Escudo de la República de Colombia

Educación

Jóvenes de bajos recursos se sacrifican para estudiar una carrera

Algunos de esos esfuerzos les representan tener que tomar clases alternas de idiomas u otros cursos de nivelación, prepararse durante más tiempo para los exámenes, trabajar y estudiar al tiempo, acceder a deudas con entidades bancarias o el Icetex, tener que suspender semestres y laborar los fines de semana.

Bogotá D. C., 25 de febrero de 2021Agencia de Noticias UN-

Algunos de los sacrificios de los jóvenes se reflejan en los ámbitos económico, académico y psicosocial. Fotos: Unimedios.

Este pensamiento de esfuerzo justifica el discurso de desigualdad, frente a los jóvenes que no tienen que hacerlo.

Tomar clases alternas de idiomas u otros cursos de nivelación son algunos de los sacrificios que deben hacer los estudiantes de bajos recursos.

Estudiantes y docentes deben trabajar en el reconocimiento del problema social de la desigualdad al acceso a la educación superior.

Javier Fernando Galindo Bohórquez, magíster en Sociología de la UNAL. Foto: Cortesia Javier Fernando Galindo.

También deben sortear situaciones como sus relaciones familiares, pues muchas veces deben confrontar a sus padres por la falta de apoyo para el estudio, convencerlos de su anhelo de estudiar, lidiar con entornos domésticos poco estables o dependientes de su trabajo, entre otros.

“Los jóvenes ven ese sacrificio como la única alternativa individual para estudiar, pues no consideran la solución colectiva, y es que las instituciones de educación superior (IES) deben garantizar ese mayor acceso a los estudiantes de bajos recursos”.

Así lo asegura Javier Fernando Galindo Bohórquez, magíster en Sociología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien en su investigación advierte que esta situación refleja la desigualdad del acceso a la educación superior en Colombia.

En su estudio analiza cómo imaginan el futuro en la educación superior los estudiantes y profesores del colegio Manuel Elkin Patarroyo (MEP), ubicado en el barrio La Perseverancia de Bogotá.

“Quería conocer sobre las aspiraciones o proyectos a futuro de los jóvenes en lo educativo y laboral, pues en los colegios no existen muchos de esos espacios de orientación o se reducen a pocos test aplicados en los grados décimo y undécimo. En sus entornos familiares tampoco se da el apoyo o la información necesaria, pues en muchos hogares de bajos recursos la educación representa más un gasto que una inversión para la vida”.

El magíster trabajó en el MEP haciendo acercamientos y observaciones exploratorias a las distintas actividades de orientación vocacional en el colegio, como la realización de bitácoras que les permitieran narrar sus expectativas, mapas de sueños y actividades de escritura en las que los estudiantes reconocieran sus intereses.

Después realizó un acercamiento mediante entrevistas a los estudiantes, las cuales le permitieron averiguar sobre su trayectoria de vida, la académica, sus gustos y su entorno familiar, entre otros. Por último les pedía imaginar qué les gustaría hacer en el futuro a corto y mediano plazo.

El estudio también incluyó entrevistas con los profesores y con la orientadora de la institución educativa para indagar cómo imaginaban ellos a los estudiantes, sus capacidades académicas y qué esperanzas tienen sobre su futuro.

La mayoría de los estudiantes que participaron en la investigación son hijos de vendedores informales y viven en el centro de la ciudad, en los barrios La Perseverancia y La Merced, relacionados con la clase obrera de Bogotá ya que a principios del siglo XX vivían allí los obreros de la fábrica de Bavaria.

Este sector ha pasado por muchas transformaciones, pues aunque en principio estaba ubicado en la periferia de la ciudad, a medida que la capital creció fue quedando acorralado y rodeado de otros barrios de estrato socioeconómico mucho más alto, como La Macarena y el Centro Internacional.

