Escudo de la República de Colombia

Salud

El mar, farmacia del campo

Después de extraerlos de esponjas, octocorales y algas del Caribe colombiano, se cultivan y estudian ciertos microorganismos productores de compuestos que tienen actividad biológica para combatir patógenos del arroz o de algunos tipos de pasto.

Bogotá D. C., 21 de diciembre de 2017Agencia de Noticias UN-

El trabajo desarrollado por el grupo de investigación Estudio y aprovechamiento de productos marinos y frutas de Colombia es interdisciplinario.

A partir de microorganismos encontrados en algas y octocorales, también son materia de estudio la actividad anticancerígena, antiviral o antiinflamatoria.

La colección de microorganismos se mantiene a una temperatura de -80 oC o en ausencia de agua, es decir liofilizadas.

Por lo general el proceso de caracterizar un microorganismo tarda entre dos y tres semanas.

Se estima que solo una de cada 10.000 moléculas estudiadas tiene el potencial de ser comercializada como medicamento.

De organismos marinos se han aislado 30.000 moléculas, de las cuales solo ocho han llegado a convertirse en medicamentos.

Al respecto, el profesor Leonardo Castellanos, del Departamento de Química de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), destaca que “hemos encontrado algunos microorganismos como bacterias, microalgas y hongos recolectados de ambientes marinos, los cuales son capaces de controlar patógenos, como por ejemplo especies de Burkholderia spp., responsable de enfermedades del arroz”.

También se han identificado otros microorganismos con actividad antipatogénica que no matan al patógeno sino que anulan la posibilidad de que este exprese su potencial de causar daño al cultivo, y además se evita que cree resistencia.

Su aprovechamiento depende tanto del énfasis que se les quiera dar como del tipo de ensayo que se adelante, puesto que, de hecho, se han identificado compuestos que tienen actividad anticancerígena, antiviral o antiinflamatoria.

Para ello resulta indispensable hacer todo tipo de ensayos, desde los más sencillos –llevados a cabo en cajas de petri– hasta aquellos que intentan descifrar los mecanismos de acción a nivel celular o molecular.

Los primeros tienen un carácter de enfrentamiento de las bacterias patógenas ante a los microorganismos marinos y sus extractos o compuestos, de manera que cuando se produce algún resultado sobresaliente puedan ser evaluados en otros modelos biológicos como los ofrecidos por grupos del Departamento de Farmacia o del Instituto de Biotecnología de la U.N. (Ibun), con los se trabaja en estrecha colaboración.

“La caracterización de los microorganismos está basada en la secuenciación de algunos de sus genes, en particular del gen ribosomal 16S rRNA, complementada con la descripción de caracteres bioquímicos y morfológicos”, precisa el profesor Freddy Alejandro Ramos, del Departamento de Química.

Según la explicación del docente, después de evaluar su uso potencial como bioinsumo agrícola, y de identificar más de 200 cepas, se podrían llegar a obtener algunos candidatos para continuar con los estudios de su posible aplicación, como por ejemplo controlar fitopatógenos e insectos plaga a nivel comercial.

Del mar al laboratorio

El grupo de investigación Estudio y aprovechamiento de productos marinos y frutas de Colombia, de la U.N., cultiva una muestra de estos seres vivos recuperados de ambientes marinos para conformar una colección que hoy cuenta con más de 250 de estos ejemplares.

Como las plantas, animales y microorganismos producen compuestos distintos según la zona en que se encuentren, es importante volver a valorar su composición química para cada región, aunque algunos de ellos ya se hubieran estudiado en otras regiones del mundo.

“Cada organismo tiene una producción metabólica diferente y, para el caso de los microorganismos, factores como la temperatura, el medio de cultivo, la oxigenación, la luz, el tiempo de cultivo y el contacto con otros microorganismos producirá compuestos muy diferentes”, explica el profesor Castellanos.

