Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Corredor vial Cano-Mojarras, una vía susceptible a deslizamientos

De los 89 km estudiados, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes están en moderada, baja o muy baja.

Bogotá D. C., 11 de julio de 2019Agencia de Noticias UN-

El corredor vial Cano-Mojarras forma parte de la Troncal de Occidente, que atraviesa Colombia de norte a sur. Foto: archivo Unimedios.

Zonificación de la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos en la zona de estudio.

Inventario de deslizamientos y zonificación de la susceptibilidad del terreno en la zona de estudio.

Los taludes de tierra en las vías afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio.

Conocer la susceptibilidad de deslizamientos en las vías es el primer paso para elaborar planes de gestión del riesgo.

Luisa Fernanda Osorio Marín, magíster en Geomática de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), realizó una zonificación del reparto espacial de los sitios donde podrían ocurrir deslizamientos de tierra en esta carretera del suroccidente de Colombia, entre Cauca y Nariño.

Se seleccionó este tramo como zona de estudio por su alta ocurrencia de procesos de remoción en masa en taludes de corte de la vía, los cuales afectan la movilidad, el transporte de suministros y el comercio en la Troncal de Occidente, uno de los corredores viales más importantes del país, que atraviesa el territorio colombiano de sur a norte.

Para el estudio, la investigadora realizó un inventario histórico de deslizamientos ocurridos entre 2007 y 2018 a partir de una base de datos elaborada por el Instituto Nacional de Vías (Invías) con 378 registros de emergencias viales, que corresponden a eventos ocasionados por el desprendimiento de material de las laderas que obstruyeron el paso vehicular en el corredor vial.

Después seleccionó las variables relacionadas con la estabilidad del terreno, como pendiente, aspecto, curvatura, índice topográfico de humedad (ITH) y densidad de drenajes, la mayoría de las cuales se eligió a partir de modelos digitales de elevación, estructuras numéricas de datos que representan la topografía de un terreno.

“Este fue uno de los principales insumos para hacer la zonificación de la susceptibilidad, además de otras variables temáticas que se extrajeron de información de entidades oficiales, como la cobertura de la tierra y la litología (parte de la geología que estudia las características de las rocas que constituyen una determinada formación)”, detalló la magíster.

A partir de esta información elaboró un análisis estadístico bivariado, que consistió en analizar en dónde ocurrían los deslizamientos y qué tanto se relacionaban con las variables seleccionadas y con los registros del inventario de deslizamientos en el área de estudio, con lo que se obtuvo un índice de susceptibilidad a deslizamientos (ISL).

Además dentro de su trabajo propuso el concepto de “corredor hidro-geomorfométrico” como una metodología para delimitar áreas de estudio enfocado a proyectos de susceptibilidad en corredores viales, ya que los estudios de zonificación de los deslizamientos se realizan hoy a gran escala y no enfocados específicamente en la infraestructura vial.

“Con ese concepto esperábamos obtener –a partir de algoritmos en un modelo digital de elevación– un corredor que se limitara a las cuencas y microcuencas que se superponían e influían directamente sobre la vía para hacer el análisis de susceptibilidad”.

Este proceso arrojó que de los 89 km que componen el corredor vial Cano-Mojarras, 45 se encuentran en zonas de susceptibilidad alta o muy alta a sufrir deslizamientos de tierra, y los 44 restantes en moderada, baja o muy baja.

“A pesar de estar dividida en cinco categorías, gran parte de la vía es susceptible a los deslizamientos, aunque en algunas zonas el porcentaje es bajo, por lo que se requiere de intervención para hacer gestión del riesgo en este corredor vial”.

Un modelo replicable

La magíster comenta que identificar la susceptibilidad del terreno a los deslizamientos es el primer paso para llegar a un proyecto de gestión del riesgo. Después de detectar esas zonas, incluir en el análisis factores detonantes, como lluvias o sismos, permitiría identificar puntos de amenaza e infraestructura que puede ser vulnerable.

La metodología se podría aplicar en otras vías del país, como la afectada vía al Llano, en la que, según explica la magíster, se debería estudiar el historial de los eventos ocurridos, además de incluir otras variables del terreno.

“Sé que una de las variables que influye en la afectación de la vía al Llano es la infraestructura circundante, como el criadero de pollos que se encuentra en la parte superior de la ladera de la montaña. Ese tipo de variables se van incluyendo en el modelo, y a partir de ahí se identifica qué zonas de la vía son susceptibles para decidir dónde hacer una obra de contención o drenar la montaña para que no afecte la vía”, señala la magíster.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 456

Otras noticias

El 5 % de la población infectada con coronavirus requerirá de atención en UCI. Fotos: archivo Unimedios

Salud

marzo 31 de 2020

Protección personal, vital al tratar pacientes con COVID-19

Los profesionales de la salud deben aumentar medidas de protección personal...

Los datos que existen sobre el uso de la cloroquina para el tratamiento del coronavirus son prometedores, pero carecen de confirmación. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

marzo 31 de 2020

Cloroquina usada para coronavirus causaría alteraciones cardiacas

La utilización de fármacos como cloroquina e hidroxicloroquina, frente al...

Personal de salud ya utiliza las máscaras de seguridad donadas por “Hacer para salvar”. Fotos: cortesía #HacerParaSalvar

Ciencia & Tecnología

marzo 31 de 2020

Voluntarios de la UNAL diseñan máscaras para personal de salud

Ingenieros, estudiantes y profesores de la Universidad Nacional de Colombia...

Las medidas de mitigación se basan en el aislamiento social y la cuarentena. Fotos: Archivo Unimedios.

Salud

marzo 31 de 2020

Medidas de mitigación disminuirían hasta en 40% contagio del COVID-19

Solo la detección temprana y el aislamiento de casos reducirían de 2,5 a 2 el...

Invitación a conversatorio virtual, este lunes 30 de marzo. Fotos: Guillermo Hernández Henao, UNAL Sede Manizales

Educación

marzo 30 de 2020

Encuentros pedagógicos para adaptarse a la virtualidad

Ante la decisión de las universidades del país de suspender las clases...

En la contingencia por el COVID 19, los campesinos también son héroes, como proveedores de alimentos. Fotos: Unimedios Medellín.

Desarrollo Rural

marzo 30 de 2020

Plan de Ordenamiento Agropecuario evitaría escasez en Antioquia

Dado que un gran reto de la cuarentena para controlar el COVID-19 es garantizar...

La Facultad de Ciencias de la UNAL entregó el primer lote de gel antibacterial en el HUN. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

marzo 30 de 2020

UNAL entrega primer lote de gel antibacterial

La Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) entregó...

Establecer una zona para trabajar, libre de distracciones, es uno de los consejos para realizar con éxito las labores diarias en cuarentena. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

marzo 30 de 2020

Hábitos para no descuidar la salud durante el teletrabajo

Si se continúa con las labores académicas o con las funciones del trabajo desde...

Con 32 camas de cuidado intensivo pleno, y cerca de 31 de hospitalización, el HUN espera afrontar la pandemia. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

marzo 30 de 2020

Hospital Universitario, listo para afrontar la pandemia

Con 32 camas de cuidado intensivo y otras 31 de hospitalización, el Hospital...

Mantener contacto virtual con familiares y amigos es bueno para la salud mental en tiempos de cuarentena. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

marzo 30 de 2020

Vínculos fuertes protegen la salud mental en cuarentena

Conservar la calma y fortalecer los vínculos con los familiares, la pareja y...