldear su espíritu para...

La torta de sacha inchi tiene proteínas, fibra y grasas buenas como omega 3, 6 y 9.

Ciencia & Tecnología

octubre 18 de 2019

Sacha inchi, proteína para bebida funcional de mango y piña

La torta de sacha inchi, también conocida como “expeller”, es un subproducto...

Artes & Culturas

octubre 18 de 2019

UNAL llega con más de 250 títulos a la Feria Internacional del Libro de Cali

Para esta edición de la FIL Cali 2019, la Universidad Nacional de Colombia...

En Colombia, el sector cárnico representó el 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017. Foto: Liceth Johanna Rodríguez.

Economía & Organizaciones

octubre 18 de 2019

Planta de desposte mejoraría comercialización de carne en el Valle

El diseño de esta planta de desposte bovino y porcino, que cumple con las...

El tinamú negro <em>Tinamus osgoodi</em> es un ave críptica, generalmente rara y muy poco conocida. Fotos: @naturamazonas, Conservación Internacional Colombia

Medioambiente

octubre 18 de 2019

Tinamú negro, un ave en peligro

Los asentamientos humanos y la alta deforestación que se presenta en Colombia y...

Uber es una de las plataformas virtuales de servicios de transporte.

Economía & Organizaciones

octubre 18 de 2019

Plataformas digitales: ¿trabajo independiente o subordinado?

Detrás de las ventajas que se les ofrecen a quienes prestan servicios de...