Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Guahibiar: cazar indios, considerados seres sin alma

Durante la colonización de los Llanos colombianos, los españoles cazaban a los indígenas guahibos por considerarlos seres inferiores. Esta práctica dejó cientos de víctimas que requieren una reparación de su memoria histórica.

Bogotá D. C., 12 de enero de 2018Agencia de Noticias UN-

La masacre de La Rubiera fue uno de los casos más conocidos. Fotos: A. Gómez, 1991. Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales 1870-1970.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados.

La masacre ocupó los titulares de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

En su momento los colonos españoles consideraban que matar indios no era un delito.

Frendy Yulaira González, antropóloga de la U.N. (Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios).

Esta es una de las conclusiones a las que llegó la antropóloga Frendy Yulaira González, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó un recorrido histórico desde la llegada de los colonos a los Llanos colombianos, pasando por el conflicto con los indígenas que habitaban la zona, y hasta las llamadas “guahibiadas”, que hacen referencia a las cacerías de indígenas guahibos que sucedieron entre 1800 y finales del siglo XX.

Según explica la antropóloga González, el término “guahibo” se utiliza para referirse a la mayoría de las comunidades indígenas de los Llanos, entre los que se pueden incluir los sikuani y los cuiba, entre otros, y que también habitan los Llanos venezolanos.

“La mayoría de ellos se dedicaba a la caza y la recolección, y los demás combinaban estas prácticas con la agricultura a pequeña escala”, detalló la investigadora. Sin embargo con la llegada de los españoles para colonizar la región empezó la expansión ganadera, la construcción de las primeras haciendas y las misiones jesuitas que buscaban evangelizar a los indígenas.

Los nativos que se rehusaron a abandonar sus prácticas y costumbres ancestrales eran considerados como “no civilizados” y “sin alma”. Además los colonos asimilaban sus prácticas de caza y supervivencia con las de los animales, por lo que los menospreciaban asumiendo que invadían sus propiedades, que no eran seres humanos y que por esto debían ser cazados como bestias.

De allí surgieron las guahibiadas, es decir la caza indiscriminada de estos indígenas, que la antropóloga González clasificó en “cacerías a campo abierto”, en las que los colonos se reunían y salían a asesinar guahibos, y “las encerronas”, que era la práctica más común: “los colonos invitaban a los indígenas a sus casas con la promesa de brindarles algún incentivo como ropa, comida o trabajo, y cuando llegaban los asesinaban”, explicó la investigadora.

Los relatos detallan que después de entretener a los indígenas, los colonos les propiciaban golpes y heridas –con herramientas como machetes, macetas, o armas de cacería, cuchillos y algunos rifles– hasta matarlos.

El caso más conocido fue la “Masacre de La Rubiera”, que ocurrió en Arauca el 26 de diciembre de 1967. Aunque este no fue el primero ni el último, ni en el que se cazaron más indígenas (murieron 16 personas entre niños y adultos mayores), sí fue el más mediático. Quedaron dos sobrevivientes y los responsables fueron llevados a juicio, y allí manifestaron que no asumían su culpabilidad porque –según sus costumbres– no consideraban que matar indios fuera un delito.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados; no obstante de cientos de víctimas no hubo rescate, análisis forense ni reparación.

“Es necesario rescatar los restos óseos de las víctimas; hacer excavaciones y prospecciones para conocer la ubicación exacta y a partir de esto reparar la memoria de las comunidades indígenas”, comenta la antropóloga.

Esto ayudaría no solo a mostrar pruebas físicas de las masacres que ocurrieron y visibilizar el conflicto que se presentó, sino que también contribuiría a darle paz a esta población, cerrar ciclos y brindarles tranquilidad a los familiares de las víctimas.

A pesar de se han implementado políticas estatales para que los indígenas guahibos estén en resguardos y allí lleven a cabo sus actividades productivas, muchos se encuentran en condición de indigencia.

“Los indígenas son seres humanos, pero en la memoria de los llaneros persiste la idea de que son dañinos o que son una plaga, pero en verdad fueron víctimas de la violencia. Sé que este pensamiento puede superarse y de esta forma mejorar sus condiciones de vida”, concluye la antropóloga González.

(Por: Fin/VC/LOF/LOF
)
N.° 24

Otras noticias

La cancelación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 hubiera generado mayores costos para los comités organizadores. Foto: DYLAN MARTINEZ / POOL / AFP

Economía & Organizaciones

julio 30 de 2021

Juegos Olímpicos 2020 serían los más caros de la historia

“El aplazamiento de estas olimpiadas generó nuevos costos en alojamiento,...

Desarrollo Rural

julio 30 de 2021

Antracnosis, hongo enemigo de las frutas

La antracnosis es una enfermedad limitante que afecta a diversos cultivos de...

El derecho a la salud no es compatible con un negocio, por lo que se requiere la reglamentación de esta Ley. Foto: Brandon Pinto

Salud

julio 30 de 2021

Ley Estatutaria de Salud requiere una reglamentación que la haga viable

“Esta ley necesita una reglamentación ordinaria, pues un derecho fundamental...

Uno de los grandes problemas de la implementación del Acuerdo de Paz es la restitución de tierras a las víctimas del conflicto. Foto: Unimedios.

Política & Sociedad

julio 30 de 2021

Extractivismo, una política que riñe con el Acuerdo de Paz

Pese a que Colombia vive la etapa de posacuerdo –en la que es prioritario...

En el yoga, la relación maestro-discípulo juega un rol primordial, ya que se mantiene la tradición filosófica y la práctica. Foto: archivo - Unimedios.

Artes & Culturas

julio 30 de 2021

Yoga, un ritual entre maestros y practicantes

“El salón de yoga es un espacio que conlleva una ritualidad, se constituye como...

Los recursos y el apoyo económico para estos deportistas no son constantes ni continuos. Foto: LUIS ROBAYO / AFP

Ciudad & Territorio

julio 29 de 2021

Discapacidad y deporte: inclusión más allá de la competencia

Aunque en el país se cuenta con iniciativas públicas y privadas para garantizar...

La educación ayuda a fortalecer los proyectos de vida de niños, jóvenes y adultos. Fotos: Unimedios

Educación

julio 29 de 2021

Educación, motor de transformación social

“Los que estamos acá somos el resultado de la educación que transforma a la...

Portada de la guía<i>Murciélagos del Parque El Virrey, Bogotá</i>. Foto: Editorial UN

Medioambiente

julio 29 de 2021

Murciélagos, visitantes nocturnos del Parque El Virrey

Longirostro, vespertino negro, frutero de Bogotá, cola de ratón y migratorio...

La alternativa farmacológica lograría disminuir muchos problemas reportados en los tratamientos contra el cáncer. Foto: Mohammed ABED / AFP

Salud

julio 29 de 2021

Unión de moléculas producirían fármacos más efectivos contra el cáncer

Moléculas de una proteína proveniente de la leche, saliva o lágrimas de los...

“Recorrer la ciudad nos sirvió para comprobar que es posible plantear otros modelos de vivienda acordes a nuestra realidad”, afirma el docente Cortés. Foto: Facultad de Artes UNAL Sede Bogotá.

Ciudad & Territorio

julio 29 de 2021

Inquilinato, un modelo invisible para los arquitectos

La recuperación de formas de proyectar y conformar la vivienda diferentes a las...