Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Fuerte inversión estatal promueve movilidad social y equidad

El Rector de la UN de Colombia, Moisés Wasserman, respondió a una columna del ex ministro de hacienda, Rudolf Hommes, en la que proponía el cobro de matrículas por parte de las universidades públicas.

Bogotá D. C., 02 de noviembre de 2010Agencia de Noticias UN–

Moisés Wasserman, Rector de la Universidad Nacional de Colombia. / Unimedios

Según el funcionario, “el cobro a quienes hoy son subvencionados desestimularía el estudio en los estratos socioeconómicos más bajos, disminuiría sus posibilidades de formación de posgrado y limitaría sus opciones de calidad al tamaño de préstamos que pueden adquirir”.

Este es el texto completo de la respuesta del Rector de la UN al columnista de El Tiempo:

www.eltiempo.com/opinion/columnistas/otroscolumnistas/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8244487.html

Recientemente, el ex ministro Rudolf Hommes escribió en El Tiempo sobre la financiación de la universidad pública. Empieza comentando la forma responsable en que algunas universidades públicas regionales han aprovechado los recursos que reciben del Estado a través de una “estampilla”; pero, paradójicamente, después de ese reconocimiento, propone el establecimiento de cobro de matrículas que permitan que esas universidades “despeguen por cuenta propia”. Dice que esa es una alternativa que algunos rectores “abominan”.

No se trata de una abominación irracional. El ex ministro parte de dos supuestos que hay que revisar. El primero es que la universidad pública está subsidiando a muchos que no lo necesitan porque pueden pagar sus estudios o endeudarse para hacerlo. Eso no está de acuerdo con la realidad. Cerca del 90% de nuestros estudiantes tienen un ingreso familiar menor a dos salarios mínimos. En el caso del 10% de estratos más altos, la matrícula es efectivamente mayor y se acerca al promedio de lo que cobran las universidades privadas

La segunda premisa es que modelos como el que propone funcionan en otros lugares del mundo. Este argumento se ha planteado reiteradamente, pero sin analizar los factores que permiten que esos modelos sean exitosos.

En Chile, las universidades públicas y privadas cobran una matrícula similar y los estudiantes reciben préstamos para pagarla. El sistema funciona porque la cobertura de préstamos es del 100% (en Colombia, con el inmenso esfuerzo reciente del Icetex, no hemos llegado al 15%), porque el Estado es garante de los préstamos y porque hay programas adicionales estatales que proveen recursos para modernización tecnológica y laboratorios. Pero, sobre todo, porque el egresado no paga la deuda hasta que su ingreso le permita hacerlo sin poner en peligro la estabilidad económica de su familia, y porque se difiere mientras estudia sus posgrados. A pesar de eso, el sistema chileno está en revisión y tiene problemas serios de sostenibilidad.

En Inglaterra, Alemania y otros países europeos, como menciona el doctor Hommes, se está estableciendo un costo de matrícula que tiene como objetivo principal acelerar la graduación. El costo está lejos del real, alrededor de mil euros al año, y eso en una sociedad con ingreso per cápita por lo menos diez veces superior al colombiano. En Europa, la educación superior de altísimo costo y calidad es financiada casi exclusivamente por los estados.

En Estados Unidos, las universidades privadas pueden ser extraordinariamente costosas, pero hay una enorme red pública de calidad equivalente en la que los estados corren con más del 50% del costo de sus ciudadanos y tienen, además, un sistema de apoyo financiero que da una beca a los estudiantes de bajos recursos o un préstamo a los que puedan asumirlo. La cobertura de préstamos es del 100% de los que lo solicitan y el ingreso per cápita y los salarios iniciales son muy altos. Además, hay recursos federales y estatales para apoyar la investigación, el crecimiento, la modernización tecnológica y la infraestructura. Incluso, la matrícula cubre solo una fracción pequeña de los costos de las universidades.

