Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

La Calera se convertiría en bosque de cemento

El proyecto incluido en el reciente Plan de Ordenamiento Territorial de construir una vía panorámica que conecta el casco urbano de La Calera con Bogotá amenaza con destruir los ecosistemas de la zona.

Bogotá D. C., 16 de junio de 2011Agencia de Noticias UN-

El proyecto aliviaría el ascenso al municipio por la calle 85. - Fotos: A. Felipe Castaño / Unimedios

Bosques, páramos, reservas naturales y cerros del municipio de La Calera están en riesgo de transformarse en una gran vía panorámica que se conectará con Bogotá. Los habitantes temen que estas modificaciones a la naturaleza, además de agotar el agua, sigan alimentando las catástrofes ambientales.

Así lo señalan habitantes de este municipio de Cundinamarca, quienes exigen que se proteja el páramo y otras áreas naturales de las construcciones planeadas, para evitar la pérdida del abastecimiento hídrico y catástrofes en épocas invernales o de sequía.

Juan Manuel Rosso, ambientalista de la Universidad Nacional de Colombia, elaboró una serie de mapas de riesgo que evidencian cómo se generarían alteraciones importantes en la principal estructura ecológica de la zona, la red de espacios y corredores que sostienen y conducen la biodiversidad y los procesos ecológicos esenciales (definidos por el Acuerdo 248 de 2006 del Concejo de Bogotá).

Según Rosso, se busca sustraer fragmentos de capa vegetal que corresponden al suelo de conservación del agua y construir sobre estas áreas viviendas campestres y servicios hoteleros. Por otra parte, en el POT se desconoce el número de acueductos veredales existentes (61) y apenas se georreferencian 39; entretanto, la construcción de la carretera se haría en medio del bosque.

El proyecto pretende aliviar la entrada a La Calera al descongestionar el ascenso por la calle 85; sin embargo, ello va en contra del ordenamiento nacional ambiental, pues fraccionaría el ecosistema y relictos de bosque quedarían convertidos en cemento, dice el botánico Orlando Rangel, investigador del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN. Asimismo, el proyecto de construcción de viviendas, restaurantes y hoteles de hasta ocho pisos de altura tendría un grave impacto para las zonas de recarga de acuíferos, el paisaje y la vegetación nativa.

La Ley 382 de 2010 (Código de Minas) impide el otorgamiento de licencias ambientales para la explotación en zonas de páramo y subpáramo, pero el POT de La Calera, en su artículo 24, fija la altura a partir de los 3.200 metros sobre el nivel del mar (msnm), es decir que deja abierto el proyecto de construcciones, explotaciones y actividades agropecuarias desde la falda de la montaña hasta los 3.200 msnm. No obstante, Rangel subraya que no se puede definir un páramo por la altitud, sino por las características del terreno.

Un acuerdo muy amplio

“Si dejamos desaparecer esta capa natural, que parece insignificante, sumada a todas las que se pierden a lo largo y ancho del territorio colombiano por acciones como la minería, y que van a parar al río Magdalena, se volverán a presentar los derrumbes e inundaciones que tienen en emergencia al país”, asegura el profesor Jaime Ramírez, del Departamento de Biología de la UN.

Agrega que el equilibro hídrico se mantiene gracias a la cobertura vegetal, ya que todos los arbustos y especies de plantas propias del ecosistema de páramo se encargan de filtrar, retener el agua en época de invierno y administrarla durante la sequía para que nunca falte. Cuando su pérdida se presenta más allá del 30%, además de erosionar los suelos, se agota este recurso, que es lo que está sucediendo.

Aunque inicialmente la Corporación Autónoma Regional (CAR) y el municipio de La Calera concertaron que no habría construcciones de ningún tipo entre los cerros orientales y la zona de amortiguamiento (territorios adyacentes a las Áreas Naturales Protegidas que por su ubicación requieren tratamiento especial para su conservación), lo cierto es que el Acuerdo 011 aprobado en agosto del 2010 permite la construcción de vías y viviendas campestres, asegura Juana Micán, miembro del Grupo de Acciones Públicas (GAP) de la Universidad del Rosario, que representa a un grupo de habitantes del municipio.

El secretario de Planeación de La Calera, arquitecto Luis Eduardo Rodríguez, en representación del Alcalde, afirmó que el municipio garantiza el respeto por las normas ambientales, pero no puede desconocer la expansión urbanística (actualmente hay 27 mil habitantes y se espera que en el 2019 haya 30 mil más), y la autosostenibilidad del municipio que exige un sistema vial integrador de zonas.

Especies en riesgo

Con la fragmentación de los bosques altoandinos y los subpáramos de La Calera se modifican también los procesos de distribución y la densidad de las poblaciones de flora y fauna.

