Escudo de la República de Colombia

Artes & Culturas

Artes gráficas de Bogotá se transforman, pero siguen vigentes

Aunque se ha dicho que las artes gráficas van a desaparecer por el internet –que nos permite acceder a libros digitales y a gran cantidad de materiales gráficos–, paradójicamente este sector sigue vigente, muestra inversión de capital en maquinaria y cuenta con gente que trabaja e innova.

Bogotá D. C., 27 de junio de 2019Agencia de Noticias UN-

Las artes gráficas han pasado por una transformación profunda y rápida desde finales del siglo XX hasta el presente. Foto: cortesía Daniel Velandia.

Daniel Velandia, doctor en Antropología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL). Foto: Luis Palacios – Unimedios.

El investigador registró a diario el oficio de estos pequeños empresarios que iniciaron con un negocio familiar. Foto: cortesía Daniel Velandia.

De esta investigación nació el libro Imprentas en la era neoliberal: Biografía colectiva del trabajo en las artes gráficas en Bogotá, de la Editorial UN. Foto: Luis Palacios – Unimedios.

Con la desaparición de “La olla” se construyó una nueva cartografía de nichos en la Estrada, El Galán, Ricaurte y la carrera 9ª. Foto: cortesía Daniel Velandia.

Este oficio no goza de suficiente protección laboral y de un vínculo colectivo para determinar cuáles son los salarios que deberían ganar. Foto: cortesía Daniel Velandia.

El investigador compartió los resultados de su estudio en el evento “El sticker como habitante del entorno gráfico urbano”. Foto: Luis Palacios – Unimedios.

Así lo asegura Daniel Velandia, doctor en Antropología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien encontró en este sector “personas que se apropian de saberes empíricos, que logran la independencia laboral, construyen cartografías productivas y elaboran imágenes impresas para la reputación de los clientes”.

Esta modalidad de trabajo implica un proceso personal en el cual se asume la responsabilidad de construir un proyecto de vida anclado a la búsqueda diaria de clientes para acumular un patrimonio propio.

Como ninguna otra industria cultural, las artes gráficas han pasado por una transformación profunda y rápida desde finales del siglo XX hasta el presente. Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información han revolucionado las formas del consumo y de la producción de imágenes.

El antropólogo Velandia, quien participó en el conversatorio “El sticker como habitante del entorno gráfico urbano”, organizado por la Escuela de Diseño Gráfico de la Facultad de Artes de la UNAL, señala que esta investigación se vio interpelada por la frase “los lugares cuentan historias y las historias están en diferentes lugares”. En tal sentido, se dio a la tarea de rastrear la historia en la memoria de la gente, de observar su evolución en el tiempo.

Recuerda que en 2000 se destruyó “La olla”, la zona más importante de acopio y circulación de información, materiales y trabajo de las artes gráficas, ubicada en la calle 7 con carrera 10, donde actualmente queda el Parque Tercer Milenio.

“Cuando eso ocurrió, ese sector productivo se desplazó y construyó una nueva cartografía de nichos en los barrios La Estrada, El Galán, Ricaurte y la carrera 9ª, cercana a ‘La olla’, donde se consolidaron nuevas zonas productivas rompiendo la centralidad de esta actividad en Bogotá”, comenta.

Otro de los cambios significativos se dio con la Ley del Libro, por medio de la cual se permitió la importación de papeles y se generaron nuevas expectativas en los productores y en las clientelas. Explica que “al llegar nuevos papeles se crearon nuevos diseños y nuevos usos para estos”.

“La reimpresión sobre papeles y sobre otros sustratos ha cambiado. Hoy en día vemos que la gente imprime sobre vajillas, pocillos, camisetas, cartones, esferos… lo que indica que el impreso es importante, pero que se debe adaptar a las necesidades del público y a los objetos que se están utilizando: la demanda se construye con los clientes”, agrega el investigador.

Empirismo y academia

Es importante señalar que aunque la actividad de las artes gráficas –que incluye muchos oficios– se enseña en algunas universidades e institutos técnicos, también se aprende empíricamente.

