Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran en condiciones de vulnerabilidad alimentaria, ya que solo un 25 % de la población se dedica a actividades exclusivamente agrícolas.

Bogotá D. C., 16 de enero de 2019Agencia de Noticias UN-

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Como las áreas de cultivo son cada vez más limitadas, no permiten la diversidad de cultivos.

Contrario a lo que se esperaba, las políticas agrarias implementadas entre 1960 y 2010 han contribuido a que las condiciones de vida empeoren.

A pesar de sus precarias condiciones de vida, la mayoría de los campesinos tiene un gran arraigo por su tierra.

La diversidad en las formas de producción sería una de las claves para que los campesinos recuperen su soberanía alimentaria.

“Por estar ubicados en inmediaciones de la ciudad, la mayoría de los hombres suele desplazarse para trabajar en labores de construcción, mientras que las mujeres desempeñan tareas asociadas con el servicio doméstico”, explica Juliana Sabogal, estudiante del Doctorado en Agroecología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, quien recuerda que aunque el 80 % del territorio del municipio de Pasto (Nariño) corresponde al área rural, alrededor del 85 % de la población se concentra en la zona urbana.

La doctoranda encontró que a pesar de que las políticas agrarias de 1960 a 2010 estaban encaminadas a que los pequeños agricultores aumentaran su productividad y Nariño fue un departamento pionero en implementarlas–, las condiciones alimentarias de la población campesina no han mejorado, y, por el contrario, parecen deteriorarse.

Asegura que las actividades económicas complementarias de estas comunidades campesinas no garantizan su bienestar, pues sus ingresos escasamente llegan a los 300.000 pesos mensuales por familia.

Agrobiodiversidad, la clave

Según la investigación, los campesinos que aún tienen una actividad productiva asociada con las faenas agrícolas tampoco tienen mucho poder de decisión, debido a que las políticas agrarias han incentivado que el mercado defina qué se debe producir, a qué ritmo y según qué modelo de producción.

Por esta razón muchos de ellos se dedican al monocultivo de papa o cebolla, o al ganado de leche en forma exclusiva, lo que compromete la cantidad y diversidad de alimentos que se producen, y por ende su seguridad y soberanía alimentaria.

“La introducción de paquetes tecnológicos con semillas certificadas trajo como consecuencia que las personas se vieran obligadas a cambiar su modo de producción para vender productos más rentables, como papa y leche”, precisa la doctoranda. Dicha situación llevó a que se limitaran tanto la diversificación como el acceso a algunas hortalizas, tubérculos andinos, gallinas y cerdos, antes presentes en la mayoría de los hogares campesinos, detalla.

Como las propiedades se heredan de padres a hijos y se limitan a cerca de media hectárea para familias de cinco personas en promedio, con el paso del tiempo su tamaño se ha reducido, por lo que resulta cada vez más difícil tener áreas de cultivo que permitan sembrar productos de pan coger, además la asociación entre distintos actores es baja y no hay forma de garantizar una producción para autoconsumo.

Rescate de tradiciones

Para revertir este proceso de franco deterioro, se propone como posible alternativa que los campesinos retomen el control sobre sus sistemas agroalimentarios, además de rescatar sus semillas y algunas razas criollas de cerdos, pollos y vacas, en contraposición al uso exclusivo de razas europeas y norteamericanas.

“Aunque estos animales son más productivos, el hecho de que no se adapten de manera óptima a las condiciones de estos territorios hace que su cría implique gastos adicionales en insumos como alimentos y vacunas”, destaca la doctorante, para quien se trata de un proceso que además de técnico y económico es cultural, y necesariamente debe pasar por el rescate de las tradiciones ancestrales.

La investigación adelantada por la doctoranda ha sido posible gracias al convenio suscrito entre el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (ZEF), de la Universidad de Bonn, y el Instituto de Estudios Ambientales (IDEA), de la U.N.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 775

Otras noticias

El yogurth de yuca para cerdos fue inicialmente introducido en Cuba. Foto: Archivo Unimedios

Desarrollo Rural

enero 24 de 2020

Yogur de yuca para cerdos, una dieta productiva

Por cerca de un mes, alrededor de 75 cerdos recibieron como alimento un yogur...

Áreas como matemáticas, sociales, lenguaje e inglés se integraron al modelo educativo ambiental. Foto: María Mónica Holguín.

Medioambiente

enero 24 de 2020

Sistema de gestión comunitario forma líderes ambientales

El diseño de este sistema, liderado por los estudiantes de básica secundaria y...

En la cáscara de mandarina arrayana se encontró gran potencial antioxidante. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 23 de 2020

Cáscara de mandarina arrayana, fuente de aceites antioxidantes

En este residuo de la fruta se identificaron extractos con actividad...

Los docentes del Iepri analizaron, desde diversos puntos, qué ha sucedido con el Paro Nacional. Fotos:  Unimedios.

Política & Sociedad

enero 23 de 2020

Paro nacional refleja brechas entre los partidos políticos

Los partidos políticos se han quedado sin argumentos frente a las...

Los soportes de colágeno se pueden utilizar en el tratamiento de quemaduras y favorecen la regeneración de la piel. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 23 de 2020

Soporte de colágeno con caléndula para la piel recibe patente de la SIC

Estos soportes de colágeno I, que incluyen extractos como los de la flor de...

La aplicación de estos modelos numéricos serviría para obras de alta complejidad, como represas o túneles. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 22 de 2020

Estabilidad de laderas se puede medir antes de construir grandes obras

Mediante modelos numéricos se establecen las condiciones de estabilidad de un...

Este cernícalo (<em>Falco sparverius</em>) se recupera en la Urras de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la UNAL.  Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Medioambiente

enero 22 de 2020

Cernícalo recuperado por la URRAS será liberado

Un cernícalo, Falco sparverius, de la familia de los halcones, que fue remitido...

El Ministerio de Agricultura reportó 85.006 hectáreas de cítricos sembradas en el país en 2019.

Desarrollo Rural

enero 21 de 2020

Cultivos de naranja en fincas agrodiversas resistirían más al cambio climático

Con base en el aumento de la biodiversidad en los sistemas agrícolas de...

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...