Escudo de la República de Colombia

Salud

Dengue y malaria aumentarían por fallas en servicio de electricidad

Las interrupciones del servicio de energía eléctrica se asocian con el aumento anual de 50,17 nuevos casos de dengue y 47 casos de malaria, en promedio.

Bogotá D. C., 06 de abril de 2021Agencia de Noticias UN-

Entre 2013 y 2016 se presentaron en Colombia 125.246 interrupciones de energía eléctrica. Fotos: archivo Unimedios.

En algunas regiones la cobertura de servicio de energía es alta, pero su calidad es deficiente, como ocurre en la región Caribe.

Los estratos 1 y 2 son los más afectados por la interrupción y falla del servicio de energía eléctrica.

Por cada vez que se suspende el servicio de energía eléctrica se presentan en promedio 50,17 nuevos casos de dengue y 47 de malaria al año.

La interrupción del servicio aumenta el riesgo de circulación del mosquito que transmite la enfermedad, especialmente en el Caribe.

Durante estos eventos, uno de los comportamientos más comunes de las personas es abrir las ventanas, trabajar o salir por las noches (si no tienen energía durante el día), lo que aumenta el riesgo de circulación del mosquito que transmite la enfermedad, especialmente en los municipios de la región Caribe.

Entre 2013 y 2016 se presentaron en Colombia 125.246 interrupciones de energía eléctrica, y por cada año sumaron en promedio unas 95.000 horas sin el servicio en diferentes municipios del país.

Así lo asegura Hernán Mauricio León Barreto, magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien en su investigación analiza el impacto que generan las fallas en la calidad del servicio de energía eléctrica sobre la salud en Colombia.

El investigador obtuvo información del Instituto Nacional de Salud (INS) a través del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila), el cual almacena en forma sistemática la información sobre la dinámica de los eventos que afectarían la salud de la población en Colombia.

Así mismo utilizó dos metodologías para estimar ese efecto –propensity score matching y el modelo de diferencias en diferencias– con datos sobre las características en la calidad del servicio de energía eléctrica, a través de los índices de calidad Saifi y Saidi, que miden la frecuencia y el tiempo de los cortes del servicio por usuario, confrontados con los casos epidemiológicos de malaria y dengue registrados durante el periodo de estudio.

Estratos bajos, los más afectados

Según el indicador de calidad del servicio Saifi, en 2016 el número de interrupciones por usuario en el año para el estrato 1 fue de 6,78 veces mientras que para el estrato 6 fue de 1,77, lo que quiere decir que los hogares de estrato 1 tienen en promedio 5,01 interrupciones más que el estrato más alto.

Para el caso del indicador Saidi, en ese mismo periodo el número de horas promedio en el año en las que se interrumpió el servicio para el estrato 1 fue de 6,17, mientras que para el 6 fue de 1,25, lo que indica diferencias significativas en la prestación del servicio de energía eléctrica por estratos.

En el estudio del magíster, una de las variables control fue el régimen de seguridad social en salud por el que fueron atendidos los casos de dengue y malaria reportados por las IPS para el periodo de estudio.

En 2013 el 72 % de la atención se concentró en el régimen subsidiado y solo el 28 % en el contributivo. No obstante, el investigador aclara que el promedio de atención ha tendido a estabilizarse en los años posteriores, al pasar a un 57 y 43 % respectivamente.

Mala calidad del servicio

En Colombia, el Sistema de Información Eléctrico (SIEL) reportó que para 2016 la cobertura de energía para hogares es del 97,02 % y el número de veces promedio en el que se interrumpió el servicio para ese mismo año fue de 49 por usuario, es decir un promedio de 38 horas interrumpidas.

Lo anterior evidencia que en algunas regiones la cobertura del servicio de energía es alta, pero su calidad es deficiente, como en la región Caribe. Según esta misma entidad, para esta región la cobertura promedio es del 97,3 % pero se registran 98 interrupciones por usuario, lo que significa para los hogares 96 horas al año sin suministro de energía, algo que, según el investigador, resulta preocupante si se tiene en cuenta que en esta región están cerca del 20 % de los usuarios en Colombia.

