Escudo de la República de Colombia

Salud

Veneno de una misma especie de serpientes varía según su hábitat

El contenido de proteínas en venenos de las serpientes de la familia Viperidae, entre las que figuran las comúnmente llamadas mapaná, cuatro narices o cascabel, presentan variaciones, lo que incidiría en la producción de sueros antiofídicos más eficaces.

Bogotá D. C., 19 de julio de 2018Agencia de Noticias UN-

Mapaná, taya X, cuatro narices Bothrops asper. Foto: cortesía INS.

Cascabel: Crotalus durissus. Fotos: archivo particular

Patoco, patoquilla: Porthidium lansbergii.

Cada año se reportan en el país cerca de 4.000 mordeduras de serpiente.

Alrededor del 95 % de las mordeduras de serpientes reportadas en el país son infringidas por los géneros Bothrops, Porthidium, Bothriechis, Bothriopsis y Bothrocophias.

La investigadora Rosamery Niño Pérez, magíster en Toxicología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), determinó que dentro de muestras de veneno de serpientes del mismo género y especie –incluso ubicadas en regiones distantes y cercanas– se pueden presentar diferencias en cuanto al contenido proteico. 

Esta información, obtenida por medio de métodos de cromatografía líquida y electroforesis, se debe tener en cuenta al momento de desarrollar el suero antiofídico, considerado como el único tratamiento eficaz contra la ofidiotoxicosis. 

La magíster Niño analizó muestras de venenos de 15 especies de serpientes de seis géneros de la familia Viperidae, responsable de la mayor parte de los cerca de 4.000 casos de mordeduras reportados anualmente por el Sistema de Vigilancia en Salud Pública en el país. 

Además se estableció una relación entre la presencia de determinadas familias de proteínas de estos venenos con las encontradas en los de serpientes reportados en la literatura consultada, especialmente de Costa Rica, un país líder en estos estudios, junto con Brasil, según la investigadora. 

Así mismo, en el veneno de aquellas del género Bothriechis –conocidas comúnmente como víbora de tierra fría, cabeza de candado, víbora de pestaña, colgadora y oropel– se determinó la posible presencia de fosfolipasa A2 y metaloproteinasa, proteínas que provocan un efecto mionecrótico, fribrinolítico y hemorrágico. 

En el género bothriopsis –cuyas especies se han encontrado en tierras bajas de bosques lluviosos asociados con cursos de agua en la Amazonia colombiana, peruana, boliviana y ecuatoriana– se estableció la posible presencia de serin proteasa, metaloproteinasa y fosfolipasa A2, las cuales provocan daño en la piel, reacción inflamatoria y hemorragia. 

En el género Bothrops –en el cual se encuentran especies como la B. asper, conocida como barba amarilla, cuatronarices, equis, rabo de chucha y mapaná– se encontró una elevada presencia de posible metaloproteinasa, lo que coincide con su acción hemorrágica reportada, mientras que en el caso del género Crotalus –llamadas popularmente cascabel– la investigadora advierte la presunta presencia de la fosfolipasa A2 crotoxina. 

Para el género Lachesis, en cuyas especies los adultos suelen tomar el color del suelo –rosáceo bronce, naranja bronce, rojizo marrón o amarillento– se propuso la presencia mayoritaria de metaloproteinasa y fosfolipasa A2, proteínas que provocan daño vascular y necrosis. Finalmente, en el género Porthidium –al que pertenece la especie lansbergii, conocida como patoco, patoquilla o veinticuatro– se presentaron desintegrinas (polipéptidos). 

Con esto se demuestra que la presencia o no de determinadas proteínas en los venenos ocasiona efectos tóxicos distintos para cada tipo de accidente ofídico que desencadenan las mordeduras de serpientes venenosas. 

“Por ejemplo en el género Crotalus se han encontrado toxinas conocidas como crotamina y crotoxina. En unas serpientes se encuentra solo una de estas, y en otras las dos. El efecto tóxico cuando están los dos componentes va a ser más grave que uno solo”, explica la investigadora. 

