Zidres, despojo natural - UNIMEDIOS: Universidad Nacional de Colombia
Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Zidres, despojo natural

Las Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres) son justo lo contrario a un territorio campesino-étnico: son un ordenamiento urbano e industrial de la población y sus territorios agrorrurales; es decir, comunidades excluidas de la agricultura a través de la implantación de quimiocultivos.

Bogotá D. C., 13 de enero de 2016Agencia de Noticias UN-

En Colombia cada vez más aumenta la tendencia a la hiperconcentración de la tierra.

Gráfica 1.

Gráfica 2.

El profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), William Chavarro-Rojas.

Se está ampliando la frontera agrícola en la Amazonia y la Orinoquia.

En un artículo de análisis publicado en la edición 195 de UN Periódico, el profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), William Chavarro-Rojas, señala que los hilos en la discusión de las Zidres son, en primer lugar, los antecedentes y la tendencia hacia la concentración de tierras, bien por compra o bien por contratos de uso, por ambos, con el Estado o con campesinos; luego, la desconcentración de tierras a través de anclar (asociar) a los campesinos con empresas que definen y compran su producción; y por último, la cuestión espacial o el problema de elegir la forma de aprovechar o manipular los elementos de la naturaleza.

Algunos resultados sobre el primer hilo se derivan del trabajo que el Laboratorio Economía, Espacio y Poder (LE2P), iniciativa interfacultades de la U.N., viene haciendo desde 2014.

Según el docente, un buen caso para poner en contexto la presencia de ese hilo es la conexión entre estructura agraria y frontera agraria, a la que se aproximan los estudios “Zonificación de conflictos de uso de las tierras”, realizado en 2000 por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), así como el Atlas de la distribución de la propiedad rural, publicado en 2012 por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y otros autores.

Estos informes, señala, se complementan con los diferentes datos que presentan sobre la relación entre frontera y estructuras agrarias. Según el Atlas, la frontera de la estructura de la propiedad agraria en los años 1984, 2000, 2009 y 2011 era de 35,8; 34,7; 38,4; 40,2 (millones de hectáreas -ha-), respectivamente. En contraste, el estudio sobre la Zonificación registra al año 2000, 58,3 millones de ha de tierras agrarias en uso.

Al respecto, el profesor de la U.N. asegura que la diferencia en hectáreas se debe al método de levantamiento de la información en cada estudio; en el primer caso se usó la malla catastral; y en el segundo, la fotointerpretación satelital. Por supuesto, la secular desactualización del catastro colombiano valida esa extensa diferencia (aproximadamente 24 millones al año 2000). No obstante, el punto es otro, por lo mismo que en el Atlas es invisible la ampliación real de la frontera agraria (esto es, sobre ella no hay catastro), sus conclusiones con respecto a la distribución de la apropiación de la tierra (y la naturaleza) son de poca confianza.

En ese sentido, a pesar de que al dibujar la distribución de la estructura agraria (ver foto N.° 2) aparecen la “cruz” propia de la naturaleza y las tierras hiperconcentradas por pocos individuos, este hecho, que ya es gravísimo con los datos convencionales, sigue siendo subestimado y mal utilizado políticamente.

Por ejemplo, entre 2000 y 2011 se registró una ampliación de la superficie catastrada de 5,57 millones de hectáreas, y de ellas al menos uno de cada cinco (esto es, 1,19 millones) agrandaron los predios que ya en el 2000 tenían más de 2.000 ha. Por eso, afirma el profesor Chavarro, una naturaleza acaparada moldea una ‘cruz’: a medida que cada apropiación individual se hace mayor, el número de predios es menor (hacia la derecha en el eje horizontal, foto N.° 2); y en la otra dirección, más predios se van arrinconando en apropiaciones individuales de menor extensión (hacia la izquierda en el eje horizontal).

Frontera agraria en Orinoquia y Amazonia

La apropiación hiperexcluyente de las tierras y la naturaleza están seriamente subestimadas porque la frontera agraria, que no solo desborda la superficie ocupada por la estructura agraria (catastrada), viene ampliándose en extensas, y muy extensas apropiaciones.

Así lo constata la investigación de Alfredo Molano para la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas (CHCV): “La colonización es un proceso de ampliación latifundista de la frontera. Los colonos se convierten en profesionales de la apertura de mejoras cada vez más lejanas.”

Adicionalmente, menciona el profesor de la U.N., el informe señala que otra área de ampliación son los pastos naturales o naturalizados (con 7,9 millones de ha), que tampoco presentan “manejo especial para el cuidado y desarrollo, […] excepto el trazado y diferenciación de los potreros por medio de cercas. […] El uso principal de esta vegetación es el de pastoreo extensivo […]”. La mayor parte de estas tres áreas de ampliación están en la Orinoquia y norte y centro de la Amazonia, ambas suman 24 millones de ha.

