Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Aceite de cocina reaprovechado, el mejor aporte al ambiente

El aprovechamiento de este residuo como materia prima oleoquímica –principalmente para la producción de biodiesel- contribuye a disminuir la ecotoxicidad acuática y el agotamiento de la capa de ozono, además reduce el impacto sobre el cambio climático, al tiempo que representa un beneficio social y económico para las ciudades.

Bogotá D. C., 13 de abril de 2020Agencia de Noticias UN-

Durante la fritura, el aceite de cocina sufre alteraciones químicas y físicas que lo convierten en un producto no apto para el consumo humano. Fotos: archivo-Unimedios.

El aceite de cocina usado, de origen vegetal o animal, debe ser descartado tras su utilización en la preparación de alimentos.

En los hogares se recomienda que después de utilizar el aceite, se deje enfriar y se recolecte en envases plásticos.

El aceite debe ser llevado a puntos de recolección como los que se encuentran en grandes cadenas de supermercados.

El aceite de cocina usado es una materia prima utilizada en procesos como la obtención de biodiesel.

A esta conclusión llegó Paola Andrea Torres Ulloa, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien analizó la cadena de aprovechamiento y valorización del aceite de cocina usado que se genera en Bogotá, hasta cuando se transforma en materia prima para la industria oleoquímica, con el fin de determinar si en realidad es una alternativa positiva para el medio ambiente.

La idea surgió a partir del Acuerdo 634 de 2015 , con el que la Secretaría Distrital de Ambiente buscó controlar y regular el manejo de estos residuos. “Teníamos que indagar si la solución que se planteaba en la norma, que era aprovechar el aceite, realmente era sostenible para la ciudad”, señala la investigadora.

Para el estudio, se analizó el ciclo de vida (ACV), metodología que permite identificar los impactos que se pueden presentar a lo largo del proceso de reutilizar el aceite de cocina. “Quisimos comparar el aprovechamiento versus el escenario actual, el cual es tratar el aceite de cocina como residuo”, explica la magíster.

El primer paso consistió en acercarse a las empresas dedicadas a aprovechar el aceite de cocina usado, quienes también fueron gestoras del Acuerdo 634 ante la desconfianza de establecimientos como restaurantes a cederles el residuo.

Así, se trabajó con cuatro plantas activas en Bogotá y a partir de ellas se hizo conexión con otros actores como transportadores, con quienes se implementaron mesas de trabajo en las que participaron la Secretaría Distrital de Ambiente y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Esto permitió conocer el método para reaprovechar el aceite, las características de las plantas en las que se lleva a cabo, las cantidades aproximadas que se recogían y la logística del proceso.

Después el estudio se limitó a una sola empresa para analizar el protocolo desde la generación del residuo en restaurantes u otros lugares, hasta su tratamiento previo a la exportación, lo cual incluyó consumos de energía, combustibles y vehículos utilizados, entre otros factores.

El inventario de las emisiones se desarrolló conforme a los datos recolectados en entrevistas a los actores del proceso, referencias bibliográficas e inventarios de emisiones de la base de datos Ecoinvent v3.4.

Según los resultados, la etapa del proceso que genera mayores impactos ambientales es el pretratamiento, en particular el uso de energía en el bombeo y en el proceso de rectificación y deshumidificación a altas temperaturas.

Estos impactos se compararon con los del escenario en el que el aceite es tratado solo como un residuo, en el cual se presentan dos opciones: ir a parar a un relleno sanitario o al alcantarillado a través de los lavaplatos para llegar a ríos y plantas de tratamiento.

“Comparamos los dos escenarios y por medio del software Open LCA calculamos los índices escogidos para el análisis y concluimos que el aprovechamiento es totalmente sostenible, pues se reducen los efectos en comparación con el escenario de residuos en gran cantidad”, asegura la investigadora Torres.

Beneficios ecológicos y económicos

El estudio permitió identificar que, aunque los impactos ambientales más grandes del proceso de valorización están en las etapas de calentamiento y deshumidificación asociados al alto consumo de gas y de energía eléctrica, el aprovechamiento de aceite de cocina usado disminuye impactos de ecotoxicidad acuática, agotamiento de la capa de ozono, eutrofización y cambio climático.

Además conllevan un beneficio social y económico para la ciudad, pues se genera la ganancia bruta de alrededor de 1.700.000 pesos por tonelada de aceite de cocina usado aprovechado, lo cual impacta de manera positiva al propiciar la creación de cerca de 27 nuevos empleos al año.

En cuanto al análisis económico, las operaciones que involucran los mayores costos son el suministro de energía y agua para el procesamiento, lo que indica que se deben plantear esquemas de integración energética y de reutilización del agua para reducir costos e impactos de las plantas de aprovechamiento.

(Por: fin/ALP/MLA/MG
)
N.° 311

Otras noticias

Educación

julio 04 de 2020

La paz sigue siendo el foco

Colombia ha afrontado uno de los conflictos armados internos más largos de los...

Minería a cielo abierto, agroindustria, ganadería extensiva, pesca artesanal y agricultura caracterizan esta región. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

julio 03 de 2020

Cesar, en medio de los conflictos por la tenencia y uso de la tierra

En este departamento existe un monopolio que controla todas las actividades...

El Laboratorio de Suelos de la Sede Palmira presta sus servicios desde 1980. Fotos: Helmuth Ceballos Márquez - Unimedios Palmira.

Ciencia & Tecnología

julio 03 de 2020

Laboratorio de suelos de Palmira busca nuevas acreditaciones

Después de ser reconocido por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia...

La do-cracia es la forma que, según sus miembros, rige la organización: visibilidad a partir de acciones propias. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

julio 03 de 2020

Anonymous, ¿Robin Hood del activismo?

A diferencia de otros movimientos sociales, las formas proactivas de actuar de...

Educación

julio 03 de 2020

UNAL Sede Palmira recibe reconocimiento del Concejo Municipal

En la conmemoración de los 247 años de Palmira (Valle del Cauca), el Concejo...

Entender los cambios en la dinámica familiar implica repensar lo que significa interactuar y generar nuevas actividades o nuevos roles. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 03 de 2020

Rutinas familiares contribuyen a la salud mental en confinamiento

Establecer acuerdos de convivencia y sobre responsabilidades dentro del hogar,...

La Región Metropolitana de São Paulo reúne 39 municipios del Estado; es el territorio más poblado de Sudamérica. Foto: Instituto de Estudios Urbanos (IEU).

Ciudad & Territorio

julio 03 de 2020

Metropolización, entre la desigualdad y las tensiones de gobierno

Los mayores desafíos de las grandes capitales de Argentina, Brasil y Chile...

Colombia tiene riqueza biodiversa no solo en fauna y flora, sino también en conocimientos ancestrales y tradicionales. Fotos: Cindy Valencia.

Economía & Organizaciones

julio 03 de 2020

PachaMama, una marca muy natural que se afianza en Sumapaz

En una alianza estratégica con mujeres campesinas de esta localidad rural de la...

Viviendas campesinas en las veredas de Arauca. Fotos: Delia Nieto - UNAL Sede Manizales.

Desarrollo Rural

julio 02 de 2020

Guía para certificarse en Buenas Prácticas Agrícolas

Este documento ilustra al empresario rural sobre las etapas y los requisitos...

El prototipo, que asemeja un casco de astronauta, pesa menos de 500 gr y puede ayudar a contrarrestar el virus. Foto: Jorge Hernán Estrada.

Ciencia & Tecnología

julio 02 de 2020

UNAL suma iniciativas para atender emergencia por COVID-19

Equipamiento de laboratorios para diagnóstico, diseño de respiradores, caretas...