Así lo demuestran estudios adelantados en la zona para observar la dinámica de las especies. Por ejemplo, los frailejones (que crecen un centímetro al año) han disminuido por la acción de las siembras. En el caso de los animales, una investigación realizada por Rafael Moreno y Jesús Orlando Rangel evidenció que las lagartijas, ante la reducción de su hábitat, han cambiado la dinámica reproductiva y su población es más escasa, lo que amenaza su existencia.

“La zona por donde se construirá la vía es propiedad de cultivadores de papa que han modificado paulatinamente la cobertura vegetal original con los cultivos. De esta manera ilegal se preparan los terrenos, y una vez se requiera el otorgamiento de permisos ambientales para iniciar la construcción de la vía, se determinará que no había vegetación”, afirma Jack Rotlewicz, habitante de la vereda Torca, quien además asegura que desde 1998 hay un acuerdo de la CAR que limita los usos de cultivo de papa y de ganadería en alta montaña.

Acciones

El GAP ha radicado derechos de petición dirigidos a las autoridades competentes, al municipio, a la CAR y al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (MAVDT), con el fin de hacer cumplir las disposiciones que rigen para la protección efectiva de las zonas de especial importancia ambiental, impidiendo la construcción y explotación agrícola inadecuada e incompatible y usos discordantes en dichas zonas.

Las inquietudes esbozadas por el GAP han tenido eco en el MAVDT, de tal suerte que el 25 de febrero del 2011 se remitió copia del derecho de petición a la Procuraduría General de la Nación, para que esta realice las investigaciones pertinentes.

Entretanto, sigue la preocupación de los habitantes del municipio de La Calera como Jorge Venegas y Cristina Sánchez, quienes manifiestan que la siembra de papa, la tala de árboles y el desarrollo urbanístico indiscriminado ponen en peligro sendos acueductos veredales importantes para el sustento de la comunidad.

(Por: Fin/evm/lmp/vbr
)
N.° 208

Otras noticias

La única forma en que la justicia ordinaria puede intervenir en la indígena es por medio de la acción de tutela. Foto: Luis Robayo / AFP.

Política & Sociedad

abril 16 de 2021

Derechos indígenas, de la Constitución a la realidad, este domingo en UN Periódico Digital

Al cumplirse 30 años de la Asamblea Nacional Constituyente, UN Periódico...

Algunas de las afectaciones reportadas son dolores de cabeza, fatiga, convulsiones, trombosis y afectaciones a nivel cerebrovascular. Foto: Nathalia Angarita - Unimedios.

Salud

abril 16 de 2021

Niños no están exentos de sufrir complicaciones neurológicas por COVID-19

Dolores de cabeza, fatiga, convulsiones, trombosis y afectaciones a nivel...

El HUN cuenta con 72 camas UCI, 12 de las cuales se sumaron esta semana. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

abril 16 de 2021

HUN amplía capacidad instalada de UCI para atender tercer pico de pandemia

Con la apertura de 12 camas más en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el...

Desde hace 70 años, Acta Agronómica ofrece artículos originales e inéditos con enfoque en ciencias agropecuarias, ciencias del suelo, medioambiente y agroindustria. Foto: Unimedios Palmira.

Educación

abril 16 de 2021

Acta Agronómica alcanzó categoría B en Publindex

Esta revista, una de las más antiguas de la Universidad Nacional de Colombia...

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Residuos de plátano y banano con alto potencial para producir biogás

Los tallos de estas plantas producen 15 m3 de metano por tonelada de biomasa...

Mochuelo Alto es un territorio rural que conserva una vocación agrícola. Foto: cortesía Juan Diego Escobar Mejía.

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Con sensores, acueductos comunitarios medirían nivel del agua en tiempo real

Con el diseño y la implementación de un instrumento tecnológico que cuesta...

Investigadoras de Colombia, México y Argentina debatieron sobre los impactos de la pandemia en la educación superior. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Habilidades, y no solo conectividad, retos de la educación superior en pandemia

Ya no se trata solo de estimar el acceso a internet o a un computador, sino...

Miguel Cote Menéndez, psiquiatra y docente de la UNAL. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Sociedad Americana de Psiquiatría Hispánica reconoce a docente de la UNAL

El psiquiatra Miguel Cote Menéndez, magíster en Psicología Clínica y de la...

El programa de Zootecnia de la UNAL Sede Medellín fue el primero de su tipo en el país. Foto: archivo Unimedios.

Educación

abril 16 de 2021

Zootecnia, programa de la UNAL Sede Medellín acreditado en Alta Calidad

La certificación fue entregada por 8 años, tiempo máximo que permite la ley. El...

El prototipo robótico UVCBOT trabaja con lámparas UVC a una longitud de onda de 254 nm. Fotos: Luisa Giraldo.

Ciencia & Tecnología

abril 16 de 2021

Robot desinfecta espacios sin químicos

Con una efectividad del 90 %, este dispositivo desinfecta superficies de salas...