“En términos de política pública este estudio expone que la baja calidad en el servicio de energía eléctrica se relaciona con peores desenlaces en salud, particularmente en los más pobres, por lo que es fundamental tomar medidas para mejorar la provisión de los servicios de energía eléctrica especialmente en los hogares más vulnerables”, señala el magíster.

Recomienda además manejar de forma más rigurosa el diferencial de pago por calidad del servicio, en el que las zonas más vulnerables tengan los indicadores más estrictos de calidad.

(Por: fin/SMC/MLA/LOF
)
N.° 741

Otras noticias

Germán Antonio Gutiérrez, doctor en Neurociencias y docente del Departamento de Psicología. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

julio 23 de 2021

Académico de la UNAL, nuevo presidente de la Unión Internacional de Ciencia Psicológica

El profesor Germán Antonio Gutiérrez, del Departamento de Psicología de la...

El sector industrial suele usar biomasa o carbón para alimentar hornos y calderas que trabajan a más de 300 °C. Foto: Jorge Guerrero / AFP

Economía & Organizaciones

julio 23 de 2021

Eficiencia energética, el reto de la industria colombiana

Colombia tiene un rezago de casi 20 años en la implementación de tecnologías...

Los hombres son los que presentan mayores casos de amputación de extremidades inferiores. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 23 de 2021

Amputaciones por diabetes afectan más a pacientes de las zonas apartadas

Pacientes del régimen contributivo de Putumayo, Caquetá, Guaviare, Guainía,...

La Colección Pacífico de UNAL Sede Palmira se presentará en la Feria Virtual del Libro Universitario. Foto: archivo Unimedios.

Educación

julio 23 de 2021

Publicaciones de la Sede Palmira resaltan aporte científico de la UNAL a la región

Las matemáticas en la vida real: Introducción básica al modelamiento matemático...

Los hongos comestibles son alimentos perecederos que tienen del 19 al 35 % de proteínas aprovechables en peso seco. Foto: FRED TANNEAU / AFP

Desarrollo Rural

julio 23 de 2021

Setas comestibles crecerían más rápido en canecas reutilizables

Una nueva técnica de producción de hongos mediante canecas reutilizables...

La CIDH continuará monitoreando el desarrollo de las protestas sociales en el país. Foto: Brandon Pinto – Unimedios.

Política & Sociedad

julio 22 de 2021

Derechos de los manifestantes se debe regular con ley estatutaria

Es urgente expedir una ley estatutaria que regule los derechos de los...

Existen varios tipos que conforman el complejo de picudo: rayado, enano, amarillo y negro. Foto: Unimedios

Desarrollo Rural

julio 22 de 2021

Trampas reducirían reproducción de picudos en platanales

Como una alternativa de control mecánico de plagas, dos tipos de trampas...

Desde la Facultad de Ingeniería se adelantó un proyecto de conectividad para las zonas alejadas del campus de la UNAL. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 22 de 2021

Modelo alterno garantizaría plena conectividad en campus de la UNAL

Un nuevo modelo de red totalmente autónomo y capaz de prestar un servicio de...

Taller artesanal de Ipiales, en preparación para el Carnaval Multicolor de la Frontera 2019. Fotos: Ángela del Mar Verdugo.

Artes & Culturas

julio 22 de 2021

Talleres artesanales, un espacio de educación informal

Los talleres de artesanos carroceros que se realizan durante el Carnaval...

La uchuva presentaría propiedades gastroprotectoras y de conservación en procesos agudos de falla gástrica en roedores de laboratorio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios

Salud

julio 22 de 2021

Uchuva, potencial protectora en casos de gastritis aguda

La uchuva presentaría propiedades gastroprotectoras y de conservación en...