Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Bogotá, cada vez más confinada entre rejas

Los escasos accesos, rodeados por muros o rejas que cobijan enclaves destinados exclusivamente a la vivienda de poblaciones relativamente homogéneas, fomentan un tipo de segregación espacial con implicaciones para la vida urbana y social que trastocan de manera drástica el modelo de ciudad tradicional o abierta, en el que venían encaminadas.

Bogotá D. C., 02 de septiembre de 2019Agencia de Noticias UN-

Las rejas, o bordes sin relación con el exterior, crean calles asépticas y entornos desolados. Fotos: Luis Palacios – Unimedios

Los escasos accesos fomentan un tipo de segregación espacial con implicaciones para la vida urbana y social.

Fernando de la Carrera, arquitecto y profesor de la Universidad de los Andes, invitado a dar su conferencia “Rejalópolis”.

Los residentes de conjuntos cerrados adquirieron control sobre la seguridad, hasta entonces responsabilidad de entes gubernamentales.

La conferencia se desarrolló en el Museo Leopoldo Rother, de la UNAL.

Así lo señala Fernando de la Carrera, arquitecto y profesor de la Universidad de los Andes, invitado a dar su conferencia “Rejalópolis” en el Museo Leopoldo Rother, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), donde señaló que este invento, relativamente nuevo, se ha convertido en un importante modelo de vivienda, llegando a representar el 23 % del área construida en vivienda en Bogotá desde 1951.

“Desde hace tres décadas el modelo se ha impuesto con mayor fuerza, convirtiéndose desde 2000 en la principal forma de provisión de vivienda. Para el mercado, los promotores y los usuarios, esta forma de habitación es la respuesta adecuada a la inseguridad urbana y poco a poco se ha impuesto como un valor cultural ideal en la forma de ver la ciudad”, aseguró.

Para el profesor De la Carrera, la trama urbana tradicional, que obedecía a los requerimientos de infraestructura de predios individuales, ha sido reemplazada por supermanzanas que originan discontinuidad con las vías de los barrios. Esta característica resulta en ambientes monótonos y en entornos menos permeables que impiden recorridos alternativos que revitalizarían la vida y las relaciones urbanas.

De las características físicas de los conjuntos cerrados de vivienda, el profesor destaca que el ideal es tener el menor número posible de puntos de contacto con el espacio público, propiciando una escasa relación funcional con la ciudad.

“En la mayoría de los casos los conjuntos tienen una portería y un acceso vehicular, y en raras ocasiones se destina un área de comercio o servicio urbano dentro de la manzana. Los apartamentos de primer piso –y en ocasiones los estacionamientos– están bordeados por rejas y muros perimetrales que los separan de la calle”, comenta sobre algunos proyectos que visitó para su investigación.

Estas rejas, o bordes sin relación con el exterior, crean calles asépticas y entornos desolados. Para el docente, las calles se han convertido en simples conectores y la ciudad es vista como proveedora de redes de transporte.

A lo anterior se suma la malversación de los primeros pisos de los conjuntos de vivienda, cuando uno de los fines de los proyectos inmobiliarios es obtener el mayor beneficio económico posible.

“Un local en el primer piso en un barrio residencial puede costar un 70 % más que la vivienda y su renta puede estar entre el 0,7 y el 1 % del valor del inmueble, mientras que la vivienda solo renta alrededor del 0,5 %. Rezagar el papel de la vivienda y de sus alrededores para la función única de dormitorio desaprovecha oportunidades para generar riqueza, crecimiento humano y cohesión social”, señala.

El profesor recuerda que con la implementación del conjunto cerrado se esperaba la participación de las comunidades en las cuestiones locales y sobre las decisiones de su entorno inmediato; sin embargo esto causó efectos inesperados en temas tan sensibles como la seguridad.

“Los residentes de conjuntos cerrados adquirieron control sobre la seguridad, hasta entonces responsabilidad de los gobiernos locales y nacionales, privatizando, desafiando y tergiversando las normas”, comenta el profesor De la Carrera, quien participó en el marco de las conferencias de “Ciudad isla”, un encuentro organizado por la Facultad de Artes de la UNAL.

Finalmente, con las calles desoladas, con pocas o ninguna posibilidad de que en ellas pueda surgir algún intercambio, no queda más remedio que desplazarse a un lugar cómodamente dispuesto al resguardo del clima y diseñado para vaciar los bolsillos, con negocios ancla y plazoletas de comidas: los centros comerciales.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 628

Otras noticias

El Hospital Universitario Nacional de Colombia está en proceso de expansión y se proyecta como una ciudadela para la salud.

Salud

noviembre 20 de 2019

HUN se proyecta como ciudadela para la salud

La prospectiva 2030 de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el...

Paquetes, comidas rápidas, dulces y gaseosas son los alimentos que más consumen los adolescentes.

Salud

noviembre 20 de 2019

Adolescentes se alimentan mal fuera de casa

Los alimentos que más consume el 55 % de los estudiantes encuestados en un...


Colombia es el mayor productor de carbón de Iberoamérica. Fotos: archivo Agencia de Noticias UN.

Ciencia & Tecnología

noviembre 20 de 2019

Carbones, con potencial para extraer elementos de tierras raras

Las concentraciones en carbones colombianos de estos elementos químicos –muy...

Enfoques del modelo de turismo para Caldas. Fotos: Diana Paola Díaz Criollo, estudiante de la Maestría en Administración de Empresas de la UNAL Sede Manizales.

Artes & Culturas

noviembre 20 de 2019

Gestión cultural, clave para impulsar el turismo en Manizales

Integrar el componente de sostenibilidad a los productos y expresiones...

Desde ONU Mujeres se ha reconocido que ellas lideran y contribuyen a mantener el orden social en medio y al final de los conflictos armados. Fotos: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 20 de 2019

Rol de las mujeres en reintegración social marca su empoderamiento

En contextos urbanos, donde convergen actores relacionados con el conflicto...

En Colombia 13 departamentos son productores de melón, con un área de 6.102 hectáreas en 2017.

Desarrollo Rural

noviembre 20 de 2019

Melón sería más rentable con menos fertilización

Reducir en un 25 % el uso de fertilizante en este cultivo equivale a producir...

El profesor Francisco Ortega, del Departamento de Historia de la UNAL, en el cierre del Seminario internacional “Imaginando repúblicas en tiempos de Independencia”.

Política & Sociedad

noviembre 19 de 2019

Las repúblicas más duraderas están en América

“América nace en una ley de gigantes y esa ley sigue estando presente, pero...

En la aplicación del pretest de exploración de ideas previas participaron 35 estudiantes. Foto: Jairo de Jesús Cifuentes Rivera, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales, UNAL Sede Manizales.

Educación

noviembre 19 de 2019

Fenómenos cotidianos facilitan enseñanza de la química

Prácticas de laboratorio por medio de fichas que integran la teoría y la...

La UNAL se mantiene como la institución de educación superior líder en el país. Fotos: archivo Agencia de Noticias UN.

Educación

noviembre 19 de 2019

UNAL lidera Ranking U-Sapiens 2019

Con 30 revistas indexadas, 208 programas de maestría y 68 de doctorado, además...