Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Extractos de caoba y andiroba controlarían plaga del maíz y del arroz

Al mostrar efectos insecticidas y antialimentarios –de no consumo–, fracciones de hojas y tallos de estos árboles, pertenecientes a la familia Meliaceae, ayudarían a combatir el gusano cogollero del maíz.

Bogotá D. C., 11 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

El gusano cogollero del maíz puede causar pérdidas de hasta el 35 % en los cultivos de maíz. Fotos: archivo Unimedios

Otro de los cultivos que ataca este insecto es el del arroz.

Debido a que Colombia es un país tropical y desprovisto de estaciones, este insecto se puede reproducir rápidamente.

En el caso del maíz, las larvas de este insecto prefieren plantas jóvenes que consumen desde el suelo.

En arroz, las larvas se alimentan de las plantas jóvenes, antes de la inundación del cultivo.

El nombre científico de este insecto es Spodoptera frugiperda, una plaga de gran importancia económica en Colombia debido a que llega a causar pérdidas de hasta el 35 % en los cultivos de maíz y en porcentajes menores en los de arroz, caña de azúcar, sorgo y algodón.

Esta situación llamó la atención de Daniela Alejandra Álvarez Yepes, magíster en Ciencias - Química de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, quien evaluó la capacidad controladora que podrían tener los árboles Swietenia macrophylla, Swietenia mahagoni (caobas) y Carapa guianensis (andiroba) sobre los biotipos –o razas– que existen de Spodoptera frugiperda y que atacan los cultivos de arroz y maíz.

La investigación sobre los árboles mencionados, que se pueden encontrar en el campus de la UNAL Sede Medellín, fue dirigida por las profesoras Tatiana Lobo Echeverri y Clara Inés Saldamando Benjumea.

El insecto, denominado gusano cogollero de maíz, porque se alimenta principalmente de esta planta, presenta además diferencias en su susceptibilidad a insecticidas como lambdacialotrina y metomil y a componentes producidos por la bacteria Bacillus thuringiensis, generalmente usados para su control; en estos casos, el biotipo de arroz es más resistente a los insecticidas, y el del maíz al microorganismo.

Esta diferencia en susceptibilidad representa un problema si se tiene en cuenta que ambos biotipos han adquirido resistencia a insecticidas sintéticos –que representan además un riesgo para el ambiente y la salud– y a plantas transgénicas.

Ensayos de laboratorio

El estudio de la magíster partió de la recolección de hojas y tallos de las ramas más jóvenes de estos tres arboles maderables, material que se secó y se llevó al laboratorio para obtener sus extractos en un proceso en el que se sumergen en alcohol y luego se evapora esta solución que se vuelve una especie de pasta.

Los extractos de las tres plantas se evaluaron en dos ensayos: uno para comprobar si podían matar al insecto (insecticida), y el otro sobre cómo se puede evitar que el animal se alimente de la planta al identificar la presencia del compuesto o, si lo come, generar retrasos en su desarrollo a pupa y a polilla (antialimentarios).

Como el propósito también era ver si entre las dos razas o biotipos se presentaban respuestas diferentes a los extractos, los tres se evaluaron tanto en el del arroz como en el del maíz. Esto se complementó con la evaluación química de las moléculas involucradas en los procesos para combatir la plaga.

De las tres plantas se encontró que las fracciones de diclorometano de los tallos de C. guianensis y de S. macrophylla tuvieron mayores efectos sobre el insecto; la última resultó más exitosa. En el biotipo de arroz, la mortalidad en las larvas fue mayor, con efectos sutiles sobre el ciclo de vida del insecto. Por el contrario, el biotipo de maíz vivió hasta seis días más que los controles cuando se alimentó de las diferentes muestras de S. macrophylla, tanto de hojas como de tallos.

Pero en la actividad antialimentaria, ni C. guianensis ni S. mahagoni tuvieron efectos significativos, mientras que S. macrophylla tuvo un efecto moderado sobre ambas plantas.

Los resultados implican que hay una actividad diferenciada de los extractos de la caoba y la andiroba sobre los dos biotipos, que se podrían implementar en el desarrollo de otras herramientas de control de este insecto que por ser selectivas pueden ser menos nocivas para otros organismos benéficos, como mariposas y abejas, que cohabitan con el gusano cogollero.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 794

Otras noticias

Educación

febrero 15 de 2020

Colombia biodiversa

Este es el nombre del primer reto que nos plantea el informe de la Misión de...

La placa está fabricada a partir de plástico reutilizado y desechos textiles. Foto: Juan Sebastián Torres.

Medioambiente

febrero 14 de 2020

Residuos textiles se convertirían en materiales de construcción

La idea de usar estos materiales, que son 97 % reciclables, para generar...

En el estudio se analizaron 41 espacios públicos de cesión. Fotos: Robert Castillo.

Ciudad & Territorio

febrero 14 de 2020

Espacios públicos entregados a Bogotá por constructores son inadecuados

Después de analizar 41 espacios públicos de cesión –áreas entregadas por los...

Nueve de cada diez palomas de la Plaza de Bolívar están infectadas con <em>Hamoproteus columbae. </em>

Salud

febrero 14 de 2020

Caracterizan genoma de parásito de aves relacionado con la malaria

Por primera vez, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de...

El estudio se realizó en la empresa norteamericana Specialized. Fotos: Felipe González Ramírez, magíster en Ingeniería Industrial, UNAL Sede Manizales.

Economía & Organizaciones

febrero 13 de 2020

Predicción de ventas impulsaría crecimiento empresarial

Pronósticos de ventas, utilidades, inversiones y costos, entre otros, son...

Conocer dónde y cuándo se presentarán los rayos es clave para mejorar la prevención. Foto: Archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

febrero 13 de 2020

Rayos se detectarían en tiempo real

Una estación desarrollada a partir de un sistema de información geográfica...

Artes & Culturas

febrero 13 de 2020

El arte de la UNAL sale del campus

Como parte de un trabajo colaborativo entre la Pontificia Universidad Javeriana...

Las actividades relacionadas con el transporte en Colombia generan cerca del 33 % de las emisiones de CO<sub>2</sub>. Fotos: archivo Unimedios.

Medioambiente

febrero 13 de 2020

Carros eléctricos de carga serían viables antes de 2025

En un escenario en el que se impongan restricciones de circulación permanentes...

Planta de tratamiento de agua potable Centenario, Empopasto. Fotos: Wilson Erney España Bernal, estudiante de la Maestría en Ingeniería Eléctrica, UNAL Sede Manizales.

Economía & Organizaciones

febrero 12 de 2020

Empopasto le apuesta a la eficiencia energética

La alta dirección de esta empresa regional ha asignado recursos para formular...

Los perros participantes se sometieron a un estudio ecocardiográfico completo. Foto: Alejandra Martínez.

Salud

febrero 12 de 2020

El corazón de los perros se adaptaría a la altura

Al comparar las características de la arteria pulmonar y del ventrículo derecho...