Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
/Subvariantes de COVID-19 responsables de quinto pico
Salud

Subvariantes de COVID-19 responsables de quinto pico

    En la última semana se ha presentado una positividad del 20 % en los casos de COVID-19 en el país, lo que quiere decir que de 100 personas que se realizan pruebas al menos 20 salen positivas, un dato importante porque en semanas anteriores esta era de entre el 2 % y 5 %.

    Según el reporte más reciente del Ministerio de Salud y Protección Social, entre el 10 y el 16 de junio se registraron 13.810 casos nuevos de COVID-19. Es importante reforzar el uso del tapabocas, lavado de manos, distanciamiento físico y la vacunación, recomiendan los expertos.

    El médico infectólogo, Carlos Arturo Álvarez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), afirma que el incremento de casos obedece a la dinámica de mutación del virus que hace que aparezcan nuevas subvariantes importantes de ómicron.

    “En este caso la subvariante más importante es la BA.4, que infortunadamente no ha generado una inmunidad con respecto a las anteriores, lo que quiere decir que si yo me infecte en enero o febrero podría llegar a tener una nueva infección con alguna de estas variantes”.

    Destaca que el repunte de contagios: “también se debe a las condiciones climáticas, que han hecho que en época de lluvias los virus respiratorios se transmitan más fácilmente, ya que, por ejemplo, pasamos más tiempo en sitios menos ventilados”.

    Por otro lado, también se debe hablar de la perdida de inmunidad que se había ganado con las vacunas -efecto con duración de entre 4 y 6 meses, ya que los anticuerpos empiezan a disminuir-, y con las defensas generadas de manera natural que se adquieren al contagiarse del virus.

    “Hemos cambiado nuestro comportamiento, a medida que se han quitado las restricciones obligatorias, hemos dejado la decisión a consideración individual, y vemos que cada vez se usa menos el tapabocas y el distanciamiento físico, esto hace que el número de casos aumente”, asegura el médico de la UNAL.

    Es importante tener en cuenta que no es una situación exclusiva de Colombia, sino que está ocurriendo en toda la región, y también en Europa y Asia, teniendo como principal ejemplo a China, que al parecer logró contener los contagios por medio de las medidas de aislamiento obligatorio.

    El infectólogo señala que en el caso de Colombia, “los aislamientos preventivos no tienen cabida con las condiciones que tenemos, lo importante es seguir trabajando en la vacunación y en el uso de tapabocas, es un herramienta útil e importante, aunque no sea obligatoria, cada persona debe ser consciente del riesgo individual y de las personas con las que convive”.

    Las poblaciones con mayor riesgo siguen siendo las mismas, personas mayores de 50 años, con enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad, mujeres embarazadas y con las defensas bajas.

    “Entre más años tiene una persona existe mayor riesgo de complicación por COVID-19, y esto va de la mano con la vacunación, entre más dosis tiene más protección”, afirma.

    En cuanto a la vacunación expone que: “Colombia en esquema completo con dos dosis llego a vacunar 35 millones de personas, sin embargo, aún hay un déficit en personas que necesitan 3 o 4 dosis, solo hay cerca de 15 millones con 3 dosis, y alrededor de 5 millones con 4 dosis”.

    Por esta razón es muy importante que las personas más vulnerables al virus se sigan vacunando, es de estas acciones de las que dependerá el aumento o no de casos y las complicaciones a causa de ellos.

    En cuanto a la ocupación de UCI en el país dice que, “sigue siendo de menos del 50 % de las camas asignadas para COVID-19 ocupadas por pacientes con esta enfermedad”.

    Por otro lado, indica que un fenómeno importante se ha dado en el incremento de la hospitalización de niños por otro tipo de virus respiratorios, como los adenovirus, el sincitial respiratorio o la parainfluenza.

    El experto indica que el país ha pasado por una situación muy dramática durante la pandemia, con alrededor 140.000 fallecidos, lo cual no se puede olvidar.

    Concluye haciendo un llamado a las personas para que sigan cuidándose: “las mutaciones no dependen de nosotros, pero lo que si depende de nosotros es seguir manteniendo las medidas de autocuidado, que no son otra cosa que el uso de tapabocas, distanciamiento físico, lavado de manos, y vacunación”.