Trabajar con estos microorganismos también requiere de la colaboración de expertos en el área de la microbiología, con el fin de que puedan identificarlos, además de desarrollar la formulación apropiada del medio de cultivo que deberá proporcionárseles, puesto que de ello dependerá, en últimas, lo que produzca. Es por eso que no solo los microbiólogos sino también los ingenieros químicos juegan un papel importante.

“Este proceso nos ha permitido obtener una serie de moléculas muy interesantes de una manera renovable, que si bien en su etapa exploratoria se limita a 500 o 1.000 mililitros por cultivo, requiere del trabajo conjunto con el Ibun y la profesora Nubia Moreno, para llevarlo a una escala industrial”, prosigue el docente.

En un principio las investigaciones se concentraron en organismos como octocorales y esponjas marinas –cuyas moléculas tienen una actividad biológica prometedora–, a partir de los trabajos realizados en colaboración con el profesor Sven Zea, de la U.N. Sede Caribe, y la profesora Mónica Puyana, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, quienes también participan de los estudios con microorganismos.

Aunque de estos macroorganismos marinos se obtuvieron compuestos con buenas perspectivas de estudio, la necesidad de contar con grandes cantidades y la dificultad para cultivarlos, asociadas con la aparición de enfermedades en el arrecife coralino y con la acción de huracanes, han hecho virar las investigaciones hacia los microorganismos como fuente novedosa de compuestos potencialmente aprovechables, cuyos primeros resultados ya se comienzan a ver.

(Por: Fin/JCMG/LOF/LOF
)
N.° 990

Otras noticias

Economía & Organizaciones

julio 17 de 2019

Productos agroecológicos al alcance de todos

Aunque nació como un proyecto interno, desde septiembre de 2018 la Feria...

La fiebre aftosa es una enfermedad viral, muy contagiosa y de curso rápido, que afecta al ganado. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

Con analítica de datos identifican lugares susceptibles de brotes de aftosa

Investigadores del Laboratorio de Analítica de Datos de la Universidad Nacional...

En Colombia cerca de 450.000 personas son usuarias de la lengua de señas. Foto: Agencia de Noticias - Unimedios

Salud

julio 17 de 2019

Población sorda no está preparada para emergencias cardiopulmonares

Por esta razón, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia...

El heliodón controla iluminación, humedad, selección de los materiales de construcción y ventilación en los diseños de una vivienda rural. Foto: Robinson Ortiz.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

A casas rurales e invernaderos entrará mejor luz

Esto gracias a heliodón, un simulador que a partir del registro de la posición...

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Escarabajos de Latinoamérica, más de 6.000 géneros en el Museo de Historia Natural

El escarabajo joya, capaz de detectar incendios forestales, o el taeniotes,...

El banano es una fruta de alto interés económico en África, Asia y América Latina. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Extractos de algas marinas estimularían las defensas del banano

Un extracto de la alga marina (Ascophyllum nodosum) activaría temporalmente...

Crece rápidamente en Colombia el número de familias y comunidades que dicen estar haciendo educación sin escuela. Foto: archivo Unimedios.

Educación

julio 16 de 2019

Educación sin escuela, ¿el fin de los colegios?

La Educación Sin Escuela (ESE) es una forma de pedagogía en la cual las...

Las mujeres solteras participaron en el debate que buscaba implementar el plebiscito para que la adopción de menores fuera un derecho exclusivo de las parejas heterosexuales.

Política & Sociedad

julio 16 de 2019

Soltería femenina sigue siendo estigmatizada en Colombia

Después de analizar 238 noticias de prensa relacionadas con “mujer y soltería”...

<em>Fusarium oxysporum raza 4 tropical</em> (Foc R4T) es un hongo devastador que ataca el 80 % de los bananos cultivados en el mundo.

Desarrollo Rural

julio 15 de 2019

Colombia está a tiempo de controlar propagación de plaga bananera

La marchitez por Fusarium oxysporum raza 4 tropical (Foc R4T), un hongo...

Desde el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la UNAL se ha identificado el gran potencial de las algas tropicales. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 15 de 2019

Algas: fuente de alimentos, biodiésel, aceites, y hasta para combatir el cáncer

En el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la...