Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Guahibiar: cazar indios, considerados seres sin alma

Durante la colonización de los Llanos colombianos, los españoles cazaban a los indígenas guahibos por considerarlos seres inferiores. Esta práctica dejó cientos de víctimas que requieren una reparación de su memoria histórica.

Bogotá D. C., 12 de enero de 2018Agencia de Noticias UN-

La masacre de La Rubiera fue uno de los casos más conocidos. Fotos: A. Gómez, 1991. Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales 1870-1970.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados.

La masacre ocupó los titulares de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

En su momento los colonos españoles consideraban que matar indios no era un delito.

Frendy Yulaira González, antropóloga de la U.N. (Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios).

Esta es una de las conclusiones a las que llegó la antropóloga Frendy Yulaira González, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó un recorrido histórico desde la llegada de los colonos a los Llanos colombianos, pasando por el conflicto con los indígenas que habitaban la zona, y hasta las llamadas “guahibiadas”, que hacen referencia a las cacerías de indígenas guahibos que sucedieron entre 1800 y finales del siglo XX.

Según explica la antropóloga González, el término “guahibo” se utiliza para referirse a la mayoría de las comunidades indígenas de los Llanos, entre los que se pueden incluir los sikuani y los cuiba, entre otros, y que también habitan los Llanos venezolanos.

“La mayoría de ellos se dedicaba a la caza y la recolección, y los demás combinaban estas prácticas con la agricultura a pequeña escala”, detalló la investigadora. Sin embargo con la llegada de los españoles para colonizar la región empezó la expansión ganadera, la construcción de las primeras haciendas y las misiones jesuitas que buscaban evangelizar a los indígenas.

Los nativos que se rehusaron a abandonar sus prácticas y costumbres ancestrales eran considerados como “no civilizados” y “sin alma”. Además los colonos asimilaban sus prácticas de caza y supervivencia con las de los animales, por lo que los menospreciaban asumiendo que invadían sus propiedades, que no eran seres humanos y que por esto debían ser cazados como bestias.

De allí surgieron las guahibiadas, es decir la caza indiscriminada de estos indígenas, que la antropóloga González clasificó en “cacerías a campo abierto”, en las que los colonos se reunían y salían a asesinar guahibos, y “las encerronas”, que era la práctica más común: “los colonos invitaban a los indígenas a sus casas con la promesa de brindarles algún incentivo como ropa, comida o trabajo, y cuando llegaban los asesinaban”, explicó la investigadora.

Los relatos detallan que después de entretener a los indígenas, los colonos les propiciaban golpes y heridas –con herramientas como machetes, macetas, o armas de cacería, cuchillos y algunos rifles– hasta matarlos.

El caso más conocido fue la “Masacre de La Rubiera”, que ocurrió en Arauca el 26 de diciembre de 1967. Aunque este no fue el primero ni el último, ni en el que se cazaron más indígenas (murieron 16 personas entre niños y adultos mayores), sí fue el más mediático. Quedaron dos sobrevivientes y los responsables fueron llevados a juicio, y allí manifestaron que no asumían su culpabilidad porque –según sus costumbres– no consideraban que matar indios fuera un delito.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados; no obstante de cientos de víctimas no hubo rescate, análisis forense ni reparación.

“Es necesario rescatar los restos óseos de las víctimas; hacer excavaciones y prospecciones para conocer la ubicación exacta y a partir de esto reparar la memoria de las comunidades indígenas”, comenta la antropóloga.

Esto ayudaría no solo a mostrar pruebas físicas de las masacres que ocurrieron y visibilizar el conflicto que se presentó, sino que también contribuiría a darle paz a esta población, cerrar ciclos y brindarles tranquilidad a los familiares de las víctimas.

A pesar de se han implementado políticas estatales para que los indígenas guahibos estén en resguardos y allí lleven a cabo sus actividades productivas, muchos se encuentran en condición de indigencia.

“Los indígenas son seres humanos, pero en la memoria de los llaneros persiste la idea de que son dañinos o que son una plaga, pero en verdad fueron víctimas de la violencia. Sé que este pensamiento puede superarse y de esta forma mejorar sus condiciones de vida”, concluye la antropóloga González.

(Por: Fin/VC/LOF/LOF
)
N.° 24

Otras noticias

Parque Nacional Natural El Cocuy, área estudiada por la investigadora. Foto: Paola Triviño

Medioambiente

julio 19 de 2018

Minería pone en riesgo hábitat de mariposas en páramos

Al afectar el suelo y toda la capa vegetal de estas zonas, la minería legal e...

Los nuevos integrantes del Senado y la Cámara de Representantes tendrán entre sus principales retos la consolidación de la paz. Foto: Santiago Rodríguez / Unimedios.

Política & Sociedad

julio 18 de 2018

Miembros del partido Farc se gradúan en técnica legislativa y acción parlamentaria

Ochenta integrantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc)...

La Escuela de Diseño de la U.N. presentó una amplia muestra del trabajo realizado por los estudiantes. Foto: Santiago Rodríguez / Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 18 de 2018

Zapatos, morrales y accesorios de la U.N. compiten en el mercado internacional

Propuestas tan diversas como un modelo de calzado para ir a la discoteca,...

El inventario de propiedad industrial de la U.N. muestra que entre 1988 y 2015 se han radicado 75 solicitudes de patente de invención.

Ciencia & Tecnología

julio 18 de 2018

Invenciones de las universidades deben beneficiar a los ciudadanos

Las universidades deben verse no solo como generadoras de productos con...

Gracias al desarrollo del primer taller, tanto la Cámara de Comercio de Tumaco como la U.N. podrán contar con una base real para futuros encuentros académicos. Foto: Archivo Unimedios

Economía & Organizaciones

julio 18 de 2018

Pymes tumaqueñas se fortalecen con acompañamiento de la U.N.

Sectores relacionados con turismo, producción de coco y cacao, pesca y...

Prototipo diseñado en la U.N. Sede Manizales.

Desarrollo Rural

julio 18 de 2018

Sistema portátil mantendría fría la leche después del ordeño

Este prototipo ayudaría a los pequeños productores a mantener la leche a...

La música puede ser utilizada para reducir el dolor en el posoperatorio de cirugías cardiacas. Foto: Archivo particular

Salud

julio 18 de 2018

Música alivia dolor después de cirugías del corazón

Con solo escuchar música relajante durante 15 o 30 minutos, los pacientes en...

Los dulces adquieren diferentes tonalidades según el jarabe que se les aplique. Fotos: cortesía Sergio Giraldo Ríos.

Ciencia & Tecnología

julio 18 de 2018

Jarabes de azúcar y miel de caña, los mejores para deshidratar ahuyama

En la elaboración de dulces de ahuyama, en trozos de 1 y 2 centímetros, los...

Colombia cuenta con una diversidad de lauráceas, de las cuales los géneros Nectandra y Ocotea son los más abundantes. Foto: Archivo particular

Ciencia & Tecnología

julio 18 de 2018

Tres especies de plantas con potencial para tratar el Alzheimer

Se trata de las hojas de Ocotea lanceolata y Nectandra reticulata, y de la...

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2018

Herramientas y equipos para mejorar procesos de cosecha y poscosecha en Cundinamarca

Los nuevos modelos y prototipos fueron diseñados por estudiantes de la...