Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Chicha artesanal sigue marcando la diferencia

El producto tradicional, comparado con el elaborado industrialmente, conserva los contenidos nutricionales, en especial los micronutrientes y aminoácidos del maíz, quizá por el cambio de ambiente de los microorganismos responsables de la fermentación.

Bogotá D. C., 26 de marzo de 2019Agencia de Noticias UN-

Aunque la chicha se prohibió hace más de 50 años, su consumo continúa vigente. Fotos: archivo Unimedios

La elaboración artesanal conserva los contenidos nutricionales, en especial los micronutrientes y aminoácidos del maíz.

La panela se utiliza para endulzar la chicha artesanal.

En la elaboración artesanal, la molienda en seco favoreció el aprovechamiento del pericarpio del maíz.

En algunas zonas de Bogotá, como los barrios La Candelaria y La Perseverancia, la chicha se considera como un atractivo turístico.

Así lo estableció Martha Lucía Calderón, magíster en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó una visita a una de las productoras de chicha en el municipio de Guasca (Cundinamarca) para registrar el proceso artesanal y compararlo con la elaboración realizada en la planta del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA).

Ella explica que las diferencias se presentaron en los azúcares entre el final de la fermentación y el producto terminado, debido a que en la producción artesanal se adiciona panela para endulzar la chicha.

Además señala que “el ambiente de la planta de proceso –incluyendo los equipos y la ausencia de lodos en los fermentadores– tuvo un efecto en las características del producto final, con un menor porcentaje de etanol y un contenido mayor de ácidos, especialmente láctico”.

Entre tanto, la molienda en seco del proceso artesanal favoreció el aprovechamiento del pericarpio del maíz, lo que le aportó a la bebida mayores contenidos de fibra y, en menor medida, de proteína y grasas.

La investigadora comenta que en trabajos similares se encontró una reducción del contenido proteico, de ceniza, fibra y extracto etéreo comparado con el producto elaborado con maíz molido en seco.

Los datos corroboran el aporte del pericarpio del grano sobre el contenido nutricional del producto final, pues en este tejido se encuentran almacenados cerca de 4,3 % de la fibra cruda, 0,04 % de cenizas, 0,18 % de proteína y 0,05 % de grasas del grano de maíz.

Aunque en los dos casos el etanol disminuyó, el producto en planta perdió mayor cantidad, posiblemente por efecto del tratamiento térmico realizado a 85 °C, temperatura superior al punto de ebullición de este alcohol, que es de 78,5 °C.

En relación con la evaluación sensorial, el bajo contenido de alcohol de la bebida de la planta no fue motivo de rechazo, y a pesar de tener la misma cantidad de ácidos, las personas que dieron puntuación de “me disgusta” mencionaron sensaciones de mayor acidez y fermentación en el producto artesanal.

Sobre el proceso en planta, la investigadora señala que “en términos generales el uso de molienda en seco y la cantidad media de maíz produjo una bebida con igual aceptación que la tradicional, con mayor contenido de fibra, minerales y grasa y menor contenido de alcohol, estable por 60 días de almacenamiento”.

En el estudio se evaluaron las materias primas, las condiciones de elaboración, características fisicoquímicas y microbiológicas del producto artesanal. Además se valoró tanto el efecto del tipo de inóculo y de molienda como la cantidad de maíz en el pH y la aceptación sensorial.

“En el proceso se hizo el seguimiento de levaduras y bacterias ácido lácticas durante fermentación en planta, se comparó el consumo de azúcares y la producción de etanol, ácido láctico y contenidos nutricionales con la bebida tradicional. Se tuvo en cuenta la estabilidad del pH y el color de la bebida pasteurizada durante 60 días a 20 °C”, cuenta la magíster.

Cabe señalar que aunque  esta bebida se prohibió hace más de 50 años su consumo continúa vigente en municipios del altiplano cundiboyacense como Guasca, donde la principal productora obtiene parte de sus ingresos de la venta de alrededor de 2.000 litros/año de chicha en mercados campesinos.

Incluso en algunas zonas de Bogotá –como el barrio La Candelaria– se concentran los expendios de chicha de maíz, que se consideran atractivos turísticos; otro caso ocurre en la localidad de Santa Fe, donde la Alcaldía Mayor y la Alcaldía Menor promueven el “Festival de la chicha, el maíz, la vida y la dicha” que se celebra anualmente en el barrio La Perseverancia desde hace 20 años.

(Por: Fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 51

Otras noticias

Según el Instituto von Humbolt, Colombia es el segundo país con mayor riqueza de especies de peces de agua dulce en el mundo. Fotos: María Cristina Papamija.

Medioambiente

diciembre 11 de 2019

Pese a su alta diversidad, endogamia amenaza diversidad de peces de Yotoco

Barreras físicas, naturales y artificiales están limitando la dispersión de las...

El sistema de plegado de la muleta hace fácil transportarla y guardarla. Fotos: Unimedios Medellín.

Ciencia & Tecnología

diciembre 10 de 2019

Muletas plegables reciben patente de invención de la SIC

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le concedió protección de...

El proyecto les dio la oportunidad a los niños de Tadó de acercarse a las prácticas de laboratorio. Fotos: Luz Marina Melgarejo.

Educación

diciembre 10 de 2019

“Mi proyecto de huerta” acerca la ciencia a jóvenes del Chocó

Mediante un cultivo de hortalizas y frutales en el que se apliquen prácticas...

La panela aporta un alto contenido calórico que muchas personas no alcanzan a consumir en sus actividades diarias. Foto: archivo Unimedios.

Salud

diciembre 10 de 2019

Arraigo a tradiciones alimenticias, posible causa de diabetes en municipios colombianos

En Circasia (Quindío) y Cáqueza (Cundinamarca) el alto consumo de panela...

La bacteriosis vascular presenta manchas angulares en las hojas, quemazón, marchitamiento y lesiones en el tallo de las plantas. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios.

Desarrollo Rural

diciembre 10 de 2019

Proteína combatiría la bacteriosis vascular de la yuca

Las plantas inoculadas con la proteína TALE 15, presente en la misma bacteria...

Por medio de muros móviles, la vivienda del UNOA Team permite 32 configuraciones diferentes del espacio. Fotos: Ángela María Acuña.

Medioambiente

diciembre 09 de 2019

UNAL compite por “La Casa del Futuro”

En el marco del concurso internacional Solar Decathlon Latin America and...

Según expediciones geoarqueológicas, la variscita provine de la isla Gran Roque, en Venezuela.

Artes & Culturas

diciembre 09 de 2019

Culturas prehispánicas de Colombia extraían minerales de Venezuela

Artefactos arqueológicos como figuras zoomorfas y antropomorfas o cuentas de...

Amalia Low leyó uno de los seis cuentos nuevos que conforman el segundo tomo de <em>Maguaré en La Ceiba. </em>Fotos: Ricardo González - Unimedios.

Educación

diciembre 09 de 2019

Maguaré, nuevo portal interactivo para la primera infancia

El Ministerio de Cultura y la Unidad de Medios de Comunicación (Unimedios) de...

El Archivo General de la Nación restauró Parte del acervo documental de los primeros 12 años de la UNAL.

Artes & Culturas

diciembre 09 de 2019

Archivo Nacional restaura patrimonio documental de la UNAL

Al resultar ganadora de la segunda versión de la convocatoria “Restauremos...

Educación

diciembre 07 de 2019

Universidades: herramientas de transformación en América Latina y el Caribe

“Las universidades y este congreso pueden y deben trabajar armónicamente para...