Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Corredor vial Cano-Mojarras, una vía susceptible a deslizamientos

De los 89 km estudiados, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes están en moderada, baja o muy baja.

Bogotá D. C., 11 de julio de 2019Agencia de Noticias UN-

El corredor vial Cano-Mojarras forma parte de la Troncal de Occidente, que atraviesa Colombia de norte a sur. Foto: archivo Unimedios.

Zonificación de la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos en la zona de estudio.

Inventario de deslizamientos y zonificación de la susceptibilidad del terreno en la zona de estudio.

Los taludes de tierra en las vías afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio.

Conocer la susceptibilidad de deslizamientos en las vías es el primer paso para elaborar planes de gestión del riesgo.

Luisa Fernanda Osorio Marín, magíster en Geomática de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), realizó una zonificación del reparto espacial de los sitios donde podrían ocurrir deslizamientos de tierra en esta carretera del suroccidente de Colombia, entre Cauca y Nariño.

Se seleccionó este tramo como zona de estudio por su alta ocurrencia de procesos de remoción en masa en taludes de corte de la vía, los cuales afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio en la Troncal de Occidente, uno de los corredores viales más importantes del país, que atraviesa el territorio colombiano de sur a norte.

Para el estudio, la investigadora realizó un inventario histórico de deslizamientos ocurridos entre 2007 y 2018 a partir de una base de datos elaborada por el Instituto Nacional de Vías (Invías) con 378 registros de emergencias viales, que corresponden a eventos ocasionados por el desprendimiento de material de las laderas que obstruyeron el paso vehicular en el corredor vial.

Después seleccionó las variables relacionadas con la estabilidad del terreno, como pendiente, aspecto, curvatura, índice topográfico de humedad (ITH) y densidad de drenajes, la mayoría de las cuales se eligió a partir de modelos digitales de elevación, estructuras numéricas de datos que representan la topografía de un terreno.

“Este fue uno de los principales insumos para hacer la zonificación de la susceptibilidad, además de otras variables temáticas que se extrajeron de información de entidades oficiales, como la cobertura de la tierra y la litología (parte de la geología que estudia las características de las rocas que constituyen una determinada formación)”, detalló la magíster.

A partir de esta información elaboró un análisis estadístico bivariado, que consistió en analizar en dónde ocurrían los deslizamientos y qué tanto se relacionaban con las variables seleccionadas y con los registros del inventario de deslizamientos en el área de estudio, con lo que se obtuvo un índice de susceptibilidad a deslizamientos (ISL).

Además dentro de su trabajo propuso el concepto de “corredor hidro-geomorfométrico” como una metodología para delimitar áreas de estudio enfocado a proyectos de susceptibilidad en corredores viales, ya que los estudios de zonificación de los deslizamientos se realizan hoy a gran escala y no enfocados específicamente en la infraestructura vial.

“Con ese concepto esperábamos obtener –a partir de algoritmos en un modelo digital de elevación– un corredor que se limitara a las cuencas y microcuencas que se superponían e influían directamente sobre la vía para hacer el análisis de susceptibilidad”.

Este proceso arrojó que de los 89 km que componen el corredor vial Cano-Mojarras, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes en moderada, baja o muy baja.

“A pesar de estar dividida en cinco categorías, gran parte de la vía es susceptible a los deslizamientos, aunque en algunas zonas el porcentaje es bajo, por lo que se requiere de intervención para hacer gestión del riesgo en este corredor vial”.

Un modelo replicable

La magíster comenta que identificar la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos es el primer paso para llegar a un proyecto de gestión del riesgo. Después de detectar esas zonas, incluir en el análisis factores detonantes, como lluvias o sismos, permitiría identificar puntos de amenaza e infraestructura que puede ser vulnerable.

La metodología se podría aplicar en otras vías del país, como la afectada vía al Llano, en la que, según explica la magíster, se debería estudiar el historial de los eventos ocurridos, además de incluir otras variables del terreno.

“Sé que una de las variables que influye en la afectación de la vía al Llano es la infraestructura circundante, como el criadero de pollos que se encuentra en la parte superior de la ladera de la montaña. Ese tipo de variables se van incluyendo en el modelo, y a partir de ahí se identifica qué zonas de la vía son susceptibles para decidir dónde hacer una obra de contención o drenar la montaña para que no afecte la vía”, señala la magíster.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 456

Otras noticias

Educación

agosto 17 de 2019

Autonomía universitaria: el ejercicio de la responsabilidad y la libertad

La Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) es una...

El doctor Denis Mukwege recibió en 2018 el Premio Nobel de Paz por su trabajo con víctimas de violencia sexual en la guerra del Congo. Fotos: Nicolás Bojacá - Unimedios.

Política & Sociedad

agosto 16 de 2019

Educar en tiempos de paz evitaría violencia sexual en tiempos de guerra

Aunque hoy existe una mayor visibilidad en la comunidad internacional a la...

Encuentro de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) en Ciudad de México. Fotos: dgcs.unam.mx

Educación

agosto 16 de 2019

Autonomía universitaria, un debate necesario

“La autonomía es dinámica, va cambiando, fluye y se refleja en cada actividad...

Los sistemas funcionan a partir del parpadeo constante de las luces basadas en LED. Archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 16 de 2019

Sistemas transmitirían datos a partir de luz visible

Dos sistemas de comunicación inalámbrica que funcionan a partir del parpadeo...

Según cifras del DANE, para 2016 el 11,5 % del área rural a nivel nacional y el 0,61 % de las Unidades Productivas Agropecuarias (UPA) se encontraban en PNN. Foto: Parques Nacionales Naturales

Medioambiente

agosto 16 de 2019

Campesinos podrían seguir habitando áreas de Parques Naturales

La tensión existente entre los derechos de las comunidades campesinas y las...

El caminador receptor de proximidad con sus tres sensores ultrasónicos. Foto: Robinson Andrade Chávez, estudiante de Ingeniería Eléctrica UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

agosto 16 de 2019

Caminador inteligente para invidentes y adultos mayores

Este prototipo envía señales de proximidad de objetos o huecos a un procesador...

Los panelistas abordaron el tema de la guerra y la paz en Colombia de cara al Bicentenario de la Independencia. Foto: Nicolás Bojacá- Unimedios

Política & Sociedad

agosto 15 de 2019

La Independencia, un proceso traumático que valió la pena

“A pesar de todo lo que nos ha implicado tratar de construir esta República...

Durante muchos años el plomo se utilizó en piezas de grifería porque impedía la corrosión y la formación de moho. Foto: Creative Commons

Ciencia & Tecnología

agosto 15 de 2019

Bismuto, potencial reemplazo del plomo en griferías

Las muestras en las que se usó este elemento químico en aleaciones de latón...

Profesor Carlos Eduardo Franky, nuevo director de la Sede Amazonia de la UNAL.

Educación

agosto 15 de 2019

UNAL Sede Amazonia saluda a sus 95 nuevos estudiantes

Jóvenes pertenecientes a la Región Amazónica que ingresaron a la Universidad...

Mario Hernández hace apertura formal del evento, invitando a participar a empresarios y académicos.

Salud

agosto 15 de 2019

Se instala Patronato del Hospital Universitario Nacional de Colombia

Esta corporación busca plantear las estrategias que materializarán los...