Escudo de la República de Colombia

Educación

¿De qué se enfermaban las personas hace dos siglos?

Hace 200 años, un millón de habitantes vivía en lo que hoy es Colombia. Su salud y algunas enfermedades que padecían (coto, la viruela y sarampión) son examinadas desde la historia de la medicina.

Bogotá D. C., 31 de diciembre de 2010Agencia de Noticias UN-

Archivo particular

A comienzos del siglo XIX, Bogotá, como las más importantes ciudades del Virreinato de la Nueva Granada, giraba alrededor de su plaza principal. Algunas de sus calles eran empedradas y en estas abundaban las basuras, transitaban cerdos y se estancaban aguas que emanaban olores e insectos. Las pocas casas de dos pisos pertenecían a familias adineradas que ocupaban la construcción junto con la servidumbre, generalmente sobreexplotada.

Las condiciones sanitarias tendían a desmejorar hacia la periferia de la ciudad, en donde las casas eran habitadas por varias familias en franco hacinamiento.

Cementerios y hospitales eran precarios. Sangradores y curanderos se ocupaban de atender a la mayor parte de la población enferma. Las mujeres parían en las viviendas, asistidas por parteras y excepcionalmente por un galeno, dado que hacia 1800 había en Bogotá menos de diez médicos, entre ellos José Celestino Mutis quien era además sacerdote y naturalista.

Ilustre asesor

Mutis, quien dirigía la Expedición Botánica desde 1783, era el asesor ilustrado del Virrey en salud e higiene públicas. Como tal, hasta su muerte en septiembre de 1808, fue un influyente personaje, impulsor de la formación de médicos en Bogotá y conocedor de las principales problemáticas de salud que aquejaban a la población del Virreinato.

En su informe de 1801, con su característico enfoque hipocrático–galénico, señalaba que el conjunto de las enfermedades que prevalecían no permitían que el Virreinato avanzara en el crecimiento de su población. Se refería allí a patologías endémicas que resultaban “de la casual y arbitraria elección de los sitios en que se congregaban los pobladores”. De esta “errada elección” provenían dos plagas endémicas: las escrófulas (cotos) y las bubas (tumores purulentos); también las llagas y demás vicios relacionados con el “mal gálico” (sífilis).

Otras dos enfermedades eran la lazarina (una especie de lepra judaica) y la caratosa (afección cutánea).

También se refería a las “anuales epidemias” como la viruela, el sarampión y la disentería, “más una infinidad de enfermedades debidas a desórdenes en el comer, el beber y en general todas aquellas ocasionadas por un mal régimen”. Y concluía: “Tantas calamidades, que diariamente se presentan a la vista, forman la espantosa imagen de una población achacosa, que mantiene inutilizada para la sociedad y la felicidad pública la mitad de sus individuos, a unos para la marcha del año, y a otros por todo el resto de su vida”.

En ese entonces, el territorio que hoy ocupa Colombia lo poblaban cerca de un millón de personas, la mayoría en el área rural. Cientos de familias vivían del trabajo en las minas, en donde se originaba la mayor parte de las exportaciones. En esta actividad las condiciones eran deplorables. La muerte era una experiencia cotidiana. “En un caso, el capataz simplemente recomendó sobre un enfermo: ‘Pónganle un negro racional que sepa ayudarlo a bien morir y que la gente en el real se junte en la enfermería a encomendar a Dios al agonizante’”.

Mutis lamentaba la ausencia de universidades como las que ya funcionaban en Lima y México, y se quejaba de la escasez de médicos y cirujanos. También le preocupaba que fueran pocos los boticarios. Uno de ellos en Bogotá era Antonio Gorráez, propietario de una botica que fue cerrada por los comisionados del Virrey en 1807, “no solo por el desorden en que hallaron los medicamentos y el estado de muchos de ellos, por lo cual se mandaron arrojar, sino porque el boticario conserva medicamentos y simples que hace más de ocho años fueron declarados como inútiles”.

Un hito: la vacuna de la viruela

En 1804 llegó a Cartagena la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, que aplicaba el desarrollo médico del inglés Edward Jenner para prevenir  la enfermedad infecciosa de la viruela, una de las de mayor mortalidad en ese tiempo, y le dio la vuelta al planeta desde 1803 hasta 1806 vacunando pobladores de los dominios españoles.

En 1782 y 1802 Bogotá ya había enfrentado los rigores de epidemias de viruela, que dejaron como saldo favorable la estructuración de una forma de organización que empezó a ejecutar medidas sistemáticas de tipo sanitario.

Bajo la dirección de Joseph Salvany, una de las rutas de esta Expedición –mediante la cual la Corona buscaba profundizar su legitimidad en sus dominios ultramarinos–, remontó el Magdalena hasta Honda y luego se dirigió a Bogotá, donde fue recibida con regocijo y vivas al Rey. La ciudad acogió con generosidad a los expedicionarios, quienes recuperaron fuerzas para continuar su misión hacia el sur, por los actuales Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. La viruela dejaba de ser tan duro azote para los que pronto dejarían de ser súbditos del Rey español.