Hay otros ejemplos de cómo financiar estudios superiores con los esfuerzos de los estudiantes y sus familias. Pero hay también ejemplos que demuestran que una inversión decidida del Estado en una educación superior de calidad mejora el potencial de desarrollo de los países y es el principal determinante de la movilidad social y de la equidad.

El problema en Colombia no es que haya algunas personas que no participen en los costos de su educación, sino que hay muchísimos jóvenes que no podrían hacerlo. El Estado, con su inversión en las universidades públicas, hace un esfuerzo para compensar, al menos parcialmente, esa situación de inequidad. El cobro a quienes hoy son “subvencionados” desestimularía el estudio en los estratos socioeconómicos más bajos, disminuiría sus posibilidades de formación de posgrado y limitaría sus opciones de calidad al tamaño del préstamo que puedan adquirir.

(Por: Fin/feb/lrc
)
N.° 123

Otras noticias

Educación

abril 21 de 2018

Cerrando broches

Indudablemente, el cierre de una gestión debe hacerse con toda responsabilidad....

El físico Ronald García, doctor en Física Nuclear y Radiológica, recibió el premio IOP de Física Nuclear Científico Joven.

Ciencia & Tecnología

abril 20 de 2018

Físico de la U.N. recibe reconocimiento científico en Inglaterra

Ronald Fernando García Ruiz, físico de la Universidad Nacional de Colombia...

La capital caldense se destaca en el mundo por su eficiente manera de incorporar la gestión del riesgo en el desarrollo de su territorio.

Ciudad & Territorio

abril 20 de 2018

Manizales, modelo de gestión del riesgo en el ordenamiento territorial

La capital caldense se destaca en el mundo por su eficiente manera de...

Pese a la expedición de la Ley Estatutaria de Salud, el Ministerio de Salud ha continuado reglamentando la Ley 100. Foto: (CC BY 2.0)

Salud

abril 20 de 2018

Legislación se sigue quedando corta al momento de garantizar acceso a salud

Aunque la Ley 1751 de 2015, también conocida como Ley Estatutaria de Salud,...

La Escuela de Formación Musical de la U.N. les brinda a los niños la posibilidad de aprender y disfrutar el arte musical desde edades tempranas, vinculando a la familia en el proceso de aprendizaje mediante la metodología Suzuki y la rítmica musical.

Artes & Culturas

abril 20 de 2018

FOTOGALERÍA: Con carranga filarmónica Programa Suzuki rindió homenaje a Jorge Velosa

La cucharita, Julia, Julia, Julia y Por fin se van a casar fueron algunos de...

La profesora Dolly Montoya asumirá la Rectoría de la U.N. en mayo.

Educación

abril 20 de 2018

Profesora Dolly Montoya: “Investigadora Emérita” de Colciencias

El pasado 16 de abril Colciencias le comunicó a la próxima Rectora de la...

Hydrómetra participa en Hydrocontest desde 2014. Foto: cortesía Hydrómetra.

Ciencia & Tecnología

abril 20 de 2018

La U.N. Sede Medellín participará con dos barcos en Hydrocontest 2018

El equipo Hydrómetra de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede...

Dificultades de tránsito en esta ciudad por inundaciones.

Ciudad & Territorio

abril 20 de 2018

Sistemas alternos de drenaje aliviarían inundaciones en Cali

Construcción de humedales y zanjas filtrantes disminuyen la velocidad de...

<em>Mi primer libro de plantas. Botánica para niños</em> es fruto de un trabajo de cerca de tres años.

Artes & Culturas

abril 19 de 2018

Mi primer libro de plantas, para aprender en familia

Esta publicación, una de las novedades de la Universidad Nacional de Colombia...

<em>Cien años de soledad</em> ha sido traducido a más de 49 idiomas en todo el mundo. Fotos: archivo particular.

Artes & Culturas

abril 19 de 2018

La flora de Macondo sería imaginaria

Es muy probable que buena parte de las más de 100 especies de plantas que se...