Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Corredor vial Cano-Mojarras, una vía susceptible a deslizamientos

De los 89 km estudiados, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes están en moderada, baja o muy baja.

Bogotá D. C., 11 de julio de 2019Agencia de Noticias UN-

El corredor vial Cano-Mojarras forma parte de la Troncal de Occidente, que atraviesa Colombia de norte a sur. Foto: archivo Unimedios.

Zonificación de la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos en la zona de estudio.

Inventario de deslizamientos y zonificación de la susceptibilidad del terreno en la zona de estudio.

Los taludes de tierra en las vías afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio.

Conocer la susceptibilidad de deslizamientos en las vías es el primer paso para elaborar planes de gestión del riesgo.

Luisa Fernanda Osorio Marín, magíster en Geomática de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), realizó una zonificación del reparto espacial de los sitios donde podrían ocurrir deslizamientos de tierra en esta carretera del suroccidente de Colombia, entre Cauca y Nariño.

Se seleccionó este tramo como zona de estudio por su alta ocurrencia de procesos de remoción en masa en taludes de corte de la vía, los cuales afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio en la Troncal de Occidente, uno de los corredores viales más importantes del país, que atraviesa el territorio colombiano de sur a norte.

Para el estudio, la investigadora realizó un inventario histórico de deslizamientos ocurridos entre 2007 y 2018 a partir de una base de datos elaborada por el Instituto Nacional de Vías (Invías) con 378 registros de emergencias viales, que corresponden a eventos ocasionados por el desprendimiento de material de las laderas que obstruyeron el paso vehicular en el corredor vial.

Después seleccionó las variables relacionadas con la estabilidad del terreno, como pendiente, aspecto, curvatura, índice topográfico de humedad (ITH) y densidad de drenajes, la mayoría de las cuales se eligió a partir de modelos digitales de elevación, estructuras numéricas de datos que representan la topografía de un terreno.

“Este fue uno de los principales insumos para hacer la zonificación de la susceptibilidad, además de otras variables temáticas que se extrajeron de información de entidades oficiales, como la cobertura de la tierra y la litología (parte de la geología que estudia las características de las rocas que constituyen una determinada formación)”, detalló la magíster.

A partir de esta información elaboró un análisis estadístico bivariado, que consistió en analizar en dónde ocurrían los deslizamientos y qué tanto se relacionaban con las variables seleccionadas y con los registros del inventario de deslizamientos en el área de estudio, con lo que se obtuvo un índice de susceptibilidad a deslizamientos (ISL).

Además dentro de su trabajo propuso el concepto de “corredor hidro-geomorfométrico” como una metodología para delimitar áreas de estudio enfocado a proyectos de susceptibilidad en corredores viales, ya que los estudios de zonificación de los deslizamientos se realizan hoy a gran escala y no enfocados específicamente en la infraestructura vial.

“Con ese concepto esperábamos obtener –a partir de algoritmos en un modelo digital de elevación– un corredor que se limitara a las cuencas y microcuencas que se superponían e influían directamente sobre la vía para hacer el análisis de susceptibilidad”.

Este proceso arrojó que de los 89 km que componen el corredor vial Cano-Mojarras, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes en moderada, baja o muy baja.

“A pesar de estar dividida en cinco categorías, gran parte de la vía es susceptible a los deslizamientos, aunque en algunas zonas el porcentaje es bajo, por lo que se requiere de intervención para hacer gestión del riesgo en este corredor vial”.

Un modelo replicable

La magíster comenta que identificar la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos es el primer paso para llegar a un proyecto de gestión del riesgo. Después de detectar esas zonas, incluir en el análisis factores detonantes, como lluvias o sismos, permitiría identificar puntos de amenaza e infraestructura que puede ser vulnerable.

La metodología se podría aplicar en otras vías del país, como la afectada vía al Llano, en la que, según explica la magíster, se debería estudiar el historial de los eventos ocurridos, además de incluir otras variables del terreno.

“Sé que una de las variables que influye en la afectación de la vía al Llano es la infraestructura circundante, como el criadero de pollos que se encuentra en la parte superior de la ladera de la montaña. Ese tipo de variables se van incluyendo en el modelo, y a partir de ahí se identifica qué zonas de la vía son susceptibles para decidir dónde hacer una obra de contención o drenar la montaña para que no afecte la vía”, señala la magíster.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 456

Otras noticias

Las muestras de concreto con las que trabajó la investigadora se pueden usar para aplicaciones como pisos. Fotos: Jenny Coral.

Ciencia & Tecnología

octubre 21 de 2019

Concreto sostenible con cascarilla de café

Esta fibra vegetal, que proviene de la trilla del grano de café, reemplazaría...

Este domingo 20 de octubre espere la edición 222 de <em>UN Periódico</em>, el cual trae un especial sobre la Amazonia.

Educación

octubre 19 de 2019

“Amazonia, los conflictos por la tierra, el agua y la naturaleza”, especial de UN Periódico para leer este domingo

La falta de una legislación más estricta por parte de los Gobiernos de la...

Los egresados fueron destacados por su labor social, profesional, investigativa y sus aportes a la sociedad. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Educación

octubre 18 de 2019

Siete egresados ilustres condecorados por la UNAL

Alex Enrique Bustillo, Ariel Ávila Martínez, Santiago José Mendoza, Jorge...

Niños de la comunidad indigena Uitoto hacen una danza tradicional para inaugurar el 10º Congreso Mundial para el Talento de la Niñez.  Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Educación

octubre 18 de 2019

Cultivar el talento de la niñez para la tolerancia, la verdad y la paz

“Lo importe no es solo enseñarle algo a un niño, sino moldear su espíritu para...

La torta de sacha inchi tiene proteínas, fibra y grasas buenas como omega 3, 6 y 9.

Ciencia & Tecnología

octubre 18 de 2019

Sacha inchi, proteína para bebida funcional de mango y piña

La torta de sacha inchi, también conocida como “expeller”, es un subproducto...

Artes & Culturas

octubre 18 de 2019

UNAL llega con más de 250 títulos a la Feria Internacional del Libro de Cali

Para esta edición de la FIL Cali 2019, la Universidad Nacional de Colombia...

En Colombia, el sector cárnico representó el 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017. Foto: Liceth Johanna Rodríguez.

Economía & Organizaciones

octubre 18 de 2019

Planta de desposte mejoraría comercialización de carne en el Valle

El diseño de esta planta de desposte bovino y porcino, que cumple con las...

El tinamú negro <em>Tinamus osgoodi</em> es un ave críptica, generalmente rara y muy poco conocida. Fotos: @naturamazonas, Conservación Internacional Colombia

Medioambiente

octubre 18 de 2019

Tinamú negro, un ave en peligro

Los asentamientos humanos y la alta deforestación que se presenta en Colombia y...

Uber es una de las plataformas virtuales de servicios de transporte.

Economía & Organizaciones

octubre 18 de 2019

Plataformas digitales: ¿trabajo independiente o subordinado?

Detrás de las ventajas que se les ofrecen a quienes prestan servicios de...

Con el artículo 44 del Presupuestos General de la Nación 2020 las universidades deberán responder con su presupuesto a fallos en su contra. Fotos: archivo Unimedios.

Economía & Organizaciones

octubre 17 de 2019

Universidades regionales serían las más afectadas con artículo aprobado sobre presupuesto

En los casos de universidades departamentales y municipales, como la del Valle,...