“Es como si el barrio estuviera en la mitad, no solo en términos arquitectónicos sino también como personas, viven como ‘ensanduchados’ porque aunque son barrios populares, viven al lado de ese carácter cosmopolita de Bogotá al que no pueden acceder. Ellos sienten que viven en una burbuja de la cual no quieren salir”.

 “Los estudiantes y profesores de los colegios deben trabajar conjuntamente en el reconocimiento del problema social de la desigualdad al acceso a la educación superior, analizar cuáles son los factores para que los jóvenes puedan ingresar o no, con el fin de reconocer ese problema social”, señala el investigador.

Sin embargo también considera que a medida que se vayan aumentando los cupos, las becas y el número de instituciones universitarias mejorarán paulatinamente los canales de acceso a la educación.

(Por: fin/SMC/MLA/LOF
)
N.° 572

Otras noticias

Andrea Niño es la primera colombiana en formar parte como cantante solista de la prestigiosa Academia del Teatro alla Scala. Foto: Revista Opera Actual

Artes & Culturas

junio 11 de 2021

Egresada de la UNAL gana concurso internacional de canto lírico

La mezzosoprano colombiana Andrea Niño, egresada del Conservatorio de Música de...

La Supersolidaria establece las directrices para la prevención del lavado de activos del sector solidario o cooperativo. Fotos: Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 11 de 2021

Herramienta ayudaría a prevenir riesgo de transacciones inusuales

Un nuevo software les permite a las pequeñas empresas del sector solidario del...

La alta contaminación sería aportada especialmente por las comunidades ubicadas en los márgenes y laderas de los dos ríos. Fotos: Soendra Cardona.

Medioambiente

junio 11 de 2021

Sangoyaco y Taruca, dos ríos que agonizan por contaminación

La alta contaminación se debería especialmente a que las comunidades ubicadas...

Participantes de la quinta sesión Diálogos Convergentes “Derechos fundamentales a la salud y sistema de salud”. Foto: Captura del evento

Política & Sociedad

junio 11 de 2021

Construir un nuevo sistema de salud implica un cambio profundo

“Colombia tiene que revisar el modelo de desarrollo, de lo contrario nunca...

Las becas “Lucía Galvis” de la UNAL Sede Manizales apoyan económicamente a jóvenes de primeros y último semestre. Fotos: Unimedios

Educación

junio 11 de 2021

UNAL Sede Manizales crea becas “Lucía Galvis”

El promotor de la iniciativa es el diseñador industrial Andrés Fernando Serrano...

El pollo es la proteína más consumida en el mundo. En Colombia se calculan 35 kilos y 300 huevos por persona al año. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 11 de 2021

Bacilos y orégano, mejores que los antibióticos para pollos de engorde

Reemplazar ciertos antibióticos que se usan en la industria avícola –para...

El dispositivo automatiza la pronación, una maniobra que se usa en pacientes en cuidados intensivos. Foto: Mario Giraldo

Ciencia & Tecnología

junio 10 de 2021

Co-creador de robot para pacientes UCI, Inventor 2020

Un robot que ayuda a la pronación de pacientes –ubicarlos en posición boca...

Educación

junio 10 de 2021

Comunicado No. 07 de 2021 de la Rectoría

La Universidad Nacional de Colombia, consciente de su responsabilidad como...

El frijol es la leguminosa de consumo directo más importante para el ser humano, ya que es fuente de proteínas y micronutrientes. Fotos: Sergio Cruz.

Desarrollo Rural

junio 10 de 2021

Variación genética mejoraría adaptación del frijol al calor

Con el cruzamiento del frijol común y una especie silvestre adaptada a los...

Los robledales, sistemas muy importantes para la biodiversidad colombiana, fueron altamente afectados en el pasado. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP

Medioambiente

junio 10 de 2021

Del Amazonas a los Andes, insumos para el mapa de vegetación de Colombia

La información sobre las formaciones vegetales en la historia del territorio...