Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Ecoaldeas mejoran la conectividad agroecológica

Contrario a los impactos de la mayoría de fincas de recreo, este modelo favorece tanto la cantidad, calidad, diversidad y extensión de los corredores ecológicos en los predios como los parches naturales, el manejo de suelos y una mayor conciencia ambiental.

Bogotá D. C., 22 de octubre de 2018Agencia de Noticias UN-

Una de las principales características de cualquier ecoaldea es que debe tener una organización horizontal. Fotos: archivo Unimedios

La experiencia de Granada ha logrado extender su rango de influencia hacia el resto de la región.

El boom de la agroecología en el país tiene sus orígenes en la década de los noventa.

La compra de productos al por mayor reduce la huella ambiental en forma considerable.

Se estima que una ecoaldea puede tardar hasta siete años en alcanzar la etapa de autosostenibilidad.

El agroecoturismo constituye una importante fuente de recursos de este tipo de propuestas.

Estas son algunas conclusiones de la investigación realizada por Mariana Pinzón como tesis de grado de la Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) en tres comunidades con terrenos de los municipios de Granada, San Francisco y Silvania (Cundinamarca).

El estudio, adelantado mediante entrevistas en profundidad y registros fotográficos satelitales, concluyó que tras la llegada de los ecoaldeanos en estos tres casos, se avanzó positivamente en el mejoramiento de la estructura agroecológica principal (EAP), metodología desarrollada por el profesor Tomás León Sicard, del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA), de la U.N., en la que se evalúan los aspectos mencionados.

Gracias a la implementación de los nuevos modelos se favoreció el tránsito de fauna silvestre, en la medida en que uno de sus objetivos incluye la restauración o conservación de corredores naturales que permitan preservar la biodiversidad de la región.

De la ciudad al campo

Las ecoaldeas son impulsadas por migrantes de la ciudad al campo, muchos de los cuales son profesionales motivados por el deseo de aprender sobre las labores agrarias, y otros pocos tienen conocimientos empíricos respecto a las faenas agrícolas y pecuarias.

La apuesta de los ecoaldeanos radica en buscar estilos de vida más comunitarios y sustentables por medio de prácticas como manejo agroecológico de cultivos, aprovechamiento de materiales locales, uso eficiente de aguas, reciclaje y compostaje de residuos, liderazgo en procesos de educación ambiental y prácticas organizativas comunitarias.

En algunos casos se implementan técnicas de cultivo en los que los productos se siembran según la técnica de “mínima labranza” y sin utilizar agroquímicos, además de desarrollar técnicas innovadoras para producir abono a partir de baños secos.

Tres modelos de ecoaldea

En Silvania se creó una finca agroecológica abierta a aprendices y voluntarios en la que se hace énfasis en la producción de hortalizas propias de la región; allí se hace el tratamiento de basuras y se promueve el ecoturismo, además de trabajar de la mano con 10 familias vecinas, con quienes se han establecido vínculos de cooperación.

Allí uno de los cultivos estrella es el de yacón, gracias a que con él se elabora un tipo de miel medicinal que ya tiene un mercado en Bogotá dentro del circuito de este tipo de productos especializados.

En Granada una comunidad de practicantes de Bhakti Yoga, conocida como Hare Krisna, ha desarrollado una economía autosostenible exitosa, gracias a que la organización permite establecer una serie de tareas específicas en su huerta agroecológica, donde también se realizan procesos educativos.

“Ha sido tal la influencia, que muchos de los campesinos que antes se dedicaban al monocultivo y usaban productos químicos hoy se han pasado a un esquema de producción orgánico que resulta rentable y tiene menos impacto sobre el medioambiente”, destaca la magíster.

Contar con un invernadero también les ha permitido diversificarse y suplir los requerimientos de la comunidad hasta en un 60 %, junto con una importante producción de excedentes, que les posibilita adquirir otros productos.

Esta ecoaldea está abierta a todos los visitantes sin importar su tendencia religiosa, aunque atrae especialmente a simpatizantes del vegetarianismo y de la práctica del yoga.

A diferencia de las dos primeras, la ecoaldea de San Francisco está conformada en especial por profesionales que decidieron asociarse para comprar una finca en la que ya había cultivos de café, plátano y cítricos, principalmente; hoy se centran en desarrollar proyectos ecoturísticos y educativos.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 442

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...