Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Cerros Orientales requieren ordenamiento ambiental

Más allá de las estrategias de conservación de las áreas protegidas, no se ha establecido una política de ordenación ambiental del territorio que permita recuperar, conservar y ampliar el área de reserva.

Bogotá D. C., 06 de abril de 2017Agencia de Noticias UN-

Los Cerros Orientales se encuentran principalmente en las zonas rurales de las localidades de Sumapaz, Usme, San Cristóbal, Santa Fe, Chapinero y Usaquén.

Pese a ser una zona protegida, muchos de sus ecosistemas se encuentran amenazados por los planes de urbanización.

Los cerros Orientales de Bogotá cuentan con cerca de 14.000 hectáreas.

Los techos verdes pueden ser una alternativa para que las viviendas presten servicios ecológicos.

En su cobertura vegetal hay alrededor de 29 tipos de vegetación que incluyen especies nativas.

Eso fue lo que determinó Alan David Vargas, magíster en Ordenamiento Urbano Regional de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), luego de analizar las decisiones de ordenamiento estatal sobre los cerros Orientales que se han dado los últimos 40 años.

La percepción de estos cerros como un “muro” natural que restringe el crecimiento urbano en el oriente de Bogotá ha propiciado el incremento del valor del suelo, por lo cual se necesitan políticas para conservar su riqueza ambiental.

Al respecto, el profesor Vargas considera que, aunque se cree que la mejor forma de proteger la naturaleza es poniéndole límites y separándola de las personas, es necesario acercar los cerros Orientales a la ciudad, para alcanzar un ordenamiento territorial que incluya la ecología en las zonas urbanas.

“Ver a los cerros Orientales como un límite solo hará que haya más presión por el valor del suelo. Se debe pasar de lo restringido a lo propositivo y ver cómo, a partir de ese perímetro urbano, en lugar de separar la reserva la traemos hacia la ciudad, lo cual también es una forma de hacer ordenamiento”.

En términos ambientales, este territorio corresponde al Área Reserva Forestal Protectora de Bogotá Bosque Oriental, declarada por el Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente (Inderena) en 1976. A futuro, se espera que se convierta en un corredor entre el sistema de páramos de Sumapaz, al sur, y el de Chingaza, al oriente.

Plan a largo plazo

El desbordado crecimiento de Bogotá en los últimos años ha conllevado a la contaminación de ríos y a la reducción de humedales y bosques. A futuro se debe tener como prioridad la recuperación de las zonas afectadas, pero también la implementación de estrategias para revertir el proceso.

Para ello, la investigación propone que se plantee un crecimiento ordenado de la ciudad y de las áreas ecológicas.

“Ello no solo implica recuperar las zonas que ya están degradadas por la minería y la deforestación, entre otras prácticas, sino también integrar al sistema el suelo en el que hasta ahora no había figuras de protección o que no eran prioritarias”.

Esto debe considerarse como un plan a largo plazo en el que los diferentes sectores que están al borde de la ciudad, como las viviendas ubicadas entre los cerros y la carrera Séptima y en la parte norte hasta la carrera Décima, estén obligados, con ayuda de organismos estatales y empresas privadas, a adaptar sus construcciones para que de algún modo presten servicios ecológicos.

Entre las opciones se encuentran la agricultura urbana y la adaptación de techos verdes, con el objetivo de contribuir a la soberanía alimentaria, mejorar el hábitat y disminuir el consumo de energía.

Según el profesor Vargas, “para que esto sea viable, se propone redistribuir el impuesto predial y así conseguir que los poseedores de las propiedades cumplan con el objetivo. Esto requiere un trabajo entre el Estado y los propietarios para que, al término de 15, 20 o 30 años, todas las fachadas estén asociadas al entorno de montaña”.

Aunque es inevitable el crecimiento de la ciudad, se debe pensar en su transformación o adaptación para albergar nueva infraestructura hacia zonas que no requieran sacrificar valiosos recursos naturales.

“Las rutinas económicas y sociales de los ciudadanos deben adaptarse a los cerros Orientales para establecer hábitos sostenibles. También hay que preguntarnos: ¿queremos unos cerros grises o una ciudad verde?”, concluye el magíster Vargas.

(Por: Fin/VC/MLA/MAFB
)
N.° 551

Otras noticias

El tallerista invitado en esta oportunidad fue Jorge Raedo.

Artes & Culturas

febrero 18 de 2020

FOTOGALERÍA: Arquitectura, a la luz de LunÁrquicos

Una nueva práctica experimental de arquitectura para niños de tres a seis años...

El modelo matemático se basa en el café arábigo de Colombia. Fotos: Cristian Felipe Jiménez Varón, magíster en Matemática Aplicada, UNAL Sede Manizales.

Economía & Organizaciones

febrero 18 de 2020

Modelo matemático pronosticaría mercado del café

Este patrón sobre el comportamiento del sector cafetero permite tener...

Según la OMS, la contaminación del aire en interiores es un riesgo para cerca de 3.000 millones de personas que cocinan con leña y carbón. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

febrero 18 de 2020

Estufas de leña afectarían más a personas con discapacidad

Como esta población pasa más tiempo en las viviendas rurales donde habitan,...

El Plei constituye la planeación de la UNAL en los próximos 14 años.

Educación

febrero 17 de 2020

Metodología para mesas del Plei 2034 llega a sedes de la UNAL

En cada una de las Sedes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) se les...

En el estudio se registraron 11 especies. Foto: Claus Rasmussen.

Ciencia & Tecnología

febrero 17 de 2020

Identifican dos nuevas especies de abejas angelitas

Aunque se creía que en el país solo había una especie de estos insectos, junto...

El principal reto de Bogotá es definir la visión de ciudad para los próximos años, a través del POT.

Ciudad & Territorio

febrero 17 de 2020

Seguridad, movilidad e informalidad, grandes retos de gobiernos urbanos

Atender de manera integral los problemas de seguridad, movilidad e informalidad...

Equipo de jarras y su montaje previo a la adición del coagulante. Fotos: Harold Norbey Ibarra Táquez, estudiante del Doctorado en Ingeniería Química de la UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

febrero 17 de 2020

Aguas residuales del café se purificarían con procesos electroquímicos

Por medio de electrocoagulación y de procesos electroquímicos avanzados de...

Educación

febrero 15 de 2020

Colombia biodiversa

Este es el nombre del primer reto que nos plantea el informe de la Misión de...

La placa está fabricada a partir de plástico reutilizado y desechos textiles. Foto: Juan Sebastián Torres.

Medioambiente

febrero 14 de 2020

Residuos textiles se convertirían en materiales de construcción

La idea de usar estos materiales, que son 97 % reciclables, para generar...

En el estudio se analizaron 41 espacios públicos de cesión. Fotos: Robert Castillo.

Ciudad & Territorio

febrero 14 de 2020

Espacios públicos entregados a Bogotá por constructores son inadecuados

Después de analizar 41 espacios públicos de cesión –áreas entregadas por los...