Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Cundinamarca reconoce aporte de la U.N. para optimizar sector lácteo

El trabajo desarrollado en los municipios de Guatavita y Ubaté –con recursos del Fondo de Ciencia y Tecnología del Sistema General de Regalías– mejoró la alimentación del ganado y optimizó los procesos reproductivos, beneficiando a más de 800 pequeños y medianos productores.

Bogotá D. C., 27 de diciembre de 2018Agencia de Noticias UN-

El reconocimiento fue entregado en el marco de un foro organizado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de Cundinamarca. Fotos: archivo Unimedios

La activa participación de la comunidad en el desarrollo de los proyectos resulta determinante para alcanzar los resultados previstos.

Las investigaciones adelantadas en el marco de los proyectos tuvieron su origen en problemas reales.

El profesor Carulla considera que el proyecto se podría replicar en regiones del país similares, como Antioquia y Nariño.

La planeación detallada de cada uno de los aspectos que abordarán los proyectos resulta fundamental para su buen desempeño.

Los proyecto adelantados tanto en Guatavita como en Ubaté lograron alcanzar los objetivos propuestos.

Con una mejora equivalente al 30 % tanto en los diversos campos abordados como en la calidad de la leche, los proyectos desarrollados a partir del método de investigación-acción participativa también aumentaron los ingresos y la calidad de vida de los participantes, la mayoría de los cuales forman parte de cooperativas y asociaciones.

Por este “gran aporte a la humanidad y al desarrollo científico del país”, el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, entregó un reconocimiento al profesor Juan Carulla y a otros destacados miembros de la comunidad académica del país, en el marco del foro “Nuevas tecnologías, herramientas para el desarrollo”, que forma parte de la agenda académica de ExpoCundinamarca 2018.

Los ambiciosos proyectos contaron con la participación de docentes de las facultades de Ciencias y Medicina Veterinaria y de Zootecnia, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos, y de estudiantes de pregrado, maestría y doctorado de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), Agrosavia y la Universidad de La Salle.

“Gracias a estos proyectos se han podido adelantar más de 10 tesis de posgrado, un bioplaguicida –por el Instituto de Biotecnología de la U.N. (IBUN)–, y un biofertilizante desarrollado por Agrosavia”, destaca el profesor Juan Carulla, director de ambas iniciativas.

El grupo de investigadores estuvo conformado por Germán Puerta Restrepo, director Científico del Planetario de Bogotá; José Ismael Peña Reyes, exdecano de la Facultad de Ingeniería de la U.N.; Paulo Orozco Díaz, físico y magíster en Física Atómica y Molecular, y Esperanza Morales, física de la U.N.

Alianza ganadora

La necesidad de ofrecer nuevas soluciones a distintos problemas hizo que los productores se acercaran a la academia, donde el trabajo mancomunado logró darles un giro a las técnicas tradicionales y generar tecnologías en cuyo desarrollo siempre se contó con la participación de las comunidades.

“Muchas de las dificultades para implementar los nuevos procesos y herramientas radica en que los usuarios finales comprendan para qué sirven, además de constatar sus potenciales beneficios”, explica el docente Carulla, quien llama la atención sobre la importancia de generar conocimiento a partir de problemas reales.

Se trata de un proceso constante, que en buena medida requiere de disciplina y seriedad para generar un ambiente de confianza que deberá reflejarse en los resultados y compromisos acordados.

A pesar de las dificultades iniciales, debido a las posibles reticencias y falta de costumbre con las prácticas que suelen emplearse desde una perspectiva académica, el contacto permanente propició un ambiente de confianza para alcanzar los objetivos propuestos.

La clave del éxito

Pese a los retos que plantea dirigir un equipo inter y transdisciplinar, alcanzar las metas propuestas y ejecutar las distintas tareas para lograrlo depende de una planeación detallada, en la que cada equipo sepa qué hacer, además de verificar los compromisos pactados.

“Cómo, cuándo y con qué recursos se van a hacer las cosas debe estar muy bien descrito y planeado con anticipación, así el director se concentra en cómo se hace y se ajusta al cronograma”, destaca el profesor Carulla.

Aunque los tiempos para ejecutar estos proyectos suelen ser limitados, el docente también advierte que como mínimo se debería contar con un plazo de dos a tres años.

En tal sentido, se debe tener en cuenta que hacer los primeros contactos con la comunidad y definir los lugares de trabajo puede tardar entre cuatro y seis meses, al menos un año de experimentación y otros seis meses para entregar resultados.

Si bien no es una tarea sencilla, para el profesor Carulla resulta evidente la necesidad de definir de manera muy precisa cómo, cuándo y porqué deben ejecutarse, de manera que el interventor pueda realizar una adecuada labor de verificación.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 737

Otras noticias

Los estudiantes trabajaron con el minidron Parrot Mambo. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

noviembre 18 de 2019

UNAL se destaca en competencia de minidrones

El grupo BeeControlling ocupó el tercer lugar en la segunda versión de la...

Jesús Rodríguez Zepeda, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México. Fotos: IEU-UNAL.

Ciudad & Territorio

noviembre 18 de 2019

Derecho a la no discriminación, otro conflicto urbano

El riesgo de abordar la discriminación solo como una experiencia jurídica es...

Un producto fitoterapéutico es aquel cuyas sustancias activas provienen de una planta medicinal. Foto: Luz Adriana Ruiz

Salud

noviembre 18 de 2019

A vigilar niveles de metales en productos naturales

Aunque en las muestras del estudio sobre productos fitoterapéuticos elaborados...

La Universidad de Ibagué fue el escenario de la tercera jornada del seminario itinerante “Hacia la consolidación de la paz: balance y perspectivas de la justicia transicional en Colombia”. Fotos: IEU.

Política & Sociedad

noviembre 18 de 2019

La verdad, uno de los grandes retos de la JEP

El Acuerdo de Paz que se firmó en La Habana y la manera innovadora en que se...

Según la FAO, entre 2007 y 2010 la pesca en el Pacífico colombiano aportó en promedio 77.000 toneladas.

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Calentamiento global reduciría hábitat de la sierra en el Pacífico

Al simular incrementos en la temperatura superficial del Pacífico colombiano,...


Componentes de la biomasa lignocelulósica. Fotos: Álvaro Gómez Peña, estudiante del Doctorado en Ingeniería Química de la Universidad de Colombia Sede Manizales

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Biomasa fraccionada potencializaría biorrefinerías

Un proceso de fraccionamiento secuencial, que maximiza la conversión de la...

En el Oriente Antioqueño se llevó a cabo el cuarto encuentro de Diálogo de Saberes.

Educación

noviembre 15 de 2019

UNAL promueve diálogos regionales para resolver problemas reales

“Este ejercicio quiere fortalecer la presencia de la Universidad en sus...

La comunidad afrodescendiente del municipio de Sevilla, en el Magdalena, construyó sus propias casas a partir de un proyecto de Vivienda de Interés Social Rural (VISR).

Ciudad & Territorio

noviembre 15 de 2019

Comunidad afro construye sus propias viviendas rurales saludables

En el municipio de Sevilla (Magdalena) –región bananera de la Sierra Nevada de...

Con este sistema automatizado se le puede dar un mayor valor agregado a las fresas. Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 15 de 2019

Sistema robotizado clasifica fresas y automatiza proceso de corte

Por medio de la aplicación de robots y de técnicas de visión de máquinas se...