En Bogotá, el año de 1808 inició con la publicación de la edición inaugural del Semanario de la Nueva Granada, dirigido por Francisco José de Caldas, quien era director del Observatorio Astronómico y un prestigioso científico payanés. Años antes, Caldas había sido vinculado por Mutis a la Expedición Botánica y fue responsable de importantes estudios sobre la quina, árbol medicinal calificado como “la preciosa quina” por Camilo Torres en el llamado Memorial de agravios, redactado en 1809.

En el semanario, Miguel de Pombo informó que desde el paso de la Expedición Filantrópica, 1.535 personas habían sido vacunadas en Santafé, lo que daba al Virreinato “Brazos robustos y útiles, que sin el socorro de la vacuna habrían sido tristes objetos de terror y compasión”.

Desgobierno y agitación

En mayo de 1808, Napoleón invadió España causando crisis en la  metrópoli y un vacío de poder en las colonias americanas, en las cuales la agitación social era creciente. En 1809, en Quito, los criollos lograron acceso real al poder de decisión, avance que animó revueltas en varias localidades del Virreinato de la Nueva Granada. Así, en 1810 se generaron motines en Cartagena y en El Socorro, que antecedieron al que en Bogotá (el 20 de julio) permitió instaurar una Junta de Gobierno en la que prevalecía la élite criolla.

Ese viernes, deliberadamente escogido por los líderes que planearon este suceso político por ser día de mercado en Bogotá, se inició una época de conflictos que trastornó la conducción de la higiene pública, el ejercicio profesional de los médicos de la ciudad y la vigilancia de las boticas, mientras el estado de agitación social predominaba en la llamada América Latina, en la que se gestaban las naciones que este año conmemoran el bicentenario del inicio de sus independencias.

(Por: Fin/César Moreno, Facultad de Ciencias UN/feb
)
N.° 681

Otras noticias

La Sede de La Paz cuenta con los recursos tecnológicos y la infraestructura necesaria para garantizar un programa de alta calidad. Fotos: Prensa UNAL Sede de La Paz.

Salud

junio 17 de 2021

Cesar requiere mayor atención en salud pública

La mortalidad infantil y materna, la infección por VIH, malaria, dengue y otras...

Las enfermedades crónicas no estarían siendo identificadas, pues quienes las padecen usan menos los servicios de salud. Foto: archivo Unimedios.

Salud

junio 17 de 2021

Costos compartidos en salud aumentarían riesgos de mortalidad

Las personas que pagan costos más altos en cuotas moderadoras o en copagos...

La profesora Dolly Montoya Castaño, rectora de la UNAL, destacó la importancia del nuevo edificio. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

junio 17 de 2021

UNAL entrega el nuevo Edificio de Ciencias Gloria Galeano Garcés

El edificio, cuya construcción empezó en agosto de 2018 y se terminó en julio...

Actualmente la zona de reserva agroalimentaria en el Meta no considera las necesidades alimentarias del campesinado. Fotos: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

junio 17 de 2021

El Ariari, una reserva agroalimentaria en riesgo

Pese a que esta zona del Meta podría garantizar la seguridad alimentaria y...

Tatiana Toro, nueva directora del Mathematical Sciences Research Institute (MSRI), en Berkeley. Foto: Corinne Thrash, University of Washington College of Arts & Sciences.

Educación

junio 17 de 2021

Nueva directora del MSRI resalta papel de la UNAL

Como una educación pública de excelente calidad y un espíritu de apoyo por...

En pediatría, las curvas de crecimiento sirven para evaluar potenciales problemas de salud en niños y adolescentes. Foto:  ANNE-CHRISTINE POUJOULAT / AFP

Salud

junio 17 de 2021

Adaptan curva de crecimiento longitudinal para los niños de Bogotá

Además de comparar patrones básicos de estatura, la curva incluye un modelo...

El inventario se adelantó en las sedes urbanas y estaciones agrícolas de la UNAL. Foto: Danilo Quintana – Unimedios.

Medioambiente

junio 16 de 2021

Inventario confirma que campus de la UNAL son un pulmón verde para Medellín

Más de 945 especies de árboles y plantas fueron identificados en el reciente...

La herramienta se aplicó a estudiantes de octavo grado en la zona rural del municipio de Algeciras, Huila. Foto: Jennifer Cuellar Guzmán

Educación

junio 16 de 2021

Una cartografía para cogerle el gusto a la genética en el bachillerato

Según un test inicial, solo 3 estudiantes entendían conceptos como gen,...

La sede no oficial de los bicitaxistas es el punto de Almacenes La 14 del Valle del Lili.  Foto: Julián A. Sánchez V.

Economía & Organizaciones

junio 16 de 2021

Proponen modelo de negocio para bicitaxis en Cali

Establecer un control tarifario por distancia recorrida, ofrecer rutas...

En el colegio rural se hicieron encuentros presenciales para discutir y entender una misión espacial. Foto: Unimedios.

Educación

junio 16 de 2021

Enseñanza de la astronomía incentiva desarrollo del pensamiento crítico

En medio de una pandemia y con problemas de conectividad, se puso a prueba un...