Por esa condición “no goza de suficiente protección laboral y de un vínculo colectivo para determinar cuáles son los salarios que deberían ganar. Es un trabajo que día tras día pierde valor y que exige actualizarse para permanecer”.

“El impacto de la tecnología ha sido radical, teniendo en cuenta que al lado de los grandes conglomerados del mercado editorial se reinventan los talleres pequeños y medianos con carácter de microempresas, en los que se aplican con creatividad las nuevas tecnologías. Estos últimos, conglomerados de trabajadores, están para producir, no masivamente, que es tarea de las grandes empresas, sino para miles de demandas de productos”, se lee en uno de los apartes del libro que el autor comparte.

El investigador recoge la experiencia laboral de generaciones y oficios distintos teniendo en cuenta las dinámicas espaciales, productivas y de género. De esta forma, las experiencias colectivas e individuales permiten establecer diferencias y regularidades en el colectivo de los trabajadores gráficos.

De esta investigación nació el libro Imprentas en la era neoliberal: Biografía colectiva del trabajo en las artes gráficas en Bogotá, de la Editorial UN, un texto que combina el trabajo etnográfico con entrevistas, observaciones, fotografías, cartografía, esquemas ilustrativos y un concurso.

(Por: Fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 418

Otras noticias

El Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo entró en funcionamiento a finales de 2015. Fotos: Sebastián Plaza, Daniel Murcia y Alejandro Valencia.

Medioambiente

diciembre 09 de 2019

Emisiones de GEI en El Quimbo serían menores que las de otros embalses

La emisión de dióxido de carbono (CO2) en el embalse de la hidroeléctrica El...

Educación

diciembre 07 de 2019

Universidades: herramientas de transformación en América Latina y el Caribe

“Las universidades y este congreso pueden y deben trabajar armónicamente para...

Los radioterapeutas pueden tener un salario promedio de 288.000 pesos la hora. Foto: archivo Unimedios.

Salud

diciembre 06 de 2019

Radioterapeutas, entre los especialistas mejor pagados

Estos profesionales pueden ganar un salario promedio de hasta 288.000 pesos por...

Educación

diciembre 06 de 2019

UNAL, 30 años de investigación amazónica

Con la creación de la Estación Científica de Leticia, en 1989, la Universidad...

Karol Zapata Acosta, doctora en Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín.

Ciencia & Tecnología

diciembre 06 de 2019

Biomateriales recuperarían agua utilizada en industria petrolera

Microesferas de carbón neutras (CMe) y de carbón básicas (CMeN) podrían remover...

El programa <i>Observatorio de Gobierno Urbano</i> se emite todos los miércoles de 6 a 7 p. m. por UN Radio (98.5 FM)

Ciudad & Territorio

diciembre 06 de 2019

Programa de Gobierno Urbano gana premio Fasecolda de periodismo

La emisión sobre vivienda segura del programa Observatorio de Gobierno Urbano,...

Según cifras de 2018 de la OMS, 4.500 millones de personas en el mundo carecen de un saneamiento efectivo.

Medioambiente

diciembre 06 de 2019

Aguas residuales de territorios indígenas contaminarían acuíferos

Al diagnosticar el estado de los pozos sépticos para tratamiento de aguas...

El metano asociado con el carbón representa un reto para los países donde se desarrolla la minería subterránea de este tipo. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 06 de 2019

Metodología ayudaría a prevenir explosiones en minas de carbón

Con base en el seguimiento a indicadores como el porcentaje de material volátil...

Los 47 sabios de la Misión Internacional trabajaron durante 300 días para generar propuestas para el desarrollo de CTI en el país. Fotos: Nicolás Bojacá Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 05 de 2019

Recomendaciones de la Misión de Sabios, una tarea que apenas comienza

Que a 2026 la educación integral de los niños de 0 a 5 años sea universal y a...

Las esmeraldas colombianas nacieron de rocas que necesitaron 120 millones de años y una gran presión para formarse, un proceso diferente al de otros países. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 05 de 2019

Esmeraldas de Quípama no serían solo de origen sedimentario

Por medio de un estudio a la mina La Pava de este municipio del occidente de...