Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciudad & Territorio

Vivienda social del neoliberalismo sacrifica calidad por cantidad

El neoliberalismo que llegó con Augusto Pinochet a Chile, y que ha influido en la mayoría de los países suramericanos, apuntó a construir viviendas para solucionar un déficit cuantitativo, pero luego de cuatro décadas estas infraestructuras se están demoliendo porque se han convertido en sitios de descomposición social.

Bogotá D. C., 25 de junio de 2020Agencia de Noticias UN-

En Chile fue tal el fracaso de la vivienda social bajo el modelo neoliberal, que las personas desvalijaron sus casas para venderlas por partes.

Colombia es el país que más características comparte con Chile en cuanto al manejo de vivienda social.

La empresa privada no está interesada en construir vivienda social priorizando la calidad, sino el número de lugares de habitación.

En Colombia no se ha tenido en cuenta el diseño urbanístico y las viviendas sociales están apartadas del resto de la comunidad.

Colombia no es la excepción al seguir este modelo, y de hecho parece ser el país que tiene más riesgos de caer en estos errores, tal como lo evidenciarían los programas de vivienda gratis del gobierno de Juan Manuel Santos, que se expresan en cifras de déficit cuantitativo del 26,8 % y cualitativo del 73,2 %, según cifras del DANE de 2018.

Así lo estableció el profesor e investigador Julio Salamanca, de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, quien viajó por Sudamérica en busca de ejemplos que evidencian nuevos enfoques de vivienda social, a pesar de que la mayoría está en un contexto económico que impide la calidad de vida.

Una observación general de la investigación es que, en la medida en que todos los países del continente están bajo la influencia de las inspiraciones neoliberales, se evidencia que siguen los pasos de Chile.

Para 2009, este país observaba un déficit de vivienda rural del 53 %, al tiempo que en Ecuador y Colombia se tenían cifras entre el 50 y 37 % en el escenario nacional respectivamente, datos de déficit bastante altos, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

“La idea de la investigación –producto de un año sabático– era conocer qué pasa en todos los países de Sudamérica con la vivienda social, y en particular con las políticas de vivienda, con el propósito de ver qué cosas buenas se pueden extrapolar para aplicarlas en Colombia”, apunta el investigador.

La atención al déficit cuantitativo cuenta con la participación de la empresa privada, a la que, en la mayoría de los casos, no le interesa la calidad y termina haciendo casas solo para venderlas, sin considerar la realidad de sus pobladores. En tales condiciones, la gente no se apropia de las soluciones ni se genera sentido de identidad a través de la vivienda.

Por otra parte, tampoco se soluciona el problema de pobreza porque la gente sigue afrontando necesidades económicas muy grandes: no pueden pagar impuesto predial, cuota de administración ni servicios que antes no pagaban, a lo cual se suman los altos niveles de desempleo que se perciben en toda Sudamérica.

Cuando la comunidad participa

Sin embargo, el investigador Salamanca encontró casos de buenas prácticas que están mediados por la participación activa de la comunidad a la cual se va a beneficiar.

En Brasil y Argentina, por ejemplo, existen dos programas llamados Bolsao Audi Union y Rosario Hábitat que le apuestan al mejoramiento barrial, un diseño urbanístico que permite el encuentro afuera de las casas, con vías de acceso y regularización. 

En Uruguay hay un modelo de gestión cuyo enfoque es la vivienda cooperativa. La comunidad arma una cooperativa, sus socios ahorran y en determinado momento se hace el proyecto de vivienda que se le adjudica a los miembros.

Pero, a diferencia de otros modelos similares, cuando las casas ya están terminadas, la cooperativa sigue funcionando para recibir usufructo de la vivienda; así siguen trabajando por construir entre todos jardines, bibliotecas y tiendas. No se dan subsidios sino préstamos, y estos proyectos salen 40 % más económicos que en los modelos en los que la base es el neoliberalismo.

De esta investigación se sacan varias conclusiones: primero, que en todos los países el déficit cualitativo es de alrededor de dos veces más que el cuantitativo, por lo que, más que hacer vivienda nueva, es más conveniente y eficiente invertir en programas estatales.

En segundo lugar, se necesita menos dinero para hacer un mejoramiento que para hacer una vivienda entera. Y tercero, cuando se hace vivienda nueva existe desarraigo de redes sociales, y estas son una condición de sobrevivencia para la gente.

(Por: fin/SRB/MLA/LOF
)
N.° 614

Otras noticias

El primer número de la Revista se titula “Congreso y academia: sinergias en medio de la crisis”. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 24 de 2020

Revista Legislación & Prospectiva, nuevo puente entre política y academia

Con esta publicación, una iniciativa de la Universidad Nacional de Colombia...

Junto con la vacuna contra el COVID-19 se deberán seguir usando implementos de bioseguridad. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

noviembre 24 de 2020

“Vacunas no son la solución total a la pandemia”

Las vacunas contra el COVID-19 no van a cambiar ni a resolver todos los...

Los actuales programas computacionales de los mercados de capitales son muy costosos y difíciles de manejar. Foto: Archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 24 de 2020

App enseña a invertir en la bolsa de valores

Los usuarios interesados en invertir en este mercado deben descargar la...

En el conversatorio “Nuevas tendencias en la gestión del riesgo para la toma de decisiones estratégicas” se abordaron los retos tecnológicos actuales. Foto: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 24 de 2020

Gestión del riesgo se proyecta con avances tecnológicos

Inteligencia artificial (IA) para detectar enfermedades con una llamada...

Los habitantes del Centro de Bogotá implementan diferentes estrategias de defensa frente a procesos de renovación urbana. Fotos: Cortesía Michael Tache Victorino.

Ciudad & Territorio

noviembre 24 de 2020

Centro de Bogotá se defiende con participación ciudadana

Relatos y recuperación de la memoria barrial, alianzas con organizaciones...

Las piezas que más se encuentran y se utilizan para reconocer una especie fósil son los molares (dientes). Foto: Juan Sebastián Escobar.

Ciencia & Tecnología

noviembre 24 de 2020

Amplían colección de mamíferos fósiles en el Valle

Bóvidos (parientes de las vacas), proboscídeos (grupos de elefantes) y caballos...

Educación

noviembre 24 de 2020

Juguetes, herramientas útiles en terapias de niños con TEA

Con observación detallada de centros de interés para los niños –como los...

Presentación del trabajo en el XXIX Congreso Colombiano de Ingeniería Química y Profesiones Afines. Fotos: Sebastián Tobón.

Ciencia & Tecnología

noviembre 24 de 2020

Hongos permitirían extraer alimentos de residuos de la madera

Con la utilización de enzimas de hongos nativos de las cepas Aspergillus y...

Claudia Uribe López de Mesa, primera ingeniera en dragas de Colombia, es hoy líder de formalización minera en Buriticá. Fotos: Claudia Uribe y WIM100.

Economía & Organizaciones

noviembre 23 de 2020

Egresada UNAL, una de las 100 inspiradoras de la minería en el mundo

Claudia Uribe López de Mesa, ingeniera de Minas y Metalurgia de la Universidad...

Una opción que da la profesora Lara es poner planificadores visuales para que el niño sepa sus tareas. Foto: Julia M. Cameron / Pexels.

Educación

noviembre 23 de 2020

Acompañamiento, clave para la educación en casa

Entender lo que siente el niño, planificar el día a día y acompañarlo en su...