Escudo de la República de Colombia

Salud

Dengue y malaria aumentarían por fallas en servicio de electricidad

Las interrupciones del servicio de energía eléctrica se asocian con el aumento anual de 50,17 nuevos casos de dengue y 47 casos de malaria, en promedio.

Bogotá D. C., 06 de abril de 2021Agencia de Noticias UN-

Entre 2013 y 2016 se presentaron en Colombia 125.246 interrupciones de energía eléctrica. Fotos: archivo Unimedios.

En algunas regiones la cobertura de servicio de energía es alta, pero su calidad es deficiente, como ocurre en la región Caribe.

Los estratos 1 y 2 son los más afectados por la interrupción y falla del servicio de energía eléctrica.

Por cada vez que se suspende el servicio de energía eléctrica se presentan en promedio 50,17 nuevos casos de dengue y 47 de malaria al año.

La interrupción del servicio aumenta el riesgo de circulación del mosquito que transmite la enfermedad, especialmente en el Caribe.

Durante estos eventos, uno de los comportamientos más comunes de las personas es abrir las ventanas, trabajar o salir por las noches (si no tienen energía durante el día), lo que aumenta el riesgo de circulación del mosquito que transmite la enfermedad, especialmente en los municipios de la región Caribe.

Entre 2013 y 2016 se presentaron en Colombia 125.246 interrupciones de energía eléctrica, y por cada año sumaron en promedio unas 95.000 horas sin el servicio en diferentes municipios del país.

Así lo asegura Hernán Mauricio León Barreto, magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien en su investigación analiza el impacto que generan las fallas en la calidad del servicio de energía eléctrica sobre la salud en Colombia.

El investigador obtuvo información del Instituto Nacional de Salud (INS) a través del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila), el cual almacena en forma sistemática la información sobre la dinámica de los eventos que afectarían la salud de la población en Colombia.

Así mismo utilizó dos metodologías para estimar ese efecto –propensity score matching y el modelo de diferencias en diferencias– con datos sobre las características en la calidad del servicio de energía eléctrica, a través de los índices de calidad Saifi y Saidi, que miden la frecuencia y el tiempo de los cortes del servicio por usuario, confrontados con los casos epidemiológicos de malaria y dengue registrados durante el periodo de estudio.

Estratos bajos, los más afectados

Según el indicador de calidad del servicio Saifi, en 2016 el número de interrupciones por usuario en el año para el estrato 1 fue de 6,78 veces mientras que para el estrato 6 fue de 1,77, lo que quiere decir que los hogares de estrato 1 tienen en promedio 5,01 interrupciones más que el estrato más alto.

Para el caso del indicador Saidi, en ese mismo periodo el número de horas promedio en el año en las que se interrumpió el servicio para el estrato 1 fue de 6,17, mientras que para el 6 fue de 1,25, lo que indica diferencias significativas en la prestación del servicio de energía eléctrica por estratos.

En el estudio del magíster, una de las variables control fue el régimen de seguridad social en salud por el que fueron atendidos los casos de dengue y malaria reportados por las IPS para el periodo de estudio.

En 2013 el 72 % de la atención se concentró en el régimen subsidiado y solo el 28 % en el contributivo. No obstante, el investigador aclara que el promedio de atención ha tendido a estabilizarse en los años posteriores, al pasar a un 57 y 43 % respectivamente.

Mala calidad del servicio

En Colombia, el Sistema de Información Eléctrico (SIEL) reportó que para 2016 la cobertura de energía para hogares es del 97,02 % y el número de veces promedio en el que se interrumpió el servicio para ese mismo año fue de 49 por usuario, es decir un promedio de 38 horas interrumpidas.

Lo anterior evidencia que en algunas regiones la cobertura del servicio de energía es alta, pero su calidad es deficiente, como en la región Caribe. Según esta misma entidad, para esta región la cobertura promedio es del 97,3 % pero se registran 98 interrupciones por usuario, lo que significa para los hogares 96 horas al año sin suministro de energía, algo que, según el investigador, resulta preocupante si se tiene en cuenta que en esta región están cerca del 20 % de los usuarios en Colombia.

“En términos de política pública este estudio expone que la baja calidad en el servicio de energía eléctrica se relaciona con peores desenlaces en salud, particularmente en los más pobres, por lo que es fundamental tomar medidas para mejorar la provisión de los servicios de energía eléctrica especialmente en los hogares más vulnerables”, señala el magíster.

Recomienda además manejar de forma más rigurosa el diferencial de pago por calidad del servicio, en el que las zonas más vulnerables tengan los indicadores más estrictos de calidad.

(Por: fin/SMC/MLA/LOF
)
N.° 741

Otras noticias

Para esta población es más importante pertenecer al entorno laboral, que el mismo incentivo económico. Louai Beshara / AFP.

Política & Sociedad

mayo 14 de 2021

Ese año entra de nuevo al senado de la república.

Para los jóvenes con síndrome de Down el trabajo es una forma de ser y de estar...

El especial “Homenaje a Gerardo Molina, 1906-1991 estará disponible en PeriódicoUNAL a partir del domingo 16 de mayo.

Educación

mayo 14 de 2021

PeriódicoUNAL rememora legado de Gerardo Molina, espérelo este domingo 16 de mayo

En Periódico UNAL convergen los cinco productos que conforman el especial...

Las mujeres se sienten intimidadas con la forma de recibir la información por parte de los profesionales del sector salud. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

mayo 14 de 2021

Información en lactancia materna en Yopal, limitada por mala comunicación

Limitaciones en la comunicación y carencia de personal calificado y...

La desigualdad, concluyeron, es una de las motivaciones para que la gente proteste. Foto: unimedios

Política & Sociedad

mayo 14 de 2021

Concepto de “estallido social” se queda corto ante la coyuntura actual

“Hay que admitir que ni siquiera los más entusiastas promotores del paro podían...

El enfoque social deberá contemplar la participación social y el bienestar familiar y comunitario de las poblaciones. Foto: SCHNEYDER MENDOZA / AFP.

Salud

mayo 14 de 2021

Modelo de atención en salud no debe perder su carácter social

Así lo afirmó Claudia Naranjo Gómez, integrante de la Asociación...

La ubicación de ciertas poblaciones en zonas de alto riesgo es un factor que incidió negativamente en el índice. Foto: Alcaldía de Medellín.

Medioambiente

mayo 14 de 2021

Medellín ya cuenta con un índice que mide resiliencia al cambio climático

Este consta de 5 dimensiones y 28 variables, y permitirá identificar las...

Lo primero que se le pide a una empresa para desarrollar un proyecto hidroeléctrico es el estudio de impacto ambiental.

Medioambiente

mayo 14 de 2021

A las licencias para hidroeléctricas les falta participación social

En los procesos para otorgarles licencias a proyectos a gran escala se...

Educación

mayo 13 de 2021

Comunicado No. 06 de 2021 de la Rectoría

Las crisis convergentes en la actual coyuntura del país develan problemas...

Las habilidades motrices de desplazamiento, saltos y giros se relacionan con la generación o no de lesiones deportivas. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

mayo 13 de 2021

Lesiones de futbolistas se prevendrían con evaluación biomecánica

Esta evaluación, que se realiza a través de sistemas de captura 3D, permite...

La construcción de las reformas fiscales deberían tener en cuenta las necesidades sociales y no solo los conceptos técnicos. Fotos: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

mayo 13 de 2021

Reforma fiscal necesita una mirada social, no solo técnica

Eliminar las exenciones, combatir la corrupción y reorganizar el gasto público...