Mediana propiedad, un espejismo

En el siguiente ejercicio puede usarse la imaginación. Los datos convencionales muestran una concentración de tierras y naturaleza que, aunque grave, es inferior a su dimensión real. Una aproximación a esta última se puede conseguir al incluir la frontera agraria (que es invisible para el catastro) en el intervalo de predios con más de 2.000 ha, porque esa frontera se amplía en usos extensivos, y muy extensivos.

Además de mostrar cómo sería la tendencia en la distribución de la apropiación (ver foto N.° 3), también deja ver cómo la concentración subestimada induce un mal uso político e intelectual: desacreditar y debilitar las voces para detener el desenfrenado acaparamiento de naturaleza.

Asimismo, los datos de la estructura agraria hacen creer que, entre 2000 y 2011, la mediana propiedad (es decir, predios de 20 a 200 ha) amplió la superficie ocupada más que la gran-gran propiedad (predios de 2.000 ha o más). La primera avanzó 28 % y la segunda 21,3 %; tomar un período mayor (1984 a 2011) empeora la confusión porque así a la mediana propiedad le corresponde 50,2 % de la ampliación de la superficie ocupada y, en cambio, la gran-gran propiedad se reduce 35,1 %.

La prosperidad de la mediana propiedad ha sido un espejismo, pero en la práctica se ha usado para que la estructura agraria hiperconcentrada haga el trabajo de incubar y engrasar una frontera agraria (sabanas y bosques) de salvaje concentración, que es territorio listo para las Zidres.

Lea el artículo completo en UN Periódico.

(Por: Fin/WCHR/dmh/APBL
)
N.° 992

Otras noticias

El diagnóstico de esta enfermedad es complejo por el número de especialistas que requiere para su evaluación. Fotos: Grupo de Control y Procesamiento Digital de Señales - UNAL Sede Manizales.

Salud

septiembre 29 de 2020

Modelo diagnosticaría TDAH en niños de estratos 1, 2 y 3

Un sistema asistido de diagnóstico, que opera con base en los registros de...

En el estudio, las bacterias produjeron sustancias que inhibieron muchos microorganismos patógenos de importancia hospitalaria. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

septiembre 29 de 2020

Bacterias se comunican para enfrentar cambios ambientales

Los mecanismos de comunicación entre bacterias de sedimentos marinos y la...

Involucrar a niños y jóvenes en el uso de medios de transporte más sostenibles, como la bicicleta, es una de las apuestas de Palmira. Foto: Unimedios Palmira.

Ciudad & Territorio

septiembre 29 de 2020

Seguridad e infraestructura, claves para movilidad sostenible

Estas dos condiciones, acompañadas de una fuerte labor pedagógica, entre otras...

La investigación determina los factores que explican la fidelización de los clientes al servicio prestado por una escuela de fútbol de Bogotá. Fotos: Esperanza Trujillo.

Economía & Organizaciones

septiembre 29 de 2020

Sentimientos fidelizarían a clientes de clubes deportivos

Reforzar en los niños sentimientos como lealtad, confianza, seguridad y...

Uno de los planteamientos de la charla fue la importancia de conservar las especies silvestres y los ecosistemas.

Medioambiente

septiembre 29 de 2020

Ecosistemas protegidos ayudarían a prevenir pandemias

Aunque las zoonosis –enfermedades transmitidas del animal al hombre– han hecho...

Las condiciones de salud bucal de la población colombiana distan de ser óptimas, con más dificultades en zonas rurales. Fotos: Unimedios.

Salud

septiembre 29 de 2020

Medicina tradicional contribuye al cuidado bucal indígena

Yerbabuena, caléndula, altamisa y arrayán son algunas de las plantas utilizadas...

El dióxido de titanio con cobalto (TiO2:Co) se presenta como una opción innovadora para los dispositivos electrónicos del futuro. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

septiembre 28 de 2020

Material que revolucionaría la electrónica, una tesis con mucho futuro

El dióxido de titanio con cobalto (TiO2:Co), un material con menor impacto...

Artes & Culturas

septiembre 28 de 2020

UNAL busca consolidar su red cultural en el país

Consolidar una Red Cultural UN que interconecte y mantenga vivo el quehacer...

l paté de cordero es un producto innovador que sustituye los conservantes químicos por el uso del aceite esencial de jengibre. Fotos: Alejandra Castillo.

Desarrollo Rural

septiembre 28 de 2020

Paté de hígado de cordero, rico en hierro y vitaminas

El nuevo producto cárnico, elaborado a partir de hígado de cordero con adición...

Aunque existe liderazgo por parte de los dos países, aún no hay un sistema internacional bipartita influido por estas naciones. Foto: Kim Haughton- Vía ONU.

Política & Sociedad

septiembre 28 de 2020

¿Nueva Guerra Fría?

Aunque la pandemia ha hecho evidentes las diferencias entre Estados Unidos y...