Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Aplicar silicio en ají tabasco aumenta su rendimiento

Al aplicar altas concentraciones de dicho mineral durante los procesos de fertilización, las plantas y los frutos de ají tabasco crecieron más. El hallazgo beneficiará a los horticultores del Valle del Cauca, que con una producción promedio de 4.200 toneladas al año, es considerado el principal productor de este tipo de ají en Colombia.

Palmira, 28 de noviembre de 2019Agencia de Noticias UN-

Según la FAO, en 2018 la producción mundial del cultivo de ají alcanzó cerca de 36 millones de toneladas.

En Colombia la producción de ají llegó a casi 16.000 toneladas en 2018, según el Ministerio de Agricultura.

El Valle del Cauca es el principal departamento productor del país, con un poco más de 4.200 toneladas en 2017.

Las exportaciones de ají fueron de 85,78 toneladas en 2018, especialmente hacia las Antillas Holandesas, Aruba y Curazao.

El ají tabasco es uno de los más cultivados en el mundo.

Diana Carolina Legarda López, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, señala que en la actualidad el cultivo de ají tabasco representa un renglón agrícola importante en el país, ya que ha comenzado a expandirse en vista de su buena rentabilidad, producción y posibilidades de exportación.

Desde 2013, la producción de Capsicum frutescens, su nombre científico, ha sido priorizada como una de las principales hortalizas con oportunidades de corto y mediano plazo para acceder a los mercados internacionales, debido a la ratificación de los tratados de libre comercio vigentes con Estados Unidos y Europa.

Sin embargo el rendimiento del cultivo de ají y la calidad del fruto se han visto afectados especialmente por factores externos como las condiciones climáticas extremas, la reducida calidad del suelo y del agua, la técnica de producción y la alta incidencia de plagas y enfermedades como la provocada por el hongo Phytophthora capsici responsable del tizón y la marchitez, los cuales frenan el ingreso de los productores nacionales al mercado internacional.

En ese sentido, la investigadora señala que “aunque el silicio no se clasifica como un elemento esencial, sí es benéfico en la nutrición de las plantas”. Por ejemplo, su papel activo en la tolerancia a la sequía, en el aumento a la resistencia de la planta a plagas y enfermedades, y la mejora en la asimilación y transformación eficiente de nutrientes en el suelo, ha sido demostrada en cultivos como arroz, maíz, caña, papaya, fresa, café y algodón.

Por eso afirma que con su investigación se propuso determinar el efecto de la fertilización con silicio en el rendimiento y la calidad del fruto en el cultivo de ají.

Experimento en campo

El proyecto se realizó en el Campo Experimental de la UNAL Sede Palmira –corregimiento El Carmelo, municipio de Candelaria– utilizando semillas de ají tabasco procedentes del Programa de Mejoramiento Genético de Hortalizas de la Institución.

Se realizó un experimento con cinco tratamientos de fertilización que incluyen: nitrógeno (120 kg/ha), fósforo (60 kg/ha), potasio (120 kg/ha), calcio (42 kg/ha), magnesio (22 kg/ha), azufre (16 kg/ha), y silicio, el único nutriente que varió en su concentración.

Los cinco tratamientos evaluados con la aplicación de silicio fueron: nivel alto (3 litros/hectárea), nivel comercial (2,25 litros/hectárea), nivel medio (1,5 litros/hectárea), nivel bajo (0,75 litros/hectárea), y un testigo sin aplicación.

Entre los resultados, el rendimiento cuando se aplicó el nivel alto de silicio fue de 24.143 kilogramos/hectárea, mientras que el tratamiento sin aplicación de este mineral solo llegó a 21.143  kilogramos/hectárea, una diferencia de 3.000 kilogramos de ají Tabasco. 

Con respecto a la altura de la planta de ají tabasco, cuando estaba en su estado de desarrollo de floración, se encontró que aplicar alta dosis de -3 litros/ha de silicio influyó en una mayor altura, con una media de 71,81 cm, mientras que el testigo sin el mineral apenas tuvo un promedio de 56,64 cm.

