Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciudad & Territorio

Vivienda social del neoliberalismo sacrifica calidad por cantidad

El neoliberalismo que llegó con Augusto Pinochet a Chile, y que ha influido en la mayoría de los países suramericanos, apuntó a construir viviendas para solucionar un déficit cuantitativo, pero luego de cuatro décadas estas infraestructuras se están demoliendo porque se han convertido en sitios de descomposición social.

Bogotá D. C., 25 de junio de 2020Agencia de Noticias UN-

En Chile fue tal el fracaso de la vivienda social bajo el modelo neoliberal, que las personas desvalijaron sus casas para venderlas por partes.

Colombia es el país que más características comparte con Chile en cuanto al manejo de vivienda social.

La empresa privada no está interesada en construir vivienda social priorizando la calidad, sino el número de lugares de habitación.

En Colombia no se ha tenido en cuenta el diseño urbanístico y las viviendas sociales están apartadas del resto de la comunidad.

Colombia no es la excepción al seguir este modelo, y de hecho parece ser el país que tiene más riesgos de caer en estos errores, tal como lo evidenciarían los programas de vivienda gratis del gobierno de Juan Manuel Santos, que se expresan en cifras de déficit cuantitativo del 26,8 % y cualitativo del 73,2 %, según cifras del DANE de 2018.

Así lo estableció el profesor e investigador Julio Salamanca, de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, quien viajó por Sudamérica en busca de ejemplos que evidencian nuevos enfoques de vivienda social, a pesar de que la mayoría está en un contexto económico que impide la calidad de vida.

Una observación general de la investigación es que, en la medida en que todos los países del continente están bajo la influencia de las inspiraciones neoliberales, se evidencia que siguen los pasos de Chile.

Para 2009, este país observaba un déficit de vivienda rural del 53 %, al tiempo que en Ecuador y Colombia se tenían cifras entre el 50 y 37 % en el escenario nacional respectivamente, datos de déficit bastante altos, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

“La idea de la investigación –producto de un año sabático– era conocer qué pasa en todos los países de Sudamérica con la vivienda social, y en particular con las políticas de vivienda, con el propósito de ver qué cosas buenas se pueden extrapolar para aplicarlas en Colombia”, apunta el investigador.

La atención al déficit cuantitativo cuenta con la participación de la empresa privada, a la que, en la mayoría de los casos, no le interesa la calidad y termina haciendo casas solo para venderlas, sin considerar la realidad de sus pobladores. En tales condiciones, la gente no se apropia de las soluciones ni se genera sentido de identidad a través de la vivienda.

Por otra parte, tampoco se soluciona el problema de pobreza porque la gente sigue afrontando necesidades económicas muy grandes: no pueden pagar impuesto predial, cuota de administración ni servicios que antes no pagaban, a lo cual se suman los altos niveles de desempleo que se perciben en toda Sudamérica.

Cuando la comunidad participa

Sin embargo, el investigador Salamanca encontró casos de buenas prácticas que están mediados por la participación activa de la comunidad a la cual se va a beneficiar.

En Brasil y Argentina, por ejemplo, existen dos programas llamados Bolsao Audi Union y Rosario Hábitat que le apuestan al mejoramiento barrial, un diseño urbanístico que permite el encuentro afuera de las casas, con vías de acceso y regularización. 

En Uruguay hay un modelo de gestión cuyo enfoque es la vivienda cooperativa. La comunidad arma una cooperativa, sus socios ahorran y en determinado momento se hace el proyecto de vivienda que se le adjudica a los miembros.

Pero, a diferencia de otros modelos similares, cuando las casas ya están terminadas, la cooperativa sigue funcionando para recibir usufructo de la vivienda; así siguen trabajando por construir entre todos jardines, bibliotecas y tiendas. No se dan subsidios sino préstamos, y estos proyectos salen 40 % más económicos que en los modelos en los que la base es el neoliberalismo.

