Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Turismo transformador requiere mayor uso de nuevas tecnologías
Economía y Organizaciones

Turismo transformador requiere mayor uso de nuevas tecnologías

    Aunque el departamento de Caldas es reconocido mundialmente por sus atractivos naturales –como el Nevado del Ruiz y el Paisaje Cultural Cafetero–, los pequeños empresarios de esta región no utilizan mucho los aplicativos móviles o las redes de comunicaciones wifi para promover el turismo, y además carecen de suficientes guías bilingües, de gestión del conocimiento y de innovación.

     

    Estos son algunos de los hallazgos de un estudio publicado en el libro Turismo transformador: Gestión del conocimiento y tecnologías digitales en el turismo, de los profesores Marcelo López, Carlos Gómez y Carlos Marulanda, de la Facultad de Administración de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales.

    La investigación se adelantó con 61 pymes operadoras turísticas de municipios como La Dorada, Supía, Pensilvania, Anserma, Manzanares, Villamaría, Risaralda, Aguadas, Marquetalia, Neira, Belalcázar y Salamina.

    En 2014 había en Caldas 424 prestadores de servicio turístico, el 67 % de los cuales son establecimientos gastronómicos y bares, el 21 % de alojamiento y hospedaje, 5 % empresas transportadoras, 5 % guías turísticos y 2 % agencias de viajes y turismo.

    “Regiones como Caldas, en particular, y Colombia, en general, poseen un capital natural diferencial, valorado mundialmente por la riqueza y diversidad de las regiones, por la idiosincrasia y la calidad de atención de las personas (capital humano). Estos recursos son la base que se propone manejar con inteligencia para incrementar la capacidad de gestionar conocimiento; mejorar el capital intelectual; acceder, usar y apropiar las tecnologías digitales con seguridad, e incluir y generar valor”.

    Así lo plantea el investigador Marulanda, uno de los autores del libro presentado en la FilBo, quien explica que este tipo de turismo es una nueva experiencia que percibe un turista en su viaje a parajes desconocidos, la cual le permite tener una autorreflexión y aprendizaje para llevarlo a una transformación en la forma de concebir el mundo interior y exterior.

    El investigador considera “que esta alternativa es viable para el departamento al igual que el turismo sostenible, que contempla recursos naturales e infraestructura, y el turismo inteligente e inclusivo, los cuales involucran, además de lo anterior, intangibles como cultura, reglas, sentidos, significados y comportamientos”.

    “En el caso de Caldas, por ejemplo, atractivos arquitectónicos, gastronómicos, religiosos, culturales y la riqueza hídrica de municipios como La Dorada, Guarinocito y Victoria, tales como los ríos Magdalena y La Miel y la ciénaga de Guarinocito”.

    En ese sentido, señala que el desarrollo sostenible en el siglo XXI no solo considera cambiar el enfoque de los recursos sino también la mentalidad de las personas que prestan el servicio de turismo y los usuarios. Para impulsar el turismo en los municipios y el departamento se requiere una profunda inclusión en la gestión del ordenamiento territorial.

    Destaca además que “por fortuna tenemos mucho verde y muchas montañas que también se pueden aprovechar como factor turístico, tal como se hace en otras regiones del país”.

    Con este panorama, advierte que mientras el país y la región avanzan en el mejoramiento de la infraestructura para la logística del turismo, se pueden aprovechar las tecnologías de la información y las comunicaciones en aplicaciones móviles y portales web, para que las personas conozcan un poco más de lo que se está haciendo en las regiones. “El reto está en concebir, planear y construir un turismo basado en conocimiento e innovación, desde lo sostenible e inteligente”, subraya.

    En conclusión, los autores del libro consideran que Caldas necesita un plan de desarrollo turístico exclusivo para seguir impulsando su economía, cultura y sociedad.