En relación con el peso promedio del fruto, los mejores tratamientos fueron los niveles de silicio alto y comercial, con un promedio de 1,76 y 1,65 g/fruto respectivamente. En contraste, el menor fue el tratamiento cero silicio, con un peso promedio de 1,43 g/fruto de ají tabasco.

Finalmente, en la eficiencia agronómica –que permite conocer la capacidad del cultivo de ají tabasco para utilizar cada unidad adicional de silicio en el incremento del rendimiento del cultivo– se observó que el tratamiento con concentración alta del mineral alcanzó los 1.000 kg de fruto por cada kg de silicio aplicado al suelo.

La investigación de la magíster Legarda fue dirigida por el docente Mario Augusto Dávila, y codirigido por el profesor Carlos Iván Cardozo Conde, ambos de la UNAL Sede Palmira.

(Por: fin/CAVL/dmh/LOF
)
N.° 982

Otras noticias

Minería a cielo abierto, agroindustria, ganadería extensiva, pesca artesanal y agricultura caracterizan esta región. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

julio 03 de 2020

Cesar, en medio de los conflictos por la tenencia y uso de la tierra

En este departamento existe un monopolio que controla todas las actividades...

El Laboratorio de Suelos de la Sede Palmira presta sus servicios desde 1980. Fotos: Helmuth Ceballos Márquez - Unimedios Palmira.

Ciencia & Tecnología

julio 03 de 2020

Laboratorio de suelos de Palmira busca nuevas acreditaciones

Después de ser reconocido por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia...

La do-cracia es la forma que, según sus miembros, rige la organización: visibilidad a partir de acciones propias. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

julio 03 de 2020

Anonymous, ¿Robin Hood del activismo?

A diferencia de otros movimientos sociales, las formas proactivas de actuar de...

Educación

julio 03 de 2020

UNAL Sede Palmira recibe reconocimiento del Concejo Municipal

En la conmemoración de los 247 años de Palmira (Valle del Cauca), el Concejo...

Entender los cambios en la dinámica familiar implica repensar lo que significa interactuar y generar nuevas actividades o nuevos roles. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 03 de 2020

Rutinas familiares contribuyen a la salud mental en confinamiento

Establecer acuerdos de convivencia y sobre responsabilidades dentro del hogar,...

La Región Metropolitana de São Paulo reúne 39 municipios del Estado; es el territorio más poblado de Sudamérica. Foto: Instituto de Estudios Urbanos (IEU).

Ciudad & Territorio

julio 03 de 2020

Metropolización, entre la desigualdad y las tensiones de gobierno

Los mayores desafíos de las grandes capitales de Argentina, Brasil y Chile...

Colombia tiene riqueza biodiversa no solo en fauna y flora, sino también en conocimientos ancestrales y tradicionales. Fotos: Cindy Valencia.

Economía & Organizaciones

julio 03 de 2020

PachaMama, una marca muy natural que se afianza en Sumapaz

En una alianza estratégica con mujeres campesinas de esta localidad rural de la...

Viviendas campesinas en las veredas de Arauca. Fotos: Delia Nieto - UNAL Sede Manizales.

Desarrollo Rural

julio 02 de 2020

Guía para certificarse en Buenas Prácticas Agrícolas

Este documento ilustra al empresario rural sobre las etapas y los requisitos...

El prototipo, que asemeja un casco de astronauta, pesa menos de 500 gr y puede ayudar a contrarrestar el virus. Foto: Jorge Hernán Estrada.

Ciencia & Tecnología

julio 02 de 2020

UNAL suma iniciativas para atender emergencia por COVID-19

Equipamiento de laboratorios para diagnóstico, diseño de respiradores, caretas...

La integración sensorial es un proceso neurobiológico que permite tener una base fundamental para desarrollar habilidades. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 02 de 2020

Integración sensorial favorece la atención de los niños

El proceso de integración sensorial, que inicia desde el primer año de vida y...