De esta investigación se sacan varias conclusiones: primero, que en todos los países el déficit cualitativo es de alrededor de dos veces más que el cuantitativo, por lo que, más que hacer vivienda nueva, es más conveniente y eficiente invertir en programas estatales.

En segundo lugar, se necesita menos dinero para hacer un mejoramiento que para hacer una vivienda entera. Y tercero, cuando se hace vivienda nueva existe desarraigo de redes sociales, y estas son una condición de sobrevivencia para la gente.

(Por: fin/SRB/MLA/LOF
)
N.° 614

Otras noticias

Entre el 5 y el 6 % del PIB, unos 50 billones de pesos, se pierden cada año por corrupción en Colombia. Fotos: Unimedios.

Educación

febrero 24 de 2021

Cátedra busca sinergias para combatir la corrupción

La Cátedra Colombiana: Ciudadanía, Integridad y Lucha contra la Corrupción, que...

Actualmente la apuesta de la UNAL es la convergencia de formatos para mantener una comunicación integral con la sociedad. Fotos Unimedios.

Artes & Culturas

febrero 24 de 2021

Medios de la UNAL, transformación digital para comunicar la ciencia

La Unidad de Medios de Comunicación (Unimedios) de la Universidad Nacional de...

La mastitis puede llegar a reducir la producción lechera hasta en un 50 %. Foto: Unimedios.

Desarrollo Rural

febrero 24 de 2021

Mastitis bovina se detectaría con imágenes infrarrojas

Mediante la segmentación de imágenes térmicas se desarrolló una herramienta...

Las relaciones laborales son la forma de enfrentamiento, negociación e interacción entre directivos y trabajadores de la empresa. Foto: Unimedios.

Política & Sociedad

febrero 24 de 2021

Negociación colectiva de empleados públicos tendría dos caras

Una relación laboral reglamentaria, y otra denominada restringida, fueron...

Una de las herramientas que afianzó el grupo fue la correcta elaboración de referencias bibliográficas, clave en escritos académicos. Fotos: Unimedios.

Educación

febrero 24 de 2021

UN Salvavidas ayuda a estudiantes vulnerables por la pandemia

Ante las dificultades académicas originadas por el modelo virtual implantado...

Inicialmente el curso se ofrecerá a los servicios de salud de las regiones de las nueve sedes de la UNAL. Fotos: Brandon Pinto.

Salud

febrero 24 de 2021

UNAL prepara a 10.000 profesionales para afrontar retos contra vacunación

El 27 de febrero se empezará el “Curso de atención de eventos adversos...

Realizar quemas controladas previas a la época de fuegos evita que haya mucho material vegetal para quemarse. Foto: Tania Marisol González.

Medioambiente

febrero 24 de 2021

Llanos colombo-venezolanos, en alto riesgo de fuego

Alrededor de 5 millones de hectáreas dentro de las áreas protegidas del Parque...

Para el periodo 2021-I, fueron admitidos 240 aspirantes en la UNAL Sede de La Paz. Fotos: Comunicaciones – UNAL Sede de La Paz.

Educación

febrero 23 de 2021

Nuevos estudiantes de la UNAL Sede de La Paz reciben inducción

Los 240 aspirantes admitidos para el primer semestre de 2021 en los programas...

Escribir a mano desarrolla más habilidades perceptuales del sistema espacial y permite trabajar los patrones motores para diferentes actividades. Fotos Unimedios.

Educación

febrero 23 de 2021

Escribir a mano desarrolla la inteligencia y la memoria

Aunque por la pandemia han primado los teclados, la escritura manual es un...

Fragmentos de piezas de la tradición cerámica Pasto (estilo Tuza). Fotos: Heimar Cortés.

Artes & Culturas

febrero 23 de 2021

Hallan vestigios de transformaciones culturales hispanas en Pasto

Fragmentos de alfarería de diferentes tradiciones culturales, entre ellos...