Casos en Colombia 

Cerca del 95 % de las mordeduras de serpientes venenosas reportadas en el país son ocasionadas por los géneros Bothrops, Porthidium, Bothriechis, Bothriopsis y Bothrocophias, especialmente por las especies Bothrops asper, Lachesis spp. y Crotalus durissus cumanensis

Estos casos tienen una tasa de fatalidad por envenenamiento de entre el 1 y el 3 %, y en las regiones de la Orinoquia y la Amazonia; el 6 % de los pacientes atendidos por mordedura sufre algún tipo de secuela. 

La especie Bothrops asper es la responsable del 60-90 % de las muertes secundarias a la mordedura de serpiente. 

El trabajo contó con el apoyo del Instituto Nacional de Salud (INS) y con la asesoría de la doctora Claudia Consuelo Rubiano Castellanos, profesora de la Facultad de Química de la U.N.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 921

Otras noticias

Directivas de la U.N. se reunieron en Valledupar con el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle.

Educación

febrero 22 de 2019

La U.N. Sede La Paz, lista para recibir a sus primeros estudiantes

Según el organigrama previsto, el 31 de mayo se publicaría la convocatoria...

Tanque propuesto por la U.N. Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

febrero 22 de 2019

Sistema remueve sedimentos en pequeñas hidroeléctricas

Este modelo limpia permanentemente el lodo, las piedras y otros materiales...

La violencia ejercida sobre personas de los sectores LGBTI está presente en la sociedad. Fotos: archivo particular

Salud

febrero 22 de 2019

Violencia en parejas LGTBI, cada vez más frecuente

Los episodios de violencia se vuelven tan frecuentes en esta comunidad, que con...

Como los agroecosistemas en el Valle cambiaron paulatinamente hacia un predominio de caña, el hábitat de las zarigüeyas se hizo más hostil. Fotos: Lina Gómez

Desarrollo Rural

febrero 22 de 2019

Calor y desnutrición afecta zoocría de zarigüeyas

En un estudio de 57 animales en cautiverio estos pesaron en promedio un 36 %...

Las gallinas criollas ponen huevos de tonalidades verdes, azules y marrones, muy similares a los de la gallina araucana. Fotos: cortesía Grupo de Investigación en Genética Animal (GIGA).

Desarrollo Rural

febrero 22 de 2019

¿De dónde viene la gallina colombiana?

A partir del análisis genético a muestras de sangre de gallinas criollas de 13...

El estudio propone entablar un puente entre los conocimientos ancestrales y la ciencia occidental en las instituciones educativas. Fotos: archivo Unimedios

Educación

febrero 21 de 2019

Cosmovisión indígena no aparece en textos educativos del Guaviare

La predominante presencia de los contenidos convencionales de ciencias...

Seguridad, movilidad y calidad de vida son temas que preocupan a los bogotanos. Foto: www.flickr.com

Ciudad & Territorio

febrero 21 de 2019

La Bogotá de los precandidatos del CD a la Alcaldía

Seguridad, movilidad y educación son los aspectos más importantes que se deben...

Para la sostenibilidad y ecoeficiencia agrícola en la región, la investigación le apuntó a la competitividad económica, la equidad social y el impacto ambiental. Fotos: Édgar Rodríguez – U.N. Sede Palmira

Desarrollo Rural

febrero 21 de 2019

Degradación de suelos en la Orinoquia se podría mitigar

Rotar los cultivos y hacer siembras manuales, además dar un viraje hacia...

Este primer acercamiento fue organizado y dirigido por la Dirección de Relaciones Exteriores de la U.N. Fotos: Luis Palacios – Unimedios.

Educación

febrero 21 de 2019

La U.N. se acerca a la U. de Padua

Ciencias agrícolas, veterinaria, ciencias de la salud e historia son algunas de...

Invitado por la Maestría en Escrituras Creativas, el autor compartió con los asistentes una reflexión sobre la relación del cerebro con la creación literaria. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Artes & Culturas

febrero 21 de 2019

Las ficciones nos preparan para la vida: Volpi

“Todo el tiempo nuestro cerebro está tratando de adelantarse al futuro